domingo, junio 26, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Las huellas de la DEA

 

polis sinaloa

 

Fueron policías gringos los que detuvieron a presunto narco y tres policías

 

 

No fueron elementos de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) los que detuvieron al presunto narcotraficante Rubén Genaro Roacho Aros y a tres agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP) asignados a su custodia, sino policías de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA), el 18 de junio, en esta entidad.

Fuentes allegadas al caso señalaron que fueron dos y no uno los operativos realizados en Sinaloa. Inicialmente, los uniformados aprehendieron a los tres agentes de la PEP, adscritos a la Dirección de Servicios de Protección, de la Secretaría de Seguridad Pública, y luego a Roacho.

Los policías fueron sorprendidos en la comunidad La Presita, al norte de esta ciudad capital, cuando se dirigían a encontrarse con su supuesto narcotraficante, quien además tiene un rancho ganadero y se dedica a actividades agropecuarias.

El operativo en que fue detenido Roacho se realizó en el rancho El Herradero, a pocos kilómetros de la comunidad de Comanito, municipio de Mocorito.

Versiones de testigos y de los mismos detenidos, planteados en el expediente, señalan que las acciones fueron encabezadas por personal de la agencia antidrogas estadunidense, quienes no se identificaron como tales pero participaron en el allanamiento ilegal del inmueble, propiedad de Roacho Aros.

Los agentes detenidos fueron identificados como José Norberto García Acosta, José Antonio Sarabia Rochín y José Luis Roacho. Todos ellos estaban oficialmente asignados como escoltas del presunto narcotraficante y portaban las armas de cargo y vehículo de la Secretaría de Seguridad Pública estatal.

Rubén Genaro Roacho Aros, a quien apodan el Gringo, está en proceso de extradición a Estados Unidos y fue acusado de portación de droga y portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, y posesión de cartuchos. Fuentes extraoficiales —que participan en la defensa del aprehendido— señalaron que la droga, armas y cartuchos fueron “sembradas” para mantenerlo detenido y luego extraditarlo.

Roacho fue trasladado al Centro Federal de Readaptación Social  número 4, de Tepic, en el estado de Nayarit, a disposición del Juzgado Séptimo de Distrito, de acuerdo con la consignación de la Subprocuraduría Especializada de Investigación en Delincuencia Organizada (SEIDO), de la Procuraduría General de la República (PGR).

En el expediente, indican las fuentes, los agentes detenidos mostraron los oficios emitidos por la Procuraduría General de Justicia del Estado y la Secretaría de Seguridad Pública, sobre las armas asignadas a los policías y el vehículo; además, indican que ellos estaban adscritos a la custodia de los bienes y del mismo Roacho, quien había contratado los servicios de escoltas que brinda la SSP.

No es la primera vez que agentes de Servicios de Protección son sorprendidos escoltando a presuntos narcotraficantes. Uno de los casos más escandalosos fue cuando cuatro policías fueron asesinados a balazos, junto con Julio César Beltrán Quintero, a quien custodiaban. El múltiple homicidio fue en julio de 2005, por la avenida Álvaro Obregón, colonia Almada, en Culiacán.

En el caso reciente, los policías estaban asignados a la seguridad de la empresa Agrícola Argentina, de la que Roacho Aros tiene el 25 por ciento de las acciones y el resto está repartida entre sus cinco hijos, cada uno de los cuales tiene el 15 por ciento.

“(Se trata) de una empresa que tenía más de 15 años brindando servicios ¿qué pasó después? Lo ignoramos. Creo que Argentina, se llama la empresa”, manifestó Genaro García Castro, secretario de Seguridad Pública estatal.

La empresa fue fundada en agosto de 2000 y sus oficinas se ubican en el kilómetro 23.5 de la carretera a Eldorado, en este municipio. De acuerdo con el padrón de beneficiarios de Procampo, Agrícola Argentina recibió beneficios para la compra de diésel, en 2013.

Además, documentos oficiales indican que Roacho compró un predio ubicado en bulevar Enrique Sánchez Alonso, en el sector Tres Ríos, en diciembre de 2004, donde actualmente está la Plaza Real Culiacán. El monto de esta inversión fue de 4 millones 343 mil 449 pesos.

Todo es falso

El agente José Luis Roacho manifestó ante el juez que es falso que hayan sido detenidos junto con el presunto narcotraficante, ya que él y los otros dos policías estaban en La presita, cuando fueron aprehendidos por los marinos y los elementos de la DEA.

“Tampoco es cierto que traíamos armas de otro tipo, eran solo las de cargo. Nunca nos llevaron a México, la Seido nos consignó ante el Juez Séptimo y nos mandaron el penal federal de Tepic”, sostuvo.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1012
19 de junio del 2022
GALERÍA
Destruye FGR en Culiacán 45.9 mil litros y 15.2 mil kilos de sustancias químicas para elaborar drogas sintéticas
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.