La prensa frente al acoso y la cooptación

prensa

La semana pasada escribí que “pueden gustarnos o no muchas cosas de la llamada 4T… pero al voltear atrás tienes que mirar lo que fueron los gobiernos del PRI, del viejo PRI, el de José López Portillo, el de Echeverría… y del nuevo PRI, el de los neoliberales, desde Miguel de la Madrid hasta Zedillo y, después del nefasto brinco panista de Fox y Calderón, el de EPN…”, me pregunto si vale la pena volver atrás. Y digo que no, “ni para agarrar viada”.

Algunos lectores y amigos me dijeron que ya estaban pensando que me había convertido al conservadurismo, a la derecha, cuando toda mi vida había sido de izquierda, incluso de la izquierda radical. No armada, pero sí radical. Me preocupó que gente cercana se mueva en esa ecuación binaria y trate de ubicarte en uno u otro lado de la cancha, como si no hubieran otras opciones: si no estás conmigo, estás contra mí; si no eres de la 4T, eres conservador; o estás con el movimiento, o estás contra el movimiento; si no estás con el pueblo, estás con la oligarquía… Y así.

Fueron solo algunos. Encontré opiniones más sobrias, incluso alentadoras, hablando ya no solo de lo que yo, en lo personal, pensaba, sino de los 20 años de Ríodoce y su línea editorial. Una de ellas el jueves, de un colaborador del periódico que dijo, más o menos, esto: ha costado mucho lograr un semanario con esta credibilidad y no tiene porqué apartarse de su línea. Desde que nació ha mantenido inalterada su crítica hacia los gobiernos y no tiene porqué ser distinto, solo porque ahora hay un gobierno de izquierda o que se dice de izquierda. El periodismo es el periodismo.

Y tiene razón, el periodismo es el periodismo y no está, o no debe estar, ni con el poder, ni contra el poder, sino frente al poder. Y a partir de esa posición, que embarga una profunda libertad por sí misma, estudiarlo, vigilarlo, diseccionarlo, criticarlo, ventilarlo, denunciarlo. Debiera ser transparente, por ley, pero no lo es. Y entonces también nos toca la tarea de transparentarlo, sacar a la superficie lo que pretende mantener lejos de la vista de sus gobernados.

En un país como el nuestro, eso convierte a un medio libre en enemigo del poder. Y aquí no importan los colores, eso está demostrado hasta el hartazgo, y se han escrito libros al respecto y se seguirán escribiendo. Hay cientos de historias de los gobiernos priistas sobre su acoso a la prensa y a los periodistas, desde Miguel Alemán –para tomar un punto de referencia–, hasta Enrique Peña Nieto. Y de su contraparte, que ha sido la cooptación, siempre dinero de por medio. Luis Echeverría desbarrancó a Excelsior, José López Portillo hizo célebre el “no te pago para que me pegues”; con Miguel de la Madrid fue asesinado el periodista Manuel Buendía, y con Vicente Fox y Felipe Calderón tuvimos a un secretario de estado, Genaro García Luna, que igual llenaba de millones de pesos las bolsas de periodistas y de medios para que limpiaran su imagen, o amenazaba de muerte a periodistas que lo criticaban, como fue el caso de Anabel Hernández y un reportero de la revista Proceso, que tuvo que salir del país.

Solo los periodistas y los medios realmente independientes, han sobrevivido a una y otra amenaza: al acoso y a la cooptación. Y hay, para fortuna de nuestro país, muchos medios y periodistas que mantienen su línea inalterada al margen de qué color se encuentre en el poder. Azul, verde, rojo, naranja, tinto, no importa, el poder es el poder y el periodismo es el periodismo. Hay quienes asumen esta verdad y hay quienes la evaden, por miedo o por conveniencia que, al final, brinda el mismo resultado.

Por eso es falsa la disyuntiva que el presidente AMLO ha planteado a medios y periodistas de que, si no están con “el movimiento”, o sea, con él, están contra el “movimiento”, o sea, contra él. Y no es necesario un posicionamiento abierto, claro, tajante y definitivo contra todo lo que huela a 4T, para que el presidente ya meta en el costal de los “conservadores” a un medio o a un periodista. Basta con que critiquen algunas de sus políticas, incluso, solo algunos de sus dichos, lo cual presupone un delirio mesiánico.

Bola y cadena
VUELVO AL PUNTO. Nos pueden no gustar muchas cosas de la llamada cuarta transformación, pero eso no nos hace mirar atrás. Fueron muchas décadas de explotación, de corrupción, de cinismo, de represión… se ha dicho hasta el cansancio. Y es tan chafa la oposición al actual gobierno, que Vicente Fox, sabiendo la responsabilidad que significa ser presidente, propone a la senadora Lilli Tellez como su “candidata” a la presidencia. ¿Y si no es ella, quién? ¿Alito? ¿Margarita Zavala?

Sentido contrario
MÉXICO TIENE MUCHAS RESERVAS todavía, económicas, morales, políticas, históricas, institucionales. Me río de los que se pasan las tardes de café o en lo desayunaderos, lamentándose de que la 4T se está acabando el país. Si no se lo acabaron ellos en 80 años…

Humo negro
LA SUERTE DEL QUÍMICO BENÍTEZ se echó desde que el gobierno estatal, de la mano del congreso y de la “autónoma” fiscalía, decidió enjuiciar a Jesús Estrada Ferreiro, porque los presuntos delitos del mazatleco eran más claramente punibles que los que le achacaron al ex alcalde de Culiacán. No podía, Rubén Rocha, medir con varas distintas, hechos semejantes. Y ahora Benítez Torres tendrá muchas cosas qué decir. Ya empezó y afirma que el alcalde Edgar González sí firmó la compra de las luminarias cuando era secretario del ayuntamiento, algo que Edgar siempre ha negado. Y esto apenas inicia.

Artículo publicado el 12 de febrero de 2023 en la edición 1046 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
Organizaciones, medios de comunicación y periodistas exigieron al Estado Mexicano extraditar a Dámaso López Serrano, el Mini Lic, para que sea juzgado por el asesinato del periodista Javier Valdez.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Noticias

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.