junio 14, 2021 12:56 PM

STASE: Democracia pisoteada; Heráldez, dos años más

stase 1
Golpes, rechiflas, marcha y quema de playeras en la asamblea dispuesta “a modo”
Jesús Armando Heráldez Machado había asegurado enérgicamente, días antes de la asamblea del 2 de mayo, que sería la base sindical la que aprobaría los dos años de ampliación a su periodo al frente del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado (STASE).
Pero el 2 de mayo, la base sindical del aparato gubernamental se enfrentó a golpes, tomó las calles y quemó playeras afuera del Palacio de Gobierno en protesta por la asamblea “a modo”, donde Heráldez y su comité votó una permanencia por dos años más y salió huyendo por la puerta trasera.
La mañana del pasado viernes, el bulevar Zapata se llenó de burócratas que con pancartas y cartulinas exigían a gritos una votación en urnas, rechazaban los dos años de ampliación al actual Comité Ejecutivo y acusaban a su dirigente de autoritario.
La cita a la Asamblea sindical era a las 11:00 de la mañana, pero desde las 8 horas, los sindicalizados ya estaban ahí, vigilantes de que la asamblea no se “inflara” con personas que no pertenecieran al STASE. Sin embargo, el acceso al salón les fue negado y poco a poco, cientos se concentraron alrededor del lugar en espera de que las puertas se abrieran.
Los rumores se esparcieron y el ánimo comenzó a encenderse cuando los que esperaban afuera se enteraron que adentro del salón ya había sindicalizados afines al comité ejecutivo, quienes ingresaron desde las 06:00 horas y ocuparon los primeros lugares del recinto.
Las puertas se abrieron sólo hasta que un grupo de policías estatales y fuerzas especiales custodiaron el acceso al lugar. La presencia policiaca ofendió a los burócratas.
“Jamás se había visto esto, ni que fuéramos delincuentes para que traigan policías, los delincuentes están allá adentro”, expresaba molesta una trabajadora.
Uno a uno, los trabajadores ingresaron con invitación en mano, talón del último pago y credencial de elector al salón de eventos con capacidad para mil 200 personas, pese a que el STASE cuenta con más de siete mil afiliados.
Alrededor de las 11:30 horas, Armando Heráldez Machado arribó al lugar, y detrás de él las puertas se cerraron, mientras que afuera, a centenas de sindicalizados se les negó el acceso al recinto.
Evidentemente divididos, los sindicalizados afines a Heráldez se ubicaban en las primeras diez filas frente al presídium, vistiendo playeras blancas con la leyenda “Unidos ganamos todos”.
Atrás de ellos, el resto de los presentes no vestía de blanco pero levantaba cartulinas naranjas con frases como “No a la intimidación, voto por urnas”, “Si uno es legal, dos es una ofensa”, “No queremos uno, menos dos”, en referencia a los años que Heráldez prolongó su dirigencia.
Y entonces, la burla comenzó.
Para designar al presidente del debate y dos escrutadores, el comité se abrió a las propuestas y en cuestión de segundos, cinco personas con playeras blancas corrieron al pódium y entregaron los nombres de las propuestas, todos ellos afines al comité ejecutivo.
La acción desató la furia que era evidente y se había contenido desde varias horas.
Encabezados por el exlíder sindical, Gabriel Ballardo Valdez, un grupo de hombres se abría paso entre la multitud, buscando llegar hacia el pódium para denunciar que afuera aún había más de mil trabajadores que no habían podido ingresar al lugar, según sus estimaciones.
Al toparse con los simpatizantes de Heráldez Machado, los golpes, jaloneos e insultos comenzaron.
Dos veces aventado al piso, Ballardo Valdez no cesaba en los intentos por subir al templete y desde abajo pedía el micrófono a Heráldez Machado para dirigirse a la asamblea.
La sesión no se detuvo. Incluso, Heráldez Machado leyó su tercer informe de labores en medio de un agresivo forcejeo abajo del pódium y opacado por la rechifla y abucheos de sus opositores.

Asamblea sindical. Votos entre empujones y rechiflas.
Asamblea sindical. Votos entre empujones y rechiflas.

Dos años, en menos de cinco minutos
El quinto punto de la orden del día ni siquiera se discutió. La propuesta para ampliar el periodo del comité ejecutivo por dos años más se leyó y votó en menos de cinco minutos.
Las 10 filas de playeras blancas frente al templete levantaron la mano. El resto gritaba, chiflaba, alzaba sus cartulinas con frases que rechazaban la ampliación, pero ya nada importó. La “mayoría absoluta” se oficializó.
Con la misma rapidez que se realizó la votación, los integrantes del presídium tomaron sus cosas y salieron corriendo por la puerta trasera del salón.
“Tuve varios golpes en la cabeza, me tumbaron, no sé ni quien me agredió, me agarraron por todos lados para no dejarme llegar, no me dejaron ni proponer al presidente de debates, ¿quiere decir que si un trabajador sindicalizado quiere hablar se hace un zafarrancho?”, cuestionaba Ballardo Valdez minutos después del enfrentamiento.
El ex secretario general del STASE aseguró que afuera del salón quedaron más de mil trabajadores de base a quienes no se les permitió el acceso, por lo que se ponía en duda el quórum legal para celebrar la asamblea estatal.
Pero el desquicio de los burócratas no se quedó ahí.
Convencidos de que representaban la opinión de la mayoría, los trabajadores salieron del salón donde se celebró la asamblea y tomaron la calle Insurgentes rumbo al Palacio de Gobierno.
Al llegar a la explanada del Palacio, quemaron algunas playeras blancas, esas con las que se había identificado el grupo de Heráldez Machado.
Sindicalizados del Gobierno. La democracia al cesto.
Sindicalizados del Gobierno. La democracia al cesto.

Más represión contra sindicalizados
Luego de meses denunciando irregularidades, a Lilian Raygoza Ochoa se le acabó la protección. El gobierno estatal ordenó su despido de manera arbitraria y su dirigente sindical, prácticamente le dio la espalda.
El viernes 25 de abril, a Raygoza Ochoa, delegada sindical en la dirección de Fiscalización se le notificó su despido, argumentado en el decreto de austeridad del aparato gubernamental, aunque días después se dijo que se trataba de la acumulación de actas administrativas.
Pero Raygoza Ochoa no se quedó callada, rechazó firmar cualquier documento y dio aviso a todos los trabajadores del área.
Tres días después, el lunes 28 de abril, la Dirección de Fiscalización entraría en un paro de labores estatal que se prolongaría durante tres días. Los sindicalizados de fiscalización en Mazatlán, Los Mochis, Guasave y Culiacán dejaron de trabajar en protesta por el despido injustificado de la delegada.
“Es muy injusto y están violando todos nuestros derechos. Es una represalia por las manifestaciones que hemos venido haciendo porque entonces significa que nunca tuvimos una verdadera mesa de diálogo”, denunció Raygoza Ochoa.
Al primer llamado, Armando Heráldez Machado sí respondió.
El dirigente del STASE se presentó el lunes a Fiscalización y convocó al paro de labores; aseguró que el despido violentaba los derechos del sindicalizado y que el caso de Raygoza Ochoa se solucionaría.
Pero pasados los tres días en paro, la solución no llegó y Heráldez Machado ya no regresó las llamadas.
El argumento que se le dio a la delegada despedida fue que el líder del STASE se encontraba ocupado en la organización de la asamblea estatal.
Cuestionado sobre la protesta de los trabajadores, el gobernador Mario López Valdez garantizó una solución al conflicto en el transcurso de la semana.
Incluso, López Valdez aseguró que en su gobierno los derechos de los sindicalizados eran respetados.
“Les garantizo que en mi gobierno, los derechos de los sindicalizados están garantizados, ningún sindicalizado puede ver en nuestro gobierno un riesgo o un peligro de afectar sus derechos y habremos de encontrar la mejor de la soluciones. Espero que en esta semana queda resuelto”, manifestó el mandatario en el segundo día del paro estatal.
El viernes 2 de mayo, Raygoza Ochoa y un grupo de trabajadores de Fiscalización acudieron a la asamblea general del STASE con cartulinas en las que pedían el apoyo para la delegada y el conflicto que prevalece en Fiscalización. Raygoza Ochoa cumplió una semana despedida, luego de 21 años de antigüedad en el gobierno estatal.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 959
13 de junio del 2021
GALERÍA
En constante monitoreo manada de elefantes que comenzó su viaje hacia el norte de China hace más de un año
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.