El INE sí se toca, pero no se mata

INE Y AMLO. La controversia a las calles. FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO.COM

Después de la marcha seguirá la discusión de qué hacer con el INE. Lo que ocurrió el domingo es solo una parte de la narrativa que se está construyendo a golpes y sombrerazos en torno a la reforma electoral propuesta por el presidente AMLO. Hay muchas cosas cuestionables del INE: ha sido omiso hasta por consignas emanadas desde lo más alto del poder. Pienso en la elección presidencial de 2006, cuando se le dio el triunfo a Felipe Calderón y con ello a los intereses de los grandes oligarcas de este país. Los gastos internos del organismo, sueldos y prestaciones, rayan en la ofensa frente a la precariedad con que se operan otras áreas del gobierno federal. Salud y Educación, por ejemplo. Muy condenables también modos y actitudes de su presidente, Lorenzo Córdova, a quien le afloró su racismo en una conversación telefónica que se hizo pública, donde se burla de la condición indígena de un hombre que opinaba en un evento público. Nadie dijo nada cuando se dio a conocer el audio, pero, por lo menos, debió discutirse la pertinencia de separarlo del cargo, pues demostraba con ello ir en contra de al menos dos de los principios básicos de INE: la objetividad y la imparcialidad.

Pero una cosa es el presidente del INE –que termina su periodo en abril del año entrante—y otra el Instituto. Este ha demostrado que puede organizar elecciones y ofrecer resultados confiables. La discusión sobre el INE, en el marco de la reforma en puerta, ha generado cuestionamientos también al IFE, su antecesor, y a quienes estuvieron al frente de él, desde que se fundó en 1990, hasta su desaparición—para dar paso al INE—en 2014.

Pablo Gómez, un viejo comunista que ahora es titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) –quién sabe qué hará en esa dependencia porque, investigar el lavado de dinero, no—ha dicho, para replicar como perico lo que ha estado diciendo el presidente, que a José Woldenberg, lo puso Ernesto Zedillo. Y que a Lorenzo Córdova lo puso Enrique Peña Nieto. Lo que no dice es que, con Woldenberg a la cabeza del Instituto, ocurrió la histórica elección federal de 1997, cuando por primera vez el PRI pierde la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados, y esto permite al PAN, PRD –partido al que pertenecía Pablo Gómez– y PT conformar lo que se llamó el bloque opositor, dando paso a prácticas legislativas realmente democráticas. Tampoco que fue con Woldenberg, al frente del IFE, que el PRI pierde por primera vez la presidencia de la república en 2000, cuando Vicente Fox se impone sobre Francisco Labastida. Nadie, nunca, cuestionó al “árbitro” electoral, que fue, por el contrario, objeto de múltiples reconocimientos. Pero les faltan argumentos que justifiquen la desaparición de una institución y atacan a las personas, incluso tratando de satanizarlas. Lo peor aquí es que este tipo de ataques son comunes en gente de escaso nivel, no de políticos de la estatura de Pablo Gómez.

¿Y de Lorenzo Córdova? Pues muy sencillo, bajo su presidencia en el INE, AMLO ganó la elección en 2018 y Morena se convirtió en mayoría en las dos cámaras. Y en las intermedias de 2021, Morena se llevó casi carro completo. Y ni el presidente ni Morena se lo deben a Córdova, fue un triunfo de ellos en procesos electorales organizados por el INE, eso es todo. ¿Hay que reformar y mejorar? Por supuesto… pero no regresar 30 años la cinta, cuando las elecciones las controlaba el gobierno y apagaba la luz si los resultados no le favorecían, como lo hizo Manuel Bartlett Díaz, en 1988, para robarle el triunfo a Cuauhtémoc Cárdenas.

Como dice Carlos Bravo: usaron al INE como escalera para llegar al poder y ahora quieren quitar la escalera para que nadie más llegue. Quieren cambiar el sistema de elección de los consejeros electorales que les sirvió para llegar al poder; ahora quieren sustituirlo por la elección directa en las urnas ¿Si son tan democráticos por qué no lo propusieron cuando el PRI se llevaba el carro completo? Y quieren eliminar el financiamiento a partidos –con lo cual estoy absolutamente de acuerdo—en tiempos no electorales, porque ellos gobernarán en la mayoría de los estados y de las arcas estatales saldrá el dinero para la operación de Morena, como siempre ocurrió y sigue ocurriendo con el PRI y con el PAN. No habría ninguna diferencia.

Bola y cadena
AMLO QUIERE UN INSTITUTO ELECTORAL controlado por él y por la o el que venga a sustituirlo. Por eso propone que los nuevos consejeros sean electos como se elige a los alcaldes y gobernadores, a los diputados y senadores, de una lista de 60, cada tercio propuesto por cada uno de los tres poderes. Sabe que, si fuera así, los mexicanos, ahora, elegirían a los propuestos por el poder ejecutivo, es decir, por él. Y eso está apoyando Morena, sus corcholatas y sus jilgueros en todo el país… porque son muy democráticos. El INE sí se toca, hay que reformarlo. Pero no desaparecerlo.

Sentido contrario
UNA DE LAS MIL CONCLUSIONES que se pueden sacar luego de conocer una mínima parte de los documentos hackeados por el colectivo Guacamaya, es que la información que la Sedena logra en sus labores de inteligencia sirven de muy poco al gobierno y al país. Si la información recabada por sus agentes fuera usada para combatir al crimen organizado, por ejemplo, muchos cabecillas del narco ya no estarían haciendo daño e infinidad de personajes públicos estarían en la cárcel y no despachando desde oficinas municipales o legislando en los congresos. Ya leímos lo que se encontró de Durango, publicado por un medio nacional. Ahora vean lo que encontramos nosotros de Michoacán y que publicamos en esta misma edición. No se ponga a llorar. Mejor piense y tome posición.

Humo negro
“LAS Y LOS CIUDADANOS TIENEN derecho a solicitar la revocación del mandato de representantes electos cuando así lo demande al menos el diez por ciento de las personas inscritas en la lista nominal de electores del ámbito respectivo”. Eso dice la constitución, no la general, sino la de Ciudad de México. Luego, si Claudia Sheinbaum es tan democrática ¿porqué no se somete a un ejercicio de revocación?

Artículo publicado el 13 de noviembre de 2022 en la edición 1033 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1113
GALERÍA
Pequeños productores de Sinaloa se declararon en plantón permanente en palacio de gobierno de Culiacán, inconformes por el precio de 5 mil 457 pesos la tonelada de maíz.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.