Diabetes: una enfermedad mortal que se puede prevenir con buena alimentación

UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE. La base de la prevención.

“Lo menos posible refrescos azucarados, gaseosos o de sabor; para un consumo ocasional optar por cero calorías o light; evitar las aguas frescas con mucha azúcar; postres como helado no en exceso y con ciertas características”, Thalía Baumgarten.

“La diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica en la cual el páncreas no produce la suficiente insulina para lograr mantener niveles de glucosa estables”, esto, explica la nutrióloga educadora en diabetes, Thalía Baumgarten, “puede ser porque el páncreas no produce la suficiente insulina, o la insulina no se utiliza de una manera eficaz en el cuerpo”.

Según describe la Organización Mundial de la Salud (OMS), la insulina es una hormona que regula la concentración de glucosa en la sangre, es decir, la glucemia; y al tener niveles de glucosa elevados (más de 100 mg/dl) con el tiempo daña gravemente órganos y sistemas del cuerpo, sobre todo los nervios y los vasos sanguíneos que se localizan en zonas periféricas.

En México de enero a junio de 2021, las defunciones por diabetes fueron la tercera causa de muerte, sólo por debajo de las enfermedades del corazón y el COVID-19, de acuerdo con datos publicados en julio de este año por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Los factores de riesgo para el desarrollo de la diabetes tipo 2, son: “el sobrepeso y la obesidad, debido al exceso de grasa corporal; la genética e historia familiar, sobre todo del lado materno; estrés crónico; el alcoholismo; sedentarismo; tabaquismo; la mala alimentación y la edad”, explica Baumgarten.

Sin embargo, señala, “ya hay niños diagnosticados con diabetes tipo 2, precisamente por los hábitos de vida”, aunque “es más común en adultos”.

Síntomas principales en la diabetes tipo 2
“Se logran ver cuando la glucosa está por encima de 100 mg/dl en ayunas, aunque algunas personas los presentan hasta que los niveles son más elevados, es decir, ya pasó tiempo desde que empezaron los problemas con la regulación de la glucosa”, añade.

Algunos de estos síntomas son: poliuria (excesivas ganas de orinar), polifagia (demasiada hambre), “debido a que los niveles de glucosa están elevados en sangre porque no se puede utilizar correctamente y el cuerpo pide más energía”, cansancio, náuseas, mareos y visión borrosa.

Thalía Baumgarten.

Así mismo, recalca la importancia de realizarse exámenes sanguíneos una vez al año, “la hemoglobina glicosilada y la curva de tolerancia a la glucosa, son pruebas que nos indican de manera más temprana si se tiene la enfermedad”.

La complicación más común de la diabetes tipo 2 señala es la neuropatía, es decir, “problemas nerviosos a nivel periférico: piernas, manos, pies y ojos; una de las razones por la cual se asocia a la diabetes con una mala calidad de vida, resultado de un mal control”.

El tratamiento de la diabetes tipo 2 “implica controlar los niveles de azúcar en la sangre, lo cual se puede lograr llevando una dieta saludable y realizando actividad física”, la OMS recomienda de 150 a 300 minutos a la semana.

La importancia de una buena dieta

“Las indicaciones para un paciente con diabetes, son las ideales para una persona que no vive con diabetes”, lo que ayuda en su prevención, recalca; “la alimentación es la base para mantener una vida saludable”.

“Comer saludable implica consumir todos los grupos de alimentos y nutrimentos (carbohidratos, proteínas y grasas) en sus diferentes cantidades, que eso te lo va a decir solo un nutriólogo, qué cantidades necesitas, dependiendo de tu peso, edad, gustos y demás características” explica.

Los alimentos que ayudan a mantener los niveles de glucosa, expone, son “las verduras, son altas en fibra, toda fibra ayuda a retrasar la absorción de glucosa; proteínas, ya sea animal o vegetal; granos integrales, pan, pasta, arroz”.

“Lo menos posible refrescos azucarados, gaseosos o de sabor; para un consumo ocasional optar por cero calorías o light; evitar las aguas frescas con mucha azúcar; postres como helado no en exceso y con ciertas características”.

Asimismo, se debe “respetar el hambre y la saciedad”, y “evitar realizar dietas extremas, comer de manera racional postres, comidas chatarras o de la calle”, mantenerse hidratado con el “consumo de agua simple”.

Subraya la importancia del monitoreo en la glucosa, conocer cómo reacciona el cuerpo a ciertos alimentos, realizar exámenes para monitorear niveles de glucosa cada tres a seis meses.

De acuerdo con la OMS, México es el segundo país latinoamericano y el sexto en el mundo en cuanto a la prevalencia de esta enfermedad.

Cuando una persona es diagnosticada con diabetes tipo 2, agrega, “es importante monitorear las enfermedades paralelas, como la presión alta, y ver que modificaciones extras se pueden hacer al estilo de vida”.

Recalca que “cuando existe un diagnóstico temprano es mejor la calidad de vida, mientras no haya tenido una complicación”, así como la importancia de acudir al sicólogo.

Artículo publicado el 14 de agosto de 2022 en la edición 1020 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1115
GALERÍA
Agentes de la Sedena, FGR y GN, aseguraron seis vehículos, así como sustancias químicas, en un inmueble de la colonia Progreso, al sur de Culiacán.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.