mayo 12, 2021 11:26 AM

Morena debe trascender al Peje

Cuba. Bloqueo infame.
Cuba. Bloqueo infame.

La semana pasada, el diario Reforma publicó su más reciente encuesta sobre preferencias electorales en el Distrito Federal. De acuerdo a los resultados de julio pasado, la distancia entre el PRD y Morena era de 18 puntos, de tal forma que los números que arrojó la encuesta de diciembre deben tener muy preocupados a los perredistas, pues el partido fundado por Andrés Manuel López Obrador se ubica en el segundo lugar de las preferencias de los electores para jefes delegacionales. Pasó de 14 a 22 por ciento, quedando 7 puntos por debajo del PRD. Sin embargo, se ubica en el primer lugar en la intención de voto para la Asamblea Legislativa.
Para diputados federales en el DF, la encuesta arroja que el PRD obtendría el 24 por ciento de la intención de voto, sólo un punto más que Morena, que registra 23 por ciento. El PRI y el PAN aparecen empatados en un 15 por ciento.
Para la Asamblea Legislativa, Morena tenía 14 puntos en julio y obtiene 26 en la encuesta de diciembre, mientras que el PRD cae de 29 por ciento en julio a 22 por ciento en diciembre. El PRI baja de 20 a 18 por ciento y el PAN cae de 17 a 14 por ciento.
Esos son los números pero, más allá de ellos, hay que estudiar el fenómeno. La encuesta se realizó en casas habitación, del 27 al 30 de noviembre, es decir, en plena crisis de los partidos originada por los conflictos en Guerrero, y que ha golpeado sobre todo al PRD y al PRI. Morena no ha salido bien librado de esta crisis de imagen, aunque el repudio de la población se ha focalizado sobre todo en el PRD por ser el partido que gobierna esa entidad.
Abona a la caída del PRD el desempeño de Miguel Mancera, sobre todo en materia de seguridad, donde tuvo que desplazar a su jefe de área debido a su actuación al enfrentar a manifestantes que exigían justicia por el caso de los desaparecidos de la Normal de Ayotzinapa. Y es probable que esté afectando la simpatía hacia su partido esa cercanía que ha mostrado con el presidente, Enrique Peña Nieto, a diferencia de la distancia que guardaron de los presidentes, sus antecesores perredistas.
Si Morena logra consolidar este avance se estaría preparando para ir ganando espacios importantes en el Distrito Federal para, desde allí, preparar el salto principal por la capital del país, un objetivo estratégico en la lucha por la presidencia de la República.
Pero no necesariamente tiene que ser Andrés Manuel el candidato. De hecho, creo, desde ahora, que Morena debe trascender a su creador si quiere consolidarse como una alternativa desde la izquierda para el país.
El PRD vendrá en picada a partir del desastre que le ha significado el caso de Ayotzinapa y si algún partido puede capitalizar los ánimos de izquierda es Morena… a pesar de que no está exento de responsabilidad por los hechos de Iguala.
Pero López Obrador no ha dejado de producir los más altos negativos cuando de comparar propuestas se trata. Es él, a pesar de sus propuestas y de que en muchas de sus arengas le acompaña la razón. Es él el problema, su mesianismo indeleble. Su propia contradicción.
Bola y cadena
¿QUÉ LE PASA AL PRD? ¿Qué le pasa a su dirigente, Carlos Navarrete? ¿Cómo está eso de que su partido no participará con candidatos en los distritos y municipios controlados por el narco? ¿A qué clase de control se refiere? Debe definirlo, porque si aplica ese criterio terminarán por desaparecer el partido. ¿O se refiere nada más a Guerrero? Solo para hacer un ejercicio, los perredistas sinaloenses debieran preguntarse cuántos municipios de esta entidad están controlados por el narco. Y hacer lo mismo con la entidad. Y mejor no hablamos de Tamaulipas, Veracruz, Jalisco, el Estado de México…
Sentido contrario
CUBA FUE SIEMPRE, DURANTE MÁS de 50 años, un referente para la izquierda, el espejo donde tirios y troyanos se veían, a veces con claridad, a veces distorsionados. Pero Cuba y Fidel Castro son ya parte de esa historia que ha valido la pena contar. Cayó el Muro de Berlín en 1989 y Cuba siguió ahí, como el dinosaurio de Monterroso. Se derrumbó el llamado “socialismo real” y Cuba se atrincheró en un pueblo tan sufrido como leal al proyecto socialista que Castro planteó una vez consumada la toma de la vieja Habana. Del régimen de Castro se pueden decir muchas cosas, menos que se rindió al imperio gringo. Muchos defectos fue acumulando el socialismo cubano, sobre todo aquellos relativos a los derechos humanos y a la falta de democracia. Pero durante estos 53 años los cubanos han vivido prácticamente en un estado de alerta, de guerra permanente y en medio de un inhumano bloqueo comercial a la Isla. Solo hay que ver una fotografía de las calles de Cuba con los viejos Plymouth para saber que algo pasó allí que no transita por la órbita de nuestra normalidad. Pero es la Cuba real, la que nos negamos a ver todas estas décadas y a la que, desde nuestros cómodos sillones de McDonalds, criticamos. Esa Cuba que ahora, con el acuerdo que han logrado los gobiernos de la Isla y Estados Unidos, puede renacer, como dicen los propios cubanos, sin haber concedido nada.
Humo negro
CÓBRASELOS CARO, parece haber sido la consigna de los demócratas después de la derrota que sufrieron en las pasadas elecciones legislativas de los Estados Unidos. Primero fue la reforma migratoria decretada por el presidente Barack Obama semanas después de las elecciones y que está beneficiando a más de 5 millones de indocumentados. Y ahora el acuerdo con Cuba, que no tiene muy contentos a los republicanos, sobre todo por lo que tiene que ver con el bloqueo comercial. Pero sobre todo porque el acuerdo es, en principio, una derrota moral para ellos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.