Conversación en la plaza

CIUDAD JUÁREZ, CHIHUAHUA, 07AGOSTO2018.- Andrés Manuel López Obrador, virtual candidato electo al gobierno de la república;
Javier Corral, gobernador del estado; Alfonso Durazo, propuesto como futuro secretario de Seguridad Pública, y Olga Sánchez Cordero, propuesta como secretaria de Gobernación, encabezaron el inicio de los foros Por la Pacificación y Reconciliación Nacional. 
FOTO: NACHO RUIZ /CUARTOSCURO.COM
Foto: Nacho Ruiz /CUARTOSCURO.COM

—Oye Simón, ¿tú crees que la tierra sea cuadrada? —Carmelo, eso se creía hace muchos años. ¿Por qué la duda? —No hace mucho escuché decir que era cuadrada. —Te repito eso fue hace muchos años, pero de tanto dar tumbos, y chocar aquí y allá, se hizo redonda. —¿Y eso cuándo fue? —Ya te lo dije, hace muchos años, ni nuestro señor Jesucristo había nacido todavía. —Y nuestro señor Jesucristo nació hace ya más de dos mil años, ¿no Simón? –Simón. Quiero decir: sí Carmelo.

Esta charla viene a cuento porque la historia de nuestro México, a pesar de los años, aún no toma un rumbo sostenido de paz, de progreso, no redondea pues. Ahora sabemos que va por su cuarta transformación. Podemos decir que sus raíces se remontan a los tiempos del imperio Azteca, 1300—1500, pero su formación como República empezó en el año de 1810, cuando don Miguel Hidalgo y Costilla, más conocido como El Cura Hidalgo, el 16 de septiembre de aquel año, dio El Grito de Dolores para declarar la guerra de independencia a la Corona Española, ya entonces en manos de Napoleón Bonaparte. Muchos miles habrían de  morir en el transcurso de esa etapa, y uno de los primeros fue el mismo Cura Hidalgo, murió fusilado por las fuerzas inquisidoras de la Corona y la Curia Española; fue mutilado y su cabeza fue colgada como escarmiento a nuestra raza mestiza. Pero la lucha la siguieron José María Morelos y Pavón e Ignacio López Rayón; al morir estos, continuaron Vicente Guerrero y Guadalupe Victoria, éste es quien asume, por fin, la presidencia de la República Federal de los Estados Unidos Mexicanos, el 4 de octubre de 1824.

La segunda transformación ocurre con la Revolución Mexicana que inició el 20 de noviembre de 1910; el general Porfirio Díaz García, habiendo sido héroe en la guerra de la intervención Francesa en 1861, pasado el tiempo ascendió a la presidencia de México, y aunque se le reconocen avances progresistas, su ambición lo convirtió en dictador voraz que impuso la explotación del pueblo en favor de unos cuantos, que, distribuidos por toda la nación, se enriquecían sin atender al pueblo; por eso inician acciones para derrocarlo.

Francisco I. Madero, el 20 de noviembre de aquel año, concreta un movimiento armado y logra asumir la presidencia, pero los traidores, que siempre ha sufrido nuestra patria —Calleja en tiempos de la Independencia, Victoriano Huerta asesino de Madero y Carlos Salinas de Gortari en nuestro tiempo—, han sido la causa principal de  que nuestro país no avance más. Y es precisamente Carlos Salinas quien promueve la Tercera Transformación, imponiendo el sistema neoliberal. Empieza por robarse la presidencia, y enseguida se apropia, en contubernio con testaferros, de las principales empresas de la nación. Se asocia al PAN y se forma el PRIAN; así continúan una desaforada venta del país con el títere Enrique Peña Nieto al frente. La mayoría de los mexicanos, dolidos por tanta barbarie, pero también temerosos del hundimiento de la nación, decidió poner remedio.

Así se conforma la cuarta transformación. Esta vez con el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), encabezada por su líder Andrés Manuel López Obrador, quien ya está trabajando para asentar las bases con las que ha de iniciar su mandato presidencial 1918—1924.

Llegar a esta que es la meta de salida, no ha sido fácil, muchas son las páginas que han dado cuenta de la gran cantidad de acontecimientos que se suman a la causa que ha provocado este gran movimiento. Todos los que hemos vivido los últimos 50 años, sabemos de las etapas tan difíciles que se han sorteado. Desde Tlatelolco 1968, La masacre de Acteal 1997, Ayotzinapa 2017.  La Guerra del narco desde 2006 con más de 200 mil muertos y 50 mil desaparecidos. Todo esto aunado a la corrupción, que, según sostiene Enrique Peña Nieto, es parte de nuestra cultura.

La tarea no es nada fácil, sobre todo por las trabas que ya están intentando los resentidos, esos que no entienden que la política es para servir, y no para servirse, esos que piensan y sostienen que se les ha quitado algo que es de su entera propiedad: el poder.

La tesis de AMLO es contundente: No Robar, No Mentir, No Traicionar. La mayoría de los mexicanos ven claras las intenciones que encierra el Movimiento de Reconstrucción Nacional. Hemos de estar atentos, para exigir se cumplan con honestidad, transparencia y justicia todas las acciones del nuevo gobierno.

Es importante hacer mención, que una de las tareas más urgentes es la promoción de la cultura; sin duda, el mejor antídoto contra la ignorancia, que es la madre de todas las desgracias, creadora de gobernantes corruptos antipatriotas y traidores; hemos de extirparla, chamuscarla; la mejor arma: el libro que nos puede dar cobijo y protegernos de muchas calamidades. Tenemos un ejemplo en la historia no muy lejana: José Vasconcelos (1882—1959), originario de Oaxaca, en su periodo como Secretario de Educación (1920—1921), lanzó un ambicioso proyecto para empujar al país hacia el progreso y la modernidad. Promovió la educación popular, creó escuelas, remozó cientos de edificios con ese fin, lanzó la publicación de libros que facilitó a la población, desarrolló programas culturales intensos, se hermanó con otros países de América Latina con quienes intercambió experiencias culturales. Vasconcelos fue candidato a la presidencia del país, pero sus enemigos, enemigos también de la democracia, le impidieron llegar, lo robaron las elecciones igual que le sucedió a AMLO en dos ocasiones.

Las bases están puestas para que México, ahora sí, logre sacudirse las rémoras malandras, y podamos enfilarnos hacia un futuro mejor.

Hoy 15 de julio de 2018, se cumplen 15 meses del artero asesinato de nuestro compañero y amigo Javier Valdez Cárdenas. El gobernador Quirino Ordaz Coppel y el procurador, aún no dan cumplimiento a su deber: detener a los autores intelectuales. Exigimos: ¡Justicia! ¡Justicia! ¡Justicia!

*Escritor de la novela Tierra blanca.

Fuente de datos: Wikipedia

Artículo publicado el 12 de agosto de 2018 en el edición 811 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.