Tercera semana de juicio contra García Luna: Testigos centrados en la historia de sobornos

ÓSCAR NAVA VALENCIA. Testimonio en Brooklyn.

La tercera semana del juicio contra Genaro García Luna ensució más la administración del ex presidente Felipe Calderón, al revelar que el ex secretario de Seguridad Pública trabajaba para el Cártel de Sinaloa y llegó a recibir sobornos por varios millones de dólares, incluso, el apodo del Licenciado aparecía en los libros de contabilidad del cártel.

Lea también: Caso García Luna salpica a Peña Nieto

De acuerdo al testimonio de Miguel Madrigal, agente al especial de la DEA entre 2008 y 2015, gente cercana a García Luna se reunía constantemente con jefes de alto nivel del Cártel de Sinaloa, incluso, un día grabaron el auto de Edgar Bayardo, uno de los jefes cercanos a García Luna, estacionado afuera de la casa del Jesús Reynaldo, el Rey Zambada.

“Eso para la DEA fue muy preocupante, y cuando detuvieron a Sergio Villarreal Barragán, el Grande, me reuní con él horas después, y me dijo que tenía información sobre los sobornos pagados a García Luna”, dijo Madrigal al juez Brian Cogan.

Otro de los testigos, Óscar Nava Valencia, el Lobo, del desaparecido Cártel del Milenio, antiguo socio del Cártel de Sinaloa, dijo que él personalmente pagó más de 10 millones de dólares a García Luna para tener más control y seguridad en el trasiego de cocaína por México.

“Me reuní en dos ocasiones con García Luna. En 2006 se acordó hacer una ‘polla’ entre todos por 2 millones y medio de dólares, y se pidió a varios mandos de la federación que participaran —como Ignacio Nacho Coronel y Juan José Esparragoza, el Azul— para tener un arreglo más grande y más seguridad para todos, porque el dinero era para García Luna y que podíamos contar con él”, dijo el Lobo, quien aclaró que los narcos se referían al exsecretario como Licenciado, Compa o Señor.

Según Nava Valencia, la relación con el acusado existía desde que fue director de la AFI, siendo Vicente Fox presidente de México, y que gracias a esa relación, les facilitaban agentes para matar a pistoleros de grupos rivales del Cártel de Sinaloa.

“La última vez que lo vi fue en 2008, cuando se separó el Cártel de Sinaloa de Arturo Beltrán. Me comuniqué con la gente del Licenciado para pedirle una reunión, y ellos me dijeron que sólo podían verme si pagaba medio millón de dólares por adelantado. Accedí, pero la reunión solo duró unos 15 minutos, en lo que nos presentamos y hablamos sobre Arturo [Beltrán Leyva]. Ahí estaba Luis Cárdenas Palomino, su mano derecha. Iban vestidos de traje los dos, y me dijo que de ese momento en adelante iban a tener intermediarios para hablar con nosotros”, relató Nava Valencia, añadiendo que, además de los 500 mil dólares entregados, el secretario le pidió otros 2.5 millones para garantizar el trato.

Otro de los testigos protegidos, Mario Pineda Villa, y quien dijo ser un antiguo lavador de dinero del Cártel de Sinaloa, dijo al Jurado de la Corte del Distrito Este en Brooklyn, Nueva York, que él tenía registros en sus libros de contabilidad por más de 10 millones de dólares por pagos al ex secretario de seguridad.

“El pago más grande que se registró a nombre de García Luna fue por 5 millones de dólares, pero también se hicieron pagos por 3 millones, un millón y de 1.8 millones de dólares”, señala.

Pineda Villa aclaró al jurado que esos pagos no eran entregados directamente a García Luna, sino que se hacían a través de capos que tenían el contacto directo con él, o con gente allegada, y quienes se encargaban de repartir el dinero era capos como el Rey Zambada, el Grande, Edgar Valdez Villarreal, la Barbie, entre otros.

La fiscalía también llamó a declarar a Francisco Cañedo Zavaleta, ex policía federal entre 1993 y 2010, quien aseguró que el 19 de octubre de 2008 vio a García Luna conversando con Arturo Beltrán Leyva y la Barbie, en la carretera México-Cuernavaca.

Luego del descubrimiento, Cañedo Zavaleta confió que vio a una diputada federal (Layda Sansores) y a un periodista de Proceso, y fue entonces que sus superiores empezaron a tomar represalias en su contra, hasta que lo acusaron y lo arrestaron por narcotráfico.

El juicio contra García Luna continua esta semana, y se espera que en esta ocasión llamen a declarar a la Barbie. Este día está declarando Edgar Veytia, ex fiscal de Nayarit, y se cree, que ambos aportarán detalles sobre la relación que tenían los narcotraficantes mexicanos con el ex secretario de Seguridad.

Artículo publicado el 05 de febrero de 2023 en la edición 1045 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1106
GALERÍA
Más de 120 mil personas, entre locales y de diversas partes de la República se concentraron en el gran malecón de Mazatlán para presenciar el Eclipse Total de Sol.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.