junio 15, 2021 8:12 PM

Mujeres en la mira en Los Mochis

MUJERES. Incursión y competencia en el narco.
MUJERES. Incursión y competencia en el narco.

Competencias de género causan muerte
Recién se habían casado. Ella estaba en gestación. Ella mayor que él, había roto una relación anterior.
Eran Jesús de María y Daniel Gerardo. Abordaban una camioneta Durango, modelo 2014, de ella. Cenaron en una taquería ubicada en Leandro Valle y Río Fuerte, al surponiente de esta ciudad, en el fraccionamiento Santa Teresa. Dos amigos los acompañaron, Joel Humberto y Jonathan.
Nunca se dieron cuenta de que desconocidos los cazaban a corta distancia, en los primeros minutos de esa noche fatídica.
Cuando estaban arriba de la vagoneta, ráfagas de AK- 47, de cuerno de chivo, los enfriaron. Los cuerpos fueron llevados a la misma funeraria, y durante el duelo, la familia de él los separó. Uno de los dos amigos que los acompañaba también murió. Ahora están sepultados en Los Mochis, y no hay responsables del ataque.
Al sector contrario, en la colonia Tabachines, una vagoneta Explorer verde se aparca en la esquina de Ejido Macapul y Ejido Plan de San Luis. Cuatro mujeres en su interior hablan entre ellas.
Ocupantes de un auto las topan. Del interior vomitan balas. Una intenta ponerse a salvo y corre. La hieren por la espalda. Dos de las cuatro mueren: Rosaura Elizabeth Avilés y Jesús Vanessa Hernández Gálvez. Cascajos de cuerno de chivo quedan sobre la calle, y un doble crimen impune.
A 15 kilómetros al sur de Los Mochis, en Juan José Ríos, Paola Gutiérrez Leyva recién regresó con su pareja, un profesor de secundaria, luego de andar a salto de mata durante meses. Rehabitaron su hogar, aún sin terminar, en la colonia Juan S. Millán, en los límites del casco urbano con las tierras de cultivo.
Desconocidos que pasaban por el lugar la vieron. Se acercaron y a quemarropa la balearon en el estómago. Murió recibiendo atención médica. El profesor abandonó la casa y se refugió con su familia. De la muerte no hay indiciados.
En Choix, al pie de la sierra, en la colonia El Guayabito, Rosario Micaela Torres Palafox es degollada por su marido, José Cebronio Coronel Pantoja, quien recién acababa de salir de prisión, Él la duplica en edad. La policía municipal de ese municipio desatendió el primer llamado de auxilio de la mujer, y cuando acudió a la casa, ella ya estaba muerta. Él está preso de nuevo.
Hasta ahora, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) tiene registrados 38 asesinatos de mujeres en los primeros cinco meses del 2014. Como responsables de algunos crímenes, la PGJE ha procesado a 21 personas. Quince de los 38 asesinatos de mujeres se perpetraron en Culiacán.
De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEGI), Sinaloa se encuentra por encima de la media nacional (4.6 por cada cien mil mujeres) en materia de tasa de homicidios de mujeres. En el reporte de 2013, la dependencia ubicaba a la entidad en el octavo sitio en incidencia de homicidios de mujeres con 7.9 casos por cada cien mil mujeres.
El INEGI establece también que “Sinaloa es la entidad donde se observa un incremento mayor de muertes por homicidio de mujeres jóvenes de entre 20 a 24 años, al pasar de menos de 1 en 2006, a 14.5 por cada cien mil en 2011, lo que representa un incremento de 16.8 veces más”.
La narca
La escalada de violencia que afecta a la mujer es un efecto de la poca cultura y educación que las féminas tienen en equidad de género, consideró Leonel Valenzuela Gastélum, presidente del Instituto de Criminología del Noroeste, tras observar la multiplicación de mujeres ejecutadas con armas clásicas del narco.
“Se están metiendo en problemas de drogas o legales por desplazar al hombre en la tradición negativa del narco. Era un ambiente en donde se veía la mano o la mente del hombre, pero hoy también está ella, en ese afán de competencia”, opinó.
Valenzuela Gastélum dijo que “en el fondo, estas muertes son un problema de educación, de cultura de equidad de género. Las mujeres no están preparadas ni listas para reconocer que la igualdad de género no es competir con los hombres, incluso en actividades que estaban reservadas para él, drogas o narco, o actividades delictivas, y por eso están muriendo. La equidad es igualdad de oportunidades y de derechos, nada más. Esa lucha se refleja también en más divorcios, e incluso en matrimonios disueltos, en donde ella quiere hacer lo mismo que él hace o hizo, o peor”.
“La solución es aumentar la educación, pero el Estado no le invierte”, concluye el criminalista y Maestro en Derecho.
La política
Elizabeth Ávila Carrancio, directora del Instituto Sinaloense de la Mujer (ISMUJER) reconoció que entre el 70 y el 80 por ciento de los asesinatos de mujeres tienen que ver con cuestiones del narco o de delincuencia organizada; el resto (30-20 por ciento) es por odio al género. Ambos casos, acusa, están llevando a un acelerado grado de descomposición social, cuyo destino no se sabe aún.
“Nos están conduciendo a una cultura mercantilista, muy plagada de valores e intereses monetarios, vanal, de apantalle, en donde ya no importa la ternura femenina o los valores morales firmes, nada. Donde ya no importa nada”.
La directora de ISMUJER dijo que “lo que ahora está sorprendiendo a la sociedad es la cotidianidad de los crímenes de mujeres, pero ésta era una evolución que estaba dándose en las familias narcas.
“En ellas, señaló, los valores se transmiten igual a la mujer que al varón, con algunas características sobre liderazgo, planeación y otras consideraciones”, y agregó que “era imposible que la mujer no participara abiertamente en el crimen organizado. Antes eran invisibles a la mirada, pero cuando empiezan a ser visibles las asesinan. La participación de la mujer en la vida narca no es nueva. La canción de Camelia la Texana lo reveló en los años sesentas, pero no queríamos darnos cuenta, hasta ahora”.
Lo grave que ocurre es que Sinaloa está en los primeros lugares de feminicidio.
Números femeninos:
—16.7 por ciento sufre violencia física en México
—47 por ciento sufre algún tipo de violencia
—En Sinaloa, el 42 por ciento padece violencia.
Fuente: ISMUJER

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 959
13 de junio del 2021
GALERÍA
En constante monitoreo manada de elefantes que comenzó su viaje hacia el norte de China hace más de un año
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.