noviembre 25, 2020 4:49 AM

En el ‘culiacanazo’, la justicia en el limbo

OVIDIO GUZMÁN. La detención frustrada.

A un año del operativo fallido para detener a Ovidio Guzmán, la FGR no determina responsabilidades para nadie

 

 

 

Las fiscalías que iniciaron investigaciones por los enfrentamientos registrados el 17 de octubre de 2019 en Culiacán, no han terminado de integrar las carpetas de investigación.

A un año del operativo fallido para detener a Ovidio Guzmán, hijo del Chapo Guzmán, no hay resultados en las investigaciones de acuerdo con información dada a conocer vía Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Lea: 17 de octubre: aquí no ha pasado nada https://bit.ly/2T3smLX

Las Fiscalías General de la República y General Militar no han ejercitado acción penal por ninguna de sus investigaciones. No hay detenidos y tampoco órdenes de aprehensión.

De acuerdo con las respuestas de las fiscalías lo único que pueden dar a conocer es que continúan integrando las carpetas.

Cualquier otra información relacionada con el “culiacanazo” la clasifican como reservada o confidencial, o declaran la inexistencia o remiten a las conferencias matutinas del presidente Andrés Manuel López Obrador ofrecidas los días siguientes al operativo.

Personal de la delegación estatal de la FGR informó que la carpeta de investigación se inició por el delito de terrorismo.

Según el Artículo 139 del Código Penal Federal comete el delito de terrorismo quien “intencionalmente realice actos en contra de bienes o servicios, ya sea públicos o privados, o bien, en contra de la integridad física, emocional, o la vida de personas, que produzcan alarma, temor o terror en la población o en un grupo o sector de ella, para atentar contra la seguridad nacional o presionar a la autoridad o a un particular, u obligar a éste para que tome una determinación”.

La investigación se lleva en la delegación, y no fue turnada a la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas de Fuego de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada.

Vía Ley de Acceso a la Información la fiscalía únicamente informó que abrió la carpeta de investigación FED/SIN/CLN/01610/2019 y  que ésta todavía continuaba en integración hasta agosto pasado.

La FGR señaló que no podía dar a conocer los avances, ni siquiera precisar cuántos agentes y de qué corporaciones participaron en los tiroteos y cuántos resultaron lesionados o muertos.

“Cabe precisar que dicha indagatoria se encuentra en trámite ante este Ministerio público de la federación, circunstancia por la cual toda la información o documentos inmersos en la misma se encuentran clasificados como reservados, motivo por el cual no es posible su entrega o divulgación”, respondió.

 

20 DE OCTUBRE DE 2019. Un día después. Foto: Ríodoce.

 

La Fiscalía clasificó como reservada la información sobre si, tras los enfrentamientos, solicitó orden de aprehensión de Ovidio.

Lea: Operación Ovidio: precipitada, improvisada y fallida https://bit.ly/36jR3rJ

“Existe una imposibilidad jurídica para pronunciarse respecto a la existencia o inexistencia de alguna orden de aprehensión que pueda vincularse con un supuesto diverso al de sentencia irrevocable en contra de la persona física referida, toda vez que las personas poseen información que se encuentra en el ámbito de lo privado y divulgar dicha información vulneraría sus derechos a la privacidad, buen nombre y honor, así como a la intimidad y presunción de inocencia de las personas en comento”, señaló.

La Secretaría de la Defensa Nacional también inició una investigación a los elementos militares que participaron en el operativo.

En la conferencia matutina del 31 de octubre del año pasado, el titular de la Sedena, Luis Crescencio Sandoval, dio a conocer que ya se habían iniciado las investigaciones.

“Para deslindar responsabilidades hacia las instancias y personal militar se designó un equipo multidisciplinario de la Fiscalía Militar para que se trasladara a la plaza de Culiacán e iniciara las carpetas de investigación para determinar si se infringió o no la disciplina militar; esto ya está en curso”, dijo.

Un año después la Fiscalía Militar continúa con la investigación y no ha determinado ejercer acción penal en caso de que los soldados hayan incurrido en un posible delito o el no ejercicio de la acción penal.

La Sedena dio a conocer que el 18 de octubre el Quinto Agente del Ministerio Público de la Fiscalía General Militar inició una carpeta de investigación que aún se encuentra en integración.

“Se hace de su conocimiento que aún no se cuenta con el resultado de la investigación, en virtud de que la carpeta de investigación se encuentra en integración”, informó.

La Sedena se niega a proporcionar cualquier información relacionada con el operativo, ni siquiera las versiones públicas de los informes que elaboraron los agentes que participaron en el operativo.

“Se hace de su conocimiento que, después de haber realizado una exhaustiva búsqueda en el Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional, no se localizó expresión documental con información que pueda dar respuesta a su solicitud”.

Señaló que “atendiendo el principio de máxima publicidad, se hace de su conocimiento que los datos con los que se cuenta sobre hechos suscitados el 17 de octubre de 2019 en Culiacán, Sinaloa, se encuentra a su disposición la versión pública en la página internet de la Presidencia de la República, mismo que es parte de la conferencia matutina del C. presidente de la República el día 30 de octubre de 2019”.

Artículo publicado el 11 de octubre de 2020 en la edición 924 del semanario Ríodoce.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 930
22 de noviembre del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos