miércoles, agosto 17, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

El tiempo contado del ‘Químico’ Benítez

EL “QUÍMICO” Y AMLO. Caminos distintos.

Si hay un alcalde en Sinaloa que sea frívolo, se llama Luis Guillermo Benítez Torres. Es el de Mazatlán. Un hombre que se incorporó a la política sin asideros ideológicos claros y que se acomodó por conveniencia en Morena cuando este movimiento se perfilaba potente a nivel nacional, encabezado por Andrés Manuel López Obrador. Se dice de izquierda, pero ninguno de los rasgos de su perfil político, menos su historia, empalman con esta ideología. Por el contrario, viaja en una camioneta que le costó al ayuntamiento más de un millón de pesos, mientras al mismo tiempo dicta conferencias sobre austeridad municipal. Para estar a tono con el discurso lopezobradorista, enarbola la bandera de primero los pobres, pero gran parte de su gestión ha sido para beneficiar al sector turístico –no digo que no hay que apoyarlo–, bajo la “iluminada” creencia de que Mazatlán puede convertirse en el Dubái mexicano. Contra el esplendor de la zona turística, florecen en Mazatlán los rezagos en los sectores históricamente marginados. Y lo peor: cuando el presidente de la república viaja en vuelos comerciales y se ha negado a pisar siquiera la escalerilla del avión presidencial, el “Químico” lo hace en un Hawker Beechcraft 800XP propiedad de Juan José Arellano Hernández, un impúdico empresario mazatleco, líder de empresas de efímera existencia –factureras, les llaman–, que se hizo millonario de la noche a la mañana y que ha estado esquilmando al ayuntamiento mazatleco con la complicidad del mismísimo alcalde y de una red de funcionarios que, al tiempo que cobran en el ayuntamiento, están en la nómina del Grupo ARHE.

Es tan grande el compromiso del alcalde con Arellano Hernández que, cuando el Ayuntamiento de Mazatlán fue demandado por el Grupo ARHE por 111 millones de pesos más –“por intereses”—por el caso Nafta Lubricantes S.A. de C.V., el “Químico” mejor se hizo a un lado y dejó que el secretario del Ayuntamiento, Edgar González, comprara el pleito y advirtiera que esta vez los Arellano no se saldrían con la suya porque defendería con todo el patrimonio de los mazatlecos. El grupo empresarial retiró la demanda pero advirtió en una carta pública que se reservaba el derecho de “ejercer cualquier acción legal en contra de los servidores públicos que en su caso hayan cometido algún delito o falta”.

“En su gestión –decía la carta–, un servidor púbico ha vulnerado sistemáticamente ese respeto, incumpliendo con su obligación de conducirse de manera proba hacia con los ciudadanos, puesto que de forma maliciosa ha expuesto públicamente al Grupo con afirmaciones falsas y tendenciosas”. Se refería a Edgar González, al cual le cayeron días después tres demandas en su contra, empujadas desde el piso 15 de la Torre BUKS, propiedad de los Arellano. Una de ellas firmada por Cielo Rosa Mucharraz Elías, quien había sido directora de asuntos jurídicos del Ayuntamiento hasta que llegó Edgar González a la secretaría y, al ser “renunciada”, se incorporó de lleno y sin pudor a la nómina del Grupo ARHE. González ha declarado que el área jurídica del Ayuntamiento dejaba perder las demandas en contra de la comuna, afectando el patrimonio de los mazatlecos.

Ahora Edgar González se dice amenazado y el único responsable aquí es el “Químico” Benítez, por la frívola relación que mantiene con este empresario que, al tiempo que le brinda su avión para que viaje, interpone demandas millonarias contra la comuna.

Ya hay denuncias de organismos mazatlecos ante la Auditoría Superior del Estado (ASE) sobre acciones de Benítez Torres que favorecieron al Grupo ARHE, entre ellas la cesión de un terreno para pagar parte de la deuda municipal por el pleito que los empresarios ganaron según los jueces.

Y hasta por la compra de la camioneta de más de un millón de pesos, cuando no había presupuesto para ello. Pero hasta ahora la ASE ha sido omisa y con ello contribuye a que se sigan cometiendo este tipo de atropellos. No fue así en el caso de Jesús Estrada Ferreiro, donde, sin denuncias, la ASE solicitó a la fiscalía estatal que integrara carpetas por posibles actos de corrupción, lo cual le costó el cargo al ex alcalde.

Bola y cadena
PERO LA DENUNCIA PRINCIPAL, ligada al tema de la corrupción, es la compra millonaria de luminarias que hizo el alcalde por más de 400 millones de pesos, sin licitar. Frente a esto, lo que hizo Estrada Ferreiro es un paseo en velero por el Pacífico mazatleco. Y aquí es donde la ASE y la Fiscalía se pondrán a prueba. Y también la voluntad política de quien lleva realmente las riendas del estado, es decir, del gobernador.

Sentido contrario
ENTRE LAS HABILIDADES DEL GRUPO ARHE para hacer sus “negocios”, está la cooptación de funcionarios de diverso tipo y nivel. El caso de Cielo Rosa es un botón de muestra, pero llama la atención que, en la demanda que interpuso contra Edgar González, uno de sus asesores jurídicos es José Alfredo Solorio Zavala, quien durante muchos años fungió como director de delitos financieros de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, y ahora es, para muchos asuntos, representante legal del Grupo ARHE.

Humo negro
ENTONCES, QUE NADIE SE EXTRAÑE que, si mañana o pasado el “Químico” es defenestrado de la presidencia municipal, sus próximos viajes sean, ya no en el Hawker Beechcraft 800XP, porque ese no es para los empleados de segunda, sino en el elevador de la Torre BUKS. En eso terminan los mareados.

Artículo publicado el 19 de junio de 2022 en la edición 1012 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1020
14 de agosto del 2022
GALERÍA
Así fueron las inundaciones registradas entre ayer lunes y la madrugada de este martes en Culiacán y Mocorito
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.