¿Estancado en el ayuno intermitente? Tres errores comunes al ayunar que pueden hacernos ganar peso

¿Estancado en el ayuno intermitente? Tres errores comunes al ayunar que pueden hacernos ganar peso

El ayuno intermitente no es una dieta. Más bien se trata de un patrón de alimentación que respeta determinados ciclos temporales. Aquí no importa tanto qué comemos, sino cuándo lo hacemos.

Lea: Transgénicos: no acaban con el hambre y sí dañan el medio ambiente

Para quienes ya llevan tiempo practicando ayunos puede haber periodos de estancamiento, esto se debe a diversos factores, pero la doctora Mindy Pelz, autora y especialista en el tema, explica tres de los principales errores que cometemos al ayunar.

No variar los ayunos

‘Recuerda que cuando ayunamos estamos tratando de reproducir lo que nuestros ancestros hicieron, y lo que hacían era salir de sus cuevas en la mañana, veían alrededor, no tenían comida y se iban a cazar. En algunas ocasiones encontraban comida rápido, pero en otras tardaban días en conseguirla’, menciona la doctora Pelz.

Si estamos comiendo a la misma hora o dentro del mismo rango de horas con frecuencia es muy probable que nos estanquemos, y no solo eso, quizás ganemos algo de peso. Entonces, la recomendación es, por ejemplo, ayunar 13 horas un día, 17 horas el otro, 24 al día siguiente y un día, simplemente no ayunar. Esto evitará que nuestro organismo se programe y nos estanquemos en cierto peso o estado físico.

No ayunar más prolongadamente

‘Muchos de quienes ya practican el ayuno se quedan con el régimen 16-8, que básicamente es ayunar durante 16 horas y comer en una ventana de 8 horas y nunca van a 36, 48 o 72 horas de ayuno’.

Es importante, además de variar las horas de ayuno, buscar ayunos más prolongados de vez en cuando.

Deja de ayunar todo el tiempo

‘Si has estado ayunando por mucho tiempo, de verdad quiero que consideres tomarte una semana o dos sin ayunar’, apunta la doctora Pelz.

El hábito de ayuno prolongado por mucho tiempo puede llegar a ser entendido como una cotidianidad por el cuerpo, lo que provoca que se ‘acostumbre’ a esos patrones y los efectos del ayuno dejen de ser los mismos.

Bastará con salir una o dos semanas del ayuno y volver a entrar para destrabar al organismo, indicó Pelz.

Artículo publicado el 19 de marzo de 2023 en la edición 1051 del semanario Ríodoce.

Lee más sobre:

Últimas noticias

Scroll al inicio

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.