Cremas, champús y lociones podrían estar alterando su salud

disruptores 75

El sistema endocrino es una red de glándulas y órganos que producen, almacenan y secretan hormonas. Cuando funciona normalmente, el sistema endocrino trabaja con otros sistemas para regular el desarrollo y funcionamiento saludable del cuerpo durante toda la vida.

Los químicos disruptores endocrinos (DE) son sustancias en el medio ambiente (aire, suelo o agua), fuentes de alimentos, productos de cuidado personal y productos procesados que interfieren con el funcionamiento normal del sistema endocrino de su cuerpo.

Dado que los DE provienen de muchas fuentes diferentes, las personas están expuestas de varias maneras, incluido el aire que respiramos, los alimentos que comemos y el agua que bebemos.

Los DE también pueden ingresar al cuerpo a través de la piel, es aquí donde los productos de cuidado personal juegan un papel importante como disruptores del sistema endocrino. El champú con el que nos bañamos, el jabón de cuerpo y manos que usamos, la crema humectante, el fijador, el desodorante, el perfume, el maquillaje: todos potenciales disruptores.

La ropa, es otro factor disruptor común, en especial la de confección sintética.

Alteraciones hormonales, el efecto

Los DE son sustancias químicas o mezclas de sustancias químicas que interfieren con la forma en que funcionan las hormonas del cuerpo. Algunos DE actúan como “imitadores de hormonas” y engañan a nuestro cuerpo haciéndole creer que son hormonas, mientras que otros DE impiden que las hormonas naturales hagan su trabajo.

Otros DE pueden aumentar o disminuir los niveles de hormonas en la sangre al afectar la forma en que se producen, descomponen o almacenan en nuestro cuerpo. Finalmente, otros pueden cambiar la sensibilidad de nuestro cuerpo a diferentes hormonas.

Los disruptores pueden alterar muchas hormonas diferentes, por lo que se han relacionado con numerosos efectos adversos para la salud humana, incluidas alteraciones en la calidad del esperma y la fertilidad, anomalías en los órganos sexuales, endometriosis, pubertad temprana, función alterada del sistema nervioso, función inmune, ciertos cánceres, problemas respiratorios, problemas metabólicos, diabetes, obesidad, problemas cardiovasculares, discapacidades de crecimiento, neurológicas y de aprendizaje, y más.

Uno de los casos más populares de disruptores endocrinos es el del DDT, insecticida que le valió un premio Nobel de Fisiología en 1948, pero que años más tarde entraría en un interminable ir y venir de prohibiciones de uso por sospechas sobre su toxicidad.

Artículo publicado el 28 de abril de 2024 en la edición 1109 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.