julio 24, 2021 10:19 AM

CJNG, una creatura del cártel de Sinaloa

JALISCO. El Estado impotente.
JALISCO. El Estado impotente.

Hace dos años, los jefes del Cártel de Sinaloa, los Zambada, los Guzmán, los Cázares, los Esparragoza, decidieron que sus familias ya no podían estar en Jalisco. Todas estas familias y muchas más, como los Caro, los Fernández, los Coronel, los Salazar, los Félix… han estado allá históricamente desde que la mafia sinaloense se expandió, primero por necesidad, a partir de la Operación Cóndor en 1977, y luego porque encontraron en ese estado casi el paraíso: un lugar para esconderse, un centro de operaciones excepcional por su ubicación, y una zona dónde lavar gran parte del dinero que habían ganado y seguían ganando con el tráfico de drogas.

Hicieron de Jalisco su segunda casa. Guadalajara y Zapopan —conurbado a la capital— fue su casa por más de 35 años. Pero el terreno se les achicó a principios de la presente década. Un grupo de narcotraficantes locales, con los que habían establecido una alianza para combatir el ingreso de Los Zetas, se les había volteado y ahora pugnaba por expulsar a los sinaloenses de lo que consideraba su territorio.

Se trataba del Cártel de Jalisco Nueva Generación, comandado por un hombre llamado Nemesio Oceguera Cervantes, el Mencho, quien, de la mano del propio Cártel de Sinaloa, creció como el monstruo creado por el doctor Frankenstein, que luego se volvió contra su creador.

Las fuerzas del Mencho empezaron a descabezar la organización de los sinaloenses en la zona a partir de que rompieron con ella en 2012. Secuestraron y asesinaron a muchos de  los operadores sinaloenses y amenazaron con meterse también con las familias de los capos. Hasta que aquí se llegó a la conclusión de que había que traerse a sus esposas, hijos y nietos porque ya no se podía estar allá so pena de enfrentar la consigna que el Mencho se había propuesto a sangre y fuego: expulsarlos.

Finalmente lo logró y se adueñó totalmente de la plaza. El año pasado, una vez liberado Rafael Caro Quintero —obtuvo su libertad en agosto de 2013—, se ventiló desde el mundo del hampa que se habían realizado reuniones de capos en Sinaloa donde participó el Mencho, aunque eso solo quedó en un mero rumor. Se suponía, entonces, que habían llegado a un acuerdo.

El CJNG surgió primero llamándose los Matazetas. Ese es su origen y lo hizo como una creatura del cártel de Sinaloa para evitar la incursión de los Zetas a sus territorios. Luego se transformó en cártel y trabajó como punta de lanza de los sinaloenses sobre todo en las operaciones bélicas. Pero el Mencho acumuló más poder del que habían calculado los Esparragoza, los Guzmán y los Zambada. Trabajaba de la mano de Ignacio Coronel, pero muerto éste a manos del Ejército Mexicano en julio de 2010, empezó a trabajar por la libre, hasta que en 2012 hizo público su rompimiento con el Cártel de Sinaloa.

De la mano de Los Cuinis, una organización regional, cuyos líderes —los hermanos González Valencia —oriundos de Michoacán— están emparentados con Nemesio Oceguera, el CJNG se convirtió en un verdadero monstruo ya no solo para sus antiguos aliados, sino también para el gobierno.

Ya en marzo 2012, cuando detuvieron a uno de sus líderes, Erik Valencia Salazar, el 85, el CJNG había dado muestras de su belicosidad, al incendiar al menos 25 vehículos y tapar calles. Y fue en ese contexto que el propio cártel anunció su rompimiento con los capos sinaloenses.

Su poderío fue denunciado no hace mucho por el propio gobernador de Jalisco, que pedía a las autoridades federales intervenir para detenerlos. Y con tal vehemencia lo dijo que acusó a los dos gobiernos panistas que lo antecedieron de haber tenido acuerdo con los líderes del cártel, razón por la cual habían crecido tanto.

No hace mucho, en abril pasado, el propio gobierno norteamericano advirtió que esta organización y Los Cuinis estaban por encima, en poderío económico, que el cártel de Sinaloa. Por ello la Oficina para el Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos (OFAC), boletinó a esas dos organizaciones criminales, particularmente a Nemesio Oseguera Cervantes, líder del CJNG y a Abigael González Valencia, líder de Los Cuinis —detenido el 28 de febrero por la Armada de México, ubicándolos como los nuevos blancos prioritarios de sus pesquisas.

 

Bola y cadena

LOS HECHOS DEL 1 DE MAYO, con la violencia desatada por el Mencho al percibir que las fuerzas federales iban por él, muestran el poderío de este nuevo cártel de la droga, pero, sobre todo, la debilidad de un estado frente al crimen organizado, la falta de inteligencia y la incapacidad reiterada para combatir con éxito al crimen organizado. Sabían del poder de fuego del cártel y de sus tácticas y estrategias. De ahí que la  responsabilidad mayor, sobre todo por la pérdida de elementos federales en los combates, sea de los mandos que orquestaron la operación. De nadie más.

 

Sentido contrario

EXISTEN VERSIONES ENCONTRADAS sobre el estado de la relación entre el Cártel de Sinaloa y el CJNG. Pero si fuera cierto que ya no había una sociedad, no se descarte que la operación para desmantelar la organización de Jalisco tenga como fin, ordenada por los Estados Unidos, la restauración del poder de los sinaloenses en esa región. Algo similar hicieron en Tijuana y en Ciudad Juárez, no se olvide.

 

Humo negro

A UN MES DE QUE HABÍAN EMPEZADO las campañas, lo más notable que había hecho el candidato independiente por el Distrito 05, Manuel Clouthier Carrillo, era instalar algunos anuncios espectaculares por la ciudad. Su presencia, como la del resto de los candidatos, ha sido más bien testimonial de un esfuerzo auténtico por abrir brecha a las candidaturas independientes, pero de dudoso impacto en los hombres y mujeres que el próximo 7 de junio podrían salir a votar. Por eso debe agradecer la estulticia de un director de escuela de la UAS, que lo sacó de un aula por estar violentando, dijo, disposiciones legales y ordenamientos internos de la casa rosalina.

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 964
18 de julio del 2021
GALERÍA
Abanderados de México y apertura de juegos Olímpicos Tokio 2020 sin público
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.