Planta de nuevo gobierno a mayos-yoremes

ASAMBLEA MAYO-YOREME. El desaire de las autoridades.

Indiferencia provocará movilizaciones

Una vez más, Rodolfo Jiménez López, secretario general de Gobierno en Sinaloa, despreció a la etnia mayo-yoreme al declinar reunirse con ellos y sancionar una asamblea comunitaria, en la que se le pondría fin a conflictos internos, que ya provocaron un ataque a machetazos como forma de intimidar a un grupo para quedarse con la representación indígena y así obtener dividendos que el propio funcionario paga a diestra y siniestra, acusaron.

La causa del desprecio oficial: cuestiones de agenda, habría justificado Crescencio Ramírez Sánchez, un indígena triqui asignado como Comisionado de Asuntos Indígenas en el Gobierno de Rubén Rocha Moya.

Este, el sábado 20 de abril llamó a Felipe de Jesús Montaño Valenzuela, cobanaro de Ohuira, para comunicarle que Jiménez López no podría sancionar la asamblea del domingo 21 de abril por “cuestiones de agenda” y pidió reprogramarla dos semanas más tarde.

El gobernador tradicional se negó, pues ya estaba en marcha el protocolo. La asamblea se realizó sin gobierno, manteniéndose los conflictos por la duplicidad de autoridades tradicionales, que a juicio de Montaño son promovidas desde los gobiernos locales para la confrontación interna, que termine en la erradicación de los indígenas y el desplazamiento forzado de sus tierras, donde buscan asentar una industria petroquímica con capital extranjero, robándoles el medio ambiente que durante siglos han cuidado.

Tras la negativa de Rodolfo Jiménez López, la asamblea comunitaria se realizó y entre los acuerdos fue notificar el resultado, una vez más, al propio funcionario, pero también pasarán a la ofensiva, denunciando los hechos.

En la asamblea, la comunidad ratificó por unanimidad a Felipe como su cobanaro, y le amplió la responsabilidad de conducir la defensa legal, popular y étnica del centro ceremonial de Nuestra Señora del Carmen, pero también le aclaró que deberá de buscar una solución a la duplicidad de cobanaros, ponderando el diálogo antes que la violencia que practican los opositores y los gobiernos federal, estatal y municipal.

Los mayos-yoremes no lograron unificar los criterios para una asamblea general, en la que se elegiría al cobanaro. Los asambleístas pretenden que el Gobernador Tradicional hable la lengua o la comprenda, que acredite haber participado en las fiestas tradicionales, que sea originario de Ohuira, mayor de edad y sin antecedentes penales.

También rechazaron que el poder otorgado al Gobernador Tradicional por el pueblo sea ratificado por una asociación civil, cuando esto es facultad del Gobierno de Sinaloa, pero sólo para manejo interno como la asignación de recursos públicos, programas de gobierno y subsidios.

El gobierno declinó su fe pública a una asociación civil que tiene más de 30 años manipulando representaciones, sin tomar en cuenta a los indígenas, solo como una forma de vida y de tráfico de influencias, aseguró Claudia Quintero Sandoval, una de las mujeres lideresas de la cofradía.

“Con la negativa de observar, anticiparon su intención de continuar violentando los derechos de la autonomía y libre determinación de las comunidades originarias, por tanto, van a seguir siendo los directamente responsables de lo que nos pueda pasar a nosotros, porque estamos amenazados y contamos con protección, pero es insuficiente”, acusó.

A la asamblea tampoco asistió Antonio Valenzuela Convera, el cobanaro disidente, quien es reconocido por el Gobierno del Estado y habría incitado el ataque a las autoridades cuaresmales del centro ceremonial de Nuestra Señora del Carmen, el Miércoles de Tinieblas, cuando pretendió romper la tradición mayo-yoreme de encender un castillo de fiesta cuando se recordaba la pasión y muerte de Jesús a manos de los romanos y fariseos. De acuerdo con la notificación del momento.

Los mayos-yoremes en asamblea recordaron que los gobiernos constituidos pretenden aniquilar la resistencia indígena para despojarlos de sus territorios y entregarlos a empresarios sin escrúpulos en una segunda conquista, pero ahora, promovida por las propias autoridades. “No nos respetan, así que tenemos que ganarnos ese reconocimiento”, concluyó Abraham Cozari, líder del consejo de Ancianos.

“El Gobierno quiere aniquilarnos, dividirnos y usan a hermanos indígenas sin escrúpulos, sin conciencia ni identidad, que sólo ven el dinero ensangrentado que el gobierno les entrega. Si los indígenas nos organizamos, el gobierno se hace chiquito; si nosotros tomamos y hacemos respetar nuestras decisiones, el gobierno tiembla. Por eso, ellos quieren dividirnos aquí, en Juan José Ríos, en San Miguel, en El Fuerte y en Choix. Defendamos nuestra identidad, nuestro pueblo, nuestros usos y costumbres; defendámonos con lo que tengamos”, arengó Montaño.

Artículo publicado el 28 de abril de 2024 en la edición 1109 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1111
GALERÍA
Organizaciones, medios de comunicación y periodistas exigieron al Estado Mexicano extraditar a Dámaso López Serrano, el Mini Lic, para que sea juzgado por el asesinato del periodista Javier Valdez.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Noticias

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.