Se manifiestan en Cobaes del ejido Los Mochis contra directora

cobaes

Alumnos y padres de familia la acusan de presuntas amenazas e intimidaciones

En el sistema del Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa, la imposición de una directora que presuntamente promueve el tabaquismo entre el alumnado, humilla a estudiantes y a sus padres, intimida a profesores y ha lanzado una “cacería de brujas” en contra de dos prefectos, provocó que el plantel 117 del ejido Mochis, sostenga un irregular ciclo escolar 2023-2024, con suspensión de clases, toma de instalaciones y una pretensión de reprobación masiva de los escolares.

El caso estalló el 30 de abril (2024) cuando los alumnos comenzaron a abandonar el plantel al arribo de la directora, Dalia Guadalupe López Alcántar, cuando esta supuestamente los amenazó con dejarlos sin certificados por haber colgado en el cerco perimetral unas cartulinas y haberse manifestado a favor del prefecto Marcial Guadalupe Pompa Verdugo y de la profesora María de los Ángeles Pompa Verdugo.

Los inconformes señalaron que López Alcántar pretendió degradar a Marcial Guadalupe de prefecto a intendente y mozo general asignándole tareas de limpieza de sanitarios, barrido de aulas, inventarios y actividades diversas con el pretexto de que estaba reconocido como analista técnico y no como encargado de orden, mientras que a la hermana de este, María de los Ángeles le redujo las horas clases y le impidió obtener mayor carga curricular, asignándolas a dos profesores externos, y en encuentros con ambas personas fueron humillados y vejados por la administrativa.

Los hermanos, aunque pretendieron negociar una salida al hostigamiento, el coordinador ejecutivo de la zona 01 del Cobaes, Ascensión Zepeda Perea y la secretaria técnica del Cobaes, Sandra Irene Reyes García se sumaron a la campaña de desprestigio, mantuvieron en el cargo a la funcionaria y ratificaron que todo aquel alumno que proteste sería reprobado, y los padres expulsados del plantel. Incluso, estos lanzaron fuera de la escuela a los padres a empujones y hasta utilizaron a la policía municipal para intimidarlos.

“Soporté hasta donde pude, pero cuando los funcionarios me calumniaron de haber faltado a mis deberes no denunciando ante superiores la conducta y el proceder de la directora, pues actué conforme a mis derechos laborales y personales, pues hay documentos firmados, sellados y con acuse de recibo que cumplí mis responsabilidades, pero ellos no lo tomaron en cuenta, resultando en la paralización de la escuela y en un estallido como el que ocurre”, dijo Marcial Guadalupe.

Ante los hechos, los hermanos respondieron con denuncias penales. La profesora interpuso la querella 1501/2024 por discriminación y acoso laboral en contra de López Alcántar, mientras que el prefecto lo hizo en la 2096/2024 por los mismos cargos. Ambas acusaciones se desahogan en la Unidad de Tramitación Común de la Vicefiscalía Regional de Justicia Zona Norte.

El motivo de la directora de ir sobre los hermanos es que el padre de estos, Marcial Pompa Guillén, creador de contenidos de la fanpage El Periodista de Sinaloa, ventiló algunos videos capturados por los alumnos, en los que se observaba a la funcionaria fumando dentro de la escuela y escribió cómo esta repartía cigarrillos al estudiantado, consumiéndolos junto con ellos.

Pompa padre, además de periodista resulta ser pensionado del sistema Cobaes por retinopatía diabética.

“Si la directora se considera ofendida por las publicaciones, pues que me demande a mí, y no atacar a terceros, que resultan ser mis hijos. Esta utilizando a mis hijos para coartarme un derecho de informar, lo que es una infamia política que ahora se extiende al alumnado, padres de familia, y a algunos profesores que están en contra de la forma de conducir la escuela”.

Hasta ahora, la escuela mantiene 15 días de suspensión de clases de los cuatro meses transcurridos del año.

Algunos alumnos entrevistados al respecto y que por miedo a ser reprobados pidieron no revelar sus identidades ni fotografías, ratificaron que la directora les ofrece cigarrillos para fumarlos en grupo, y que los envía a los abarrotes a comprar cajetillas. Y que también, tras las protestas por la reubicación del prefecto, los amenazó con reprobarlos diciéndoles: “haber quien te entrega el certificado”.

Incluso revelaron que en una reunión con sus padres, ella y el coordinador de zona perdieron los estribos y los sacaron a empujones de la escuela y amenazaron con reprobación en masa cuando los tutores exigieron la separación de la directora por sus manías, malos tratos y la conducción errática del plantel.

Los padres de familia, en ese ocasión, afirmaron que la escuela tenía un funcionamiento normal que se desbalanceó cuando López Alcántar comenzó a desorganizarla, cambiando cargas curriculares, reasignando materias a los profesores, moviendo horarios y otras acciones.

La directora Dalia Guadalupe López Alcántar y Ascensión Zepeda Perea no fueron localizados en sus oficinas para la réplica de los hechos denunciados.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1116
GALERÍA
Agentes de la Sedena, FGR y GN, aseguraron seis vehículos, así como sustancias químicas, en un inmueble de la colonia Progreso, al sur de Culiacán.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.