GuamayaLeaks: Sedena cazó al ‘Cholo Iván’

EL 'CHOLO IVÁN'. La mañana de su captura.

A Orso Iván Gastélum, ex lugarteniente del ‘Chapo’ Guzmán, el Ejército le seguía los pasos meses antes de su captura

Orso Iván Gastélum Ávila, el Cholo Iván, fue detenido junto con Joaquín el Chapo Guzmán el 8 de enero de 2016 en la ciudad de Los Mochis, pero su cacería inició meses antes, cuando las áreas de inteligencia de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) comenzaron a seguirle los pasos.

Lea: El ‘Cholo Iván’, el asesino ‘altamente diestro’ reclamado por EU

Diversos correos hackeados por el grupo Guacamaya a la Sedena, muestran el seguimiento por aire e incluso por tierra, que las fuerzas armadas le dieron a quien fuera lugarteniente del Chapo Guzmán, extraditado apenas el pasado 1 de abril a Estados Unidos.

Antes de su captura en Los Mochis, el Cholo Iván había sido aprehendido en dos ocasiones más. La primera el 11 de agosto de 2005 en la colonia Lombardo Toledano en Culiacán, en posesión de armas de fuego, pero con un amparo logró salir en libertad. Luego en 2008, las autoridades lo aprehendieron nuevamente en el fraccionamiento San Florencio, también en Culiacán. Esa vez también llevaba armas.

En la segunda ocasión no logró salir libre y fue sentenciado a cuatro años y seis meses de prisión, pero el 9 de agosto de 2009 se fugó del penal de Aguaruto junto con José Luis Hernández Encarnación. Antes de irse, Orso Iván Gastélum organizó una fiesta de despedida en el módulo 5, después se disfrazó de mujer y salió de la cárcel por la puerta principal.

De acuerdo a las autoridades estadounidenses, el Cholo Iván se convirtió en jefe de seguridad del Chapo a partir de 2011, y desde entonces se le atribuyen varias masacres de militares. Una de ellas ocurrió en 2013, cuando presuntamente disparó desde un helicóptero a un convoy del Ejército en Mocorito, dejando a un soldado muerto y tres heridos. Por el ataque la Fiscalía inició una investigación por homicidio y lesiones. Y la Sedena lo convirtió en el enemigo a seguir.

LOS CORREOS DE LA SEDENA. La persecución del ‘Cholo’.

La cacería del ‘Cholo

Los correos hackeados a la Sedena, que permiten conocer los primeros indicios de las indagatorias para dar con el paradero del Cholo Iván, datan de mayo de 2015. Se trata de dos copias escaneadas. Ambas son de la Jefatura del Estado Mayor de la Defensa Nacional (EMDN), tienen párrafos marcados con plumón amarillo y letras cursivas escritas a mano en color rojo.

Lea: El ‘Cholo Iván’, pieza clave para los gringos en juicio contra Ovidio Guzmán

Uno de los documentos, es un acuerdo de la Jefatura del EMDN, en el que el comandante de la III Región Militar, con sede en Mazatlán, “solicita el apoyo de un avión no tripulado para vigilar ciertas áreas en donde se sabe se esconde Orso Iván Gastélum Ávila (a) Cholo Iván”, sin precisar los lugares, objetivos y aeródromos donde se realizarían los vuelos.

En el mismo documento se señala que no es recomendable realizar dichos sobrevuelos porque se alertaría al “blanco de interés”, además que los dos sistemas aéreos disponibles, uno Nuevo León y otro en Durango, estaban ya realizando otras misiones asignadas.

“Se consultó con la planta del E.M.D.N. (Estado Mayor de la Defensa Nacional), quien manifestó que se encuentran empleando ambos sistemas (vuelos no tripulados), y que respeto al Cholo Iván, le llevan seguimiento técnico con un avance del 70 por ciento para su ubicación y aseguramiento y cualquier indicio que permita identificar acciones de vigilancia al blanco, pudiera afectar el trabajo de inteligencia hasta la fecha realizado”.

La segunda copia, dirigida a la “Superioridad”, está fechada el 11 de mayo de 2015, en la que se menciona que el entonces general de la III Región Militar, Alfonso Duarte Mugica, informó que en “el área de agresión que sufrió pnal. militar por parte de Orson Iván Gastélum Ávila (a) ‘el Cholo Iván’, están recabando información para llevar acciones para su detención y solicita el apoyo de un avión no tripulado para vigilar ciertas áreas en donde se sabe se esconde mencionado delincuente”.

El informe no da mayores datos sobre la agresión a militares, pero un mes antes, el 6 de abril de ese año, soldados se enfrentaron con un grupo armado en la cabecera municipal de Mocorito, sin que hubiera fallecidos ni heridos. Y un día antes, el domingo 5 de abril de 2015, elementos del 42 Batallón de Infantería fueron emboscados por un comando armado en el poblado de La Tasajera, municipio de Salvador Alvarado. Ahí un militar murió y cuatro resultaron heridos.

En el mismo documento, Duarte Mugica pide que se cambie de adscripción al coronel de Infantería Héctor Sánchez Solares, comandante del 42 Batallón de Infantería, con sede en Guamúchil, “ya que actúa en forma medrosa e inhibe las actividades de inteligencia”.

Dos meses después de esos correos, el 11 de julio de 2015, el Chapo Guzmán se fugó del penal del Altiplano por un túnel, para regresar posteriormente a Sinaloa.

LAS ESCONDITES DE ORSO IVÁN. Tras la pista.

Las casas de Orso Iván

En la información extraída por el colectivo Guacamaya, no vuelven a aparecer correos que hagan referencia al Cholo Iván, hasta diciembre de 2015.

De nueva cuenta los documentos fueron enviados por correo al comandante de la III Región Militar, pero en esta ocasión no se trata de copias, sino de mapas y croquis, en los que se ubican presuntas casas y propiedades de Jorge Iván Gastélum Ávila, como también se conoce al lugarteniente del Chapo.

Uno de los correos enviado el 17 de diciembre de 2015, incluye un archivo adjunto titulado “casas cholo”, que muestra en mapas marcados con chinchetas o tachuelas de color amarillo, las coordenadas de las propiedades que se atribuyen al Cholo Iván. La Sedena al menos ubicó 15 en Culiacán, Angostura, Guamúchil y Elota.

Los mapas en ocasiones se acompañan de imágenes de las viviendas o negocios que utilizaba Orso Iván.
Entre ellas se encuentra una bodega en la colonia El Barrio, de esta ciudad de Culiacán, un expendio de cerveza en la colonia Riveras de Tamazula, al norte de la ciudad y una casa de seguridad en la localidad de Ayuné.

El resto al parecer son viviendas que el Ejército considera habrían sido utilizadas por el Cholo. De estas dos se ubican en Elota, una en la localidad de Alta Rosa y otra en La Cruz.

Cinco más fueron detectadas en el municipio de Angostura, una de las cuales se sitúa en San Isidro, y fue marcada como “casa María Fernanda”.

En Culiacán, inteligencia militar ubicó una vivienda de Gastélum Ávila en la colonia Riveras de Tamazula, en Buenavista, otra en la zona de la Limita de Itaje y otra más en el fraccionamiento Santa Margarita, junto a Ciudad Universitaria.

Otro archivo adjunto del mismo correo, denominado “1º.BI…kmz”, despliega un mapa más amplío sobre la ubicación de cada una de los posibles escondites del Cholo Iván.

En la búsqueda de los correos extraídos a la Sedena, no se encontró ningún otro documento que dé cuenta de la investigación para ubicar y capturar al asesino “altamente diestro”, y líder de un grupo de 200 pistoleros, de acuerdo al Departamento de Seguridad Interna, Migración y Aduanas de Estados Unidos.

Pero 22 días después, el 8 de enero de 2016, Orso Iván Gastélum Ávila fue capturado junto con Joaquín el Chapo Guzmán en la ciudad de Los Mochis.

En la llamada operación “Cisne Negro”, un comando especial de la Marina logró llegar durante la madrugada del 8 de enero hasta el escondite del Chapo Guzmán en una casa del fraccionamiento Las Palmas, en Los Mochis. El capo logró huir por las alcantarillas acompañado del Cholo Iván, y al salir a las calles despojaron un Jetta blanco, el cual se descompuso, entonces detuvieron un Focus rojo y siguieron su huida. La dueña reportó el robo de su auto. Y al ser detenidos en un filtro, los policías ubicaron al Chapo y a su lugarteniente.

LA MARINA EN LOS MOCHIS. El último refugio.

Guzmán Loera y el Cholo fueron trasladados horas después a la Ciudad de México. El primero fue extraditado a EU el 17 de enero de 2017, donde fue condenado a cadena perpetua. Seis años después, Orso Iván Gastélum corrió la misma suerte y fue llevado ante las autoridades estadounidenses.

En Estados Unidos, el Cholo Iván es requerido por la corte de Columbia. En la acusación se le señala de ser uno de los líderes principales del Cártel de Sinaloa, jefe de seguridad del Chapo y jefe de la plaza de Guamúchil, donde lideraba a un grupo de aproximadamente 200 pistoleros que eran responsables de la seguridad de Guzmán Loera y de proporcionar seguridad en las rutas de envío de drogas hacía los Estados Unidos.

“La investigación reveló que Jorge Iván Gástélum Ávila hacía cumplir la voluntad del Chapo, lo cual a menudo incluía asesinatos que eran ordenados y ataques violentos contra cárteles rivales y autoridades mexicanas de procuración de justicia. Esto con el fin de fomentar los objetivos del cártel”, indica la acusación.

En la corte de Columbia, Gastélum Ávila está acusado de conspiración para fabricar y distribuir 5 kilos o más de cocaína y más de mil kilos de mariguana; y de usar, portar, blandir y descargar intencionalmente una arma de fuego, incluido un dispositivo destructivo.

Durante la investigación, las autoridades estadounidenses hablaron con una persona identificada solo como testigo, quien dijo tener conocimiento directo y de primera mano sobre las actividades de tráfico de droga del Cholo. Dijo haber sido un integrante del cártel y que tenía contacto directo con el lugarteniente de Guzmán Loera.

El testigo declaró que él era uno de los responsables de organizar el recibimiento y almacenaje de la cocaína proveniente de Colombia en grandes cantidades, y que sus deberes a menudo lo ponían ante la presencia del Cholo, quien era conocido como un asesino altamente diestro, que no tenía miedo de confrontar a los rivales o a las autoridades mexicanas de procuración de justicia.

Según el testigo, el Chapo puso al Cholo como jefe de la plaza de Guamúchil, y era responsable de asegurarse que los envíos de cocaína transitaran con seguridad por la zona hacia la frontera de México con los EU.

Manifestó que Guzmán Loera dio al Cholo la responsabilidad de encabezar un conflicto armado que el CDS tuvo con el cártel de los Beltrán Leyva y le daba dinero para apoyarlo en el pleito.

En 2011, una facción del Cártel de Sinaloa, encabezada por el Cholo, sostuvo una sangrienta lucha con el grupo Los Mazatlecos, liderados por Fausto Isidro Meza Flores, el Chapo Isidro, en la zona Centro-Norte de Sinaloa.

El testigo identificó al Cholo en una fotografía como la persona implicada en las actividades delictivas que describió.

De acuerdo con el Departamento de Justicia el Cholo podría enfrentar cadena perpetua por el cargo de conspiración de drogas y 30 años por el delito de portación de armas de fuego.

Artículo publicado el 23 de abril de 2023 en la edición 1056 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.