lunes, junio 27, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

‘Halcones’

HALCONES Y PUNTEROS. Los ojos de la mafia.

“¡No tome video, viejón, un paro, luego nos regañan!” Fue una petición imperativa que no quise desdeñar. Sé quiénes mandan aquí y de qué son capaces.

Lea: La inusual detención de un ‘halcón’ en Culiacán

Me lo dijo un muchacho de 25 años que montaba una Itálika y me alcanzó, auto y motocicleta en marcha. Parecía el jefe de la parvada de “halcones” o punteros. Se movían como roedores. Eran innecesariamente muchos. Yo entraba a la ciudad cuando vi un convoy militar. Un camión cisterna, dos Hummer y un camión de traslado. Todos llenos de soldados. Quién sabe desde dónde traían cola. Vi por lo menos seis punteros montados en motocicletas que maniobraban con una mano mientras en la otra sostenían radios que siempre estaban usando para hablar y escuchar.

Cuando el convoy se detenía en algún semáforo, ellos se orillaban y permanecían en tres o cuatro puntos, a veces solos y algunas veces hasta tres juntos. Ya con el verde avanzaba el convoy y también ellos.

Como el tema de los halcones lo llevamos en el impreso justo esos días, –una nota de Alejandro Monjardín donde se da cuenta de un hombre que fue llevado a juicio luego de ser sorprendido por la Policía Estatal reportando los movimientos de soldados desde una construcción en obra negra enfrente de la Novena Zona Militar– me pareció que el contexto exigía una buena foto de un muchacho de 15 años siguiendo un convoy militar y reportando a sus jefes los pormenores del trayecto. Alcancé a ver de cerca a los soldados que iban en el camión, en la cola del convoy, y era obvio que sabían que los seguían. Pero también que parecía no preocuparles. Una especie de rendición. Como ser parte de una “normalidad”.

Después del “¡No tome video, viejón…!”, di vuelta en u. “¡Gracias, estamos a la orden!”.

Es un trabajo muy viejo el del “halcón”. Supongo que les pusieron así por la capacidad que tienen esas aves para mirar. Pueden estar en cualquier parte siempre reportando movimientos de tropas: en las gasolineras, puestos de venta en carreteras, en llanteras, depósitos de cerveza… agentes policiacos hacen las veces de halcones, por eso la milicia no confía en ellos.

Pero es casi imposible judicializar un caso. Hay una ley para llevarlos a juicio desde 2013, pero hasta ahora no se ha logrado demostrar ante un juez este delito. Y aunque se sentara un precedente con el caso del señor que detuvieron frente al cuartel militar de Culiacán, los halcones van a seguir existiendo porque son parte fundamental de la estructura de los cárteles de la droga. De las capas más bajas de esa estructura, pero vital. Pero, además, desde hace muchos años este trabajo lo cubren muchachos muy jóvenes, a veces menores de 15 años. Y a morros de esa edad les das una moto y un radio y se vuelven locos. Aparte les pagan.

Es engañoso que el secretario de seguridad, Cristóbal Castañeda, diga que quieren sentar un precedente. Está bien que lo hagan, pero sabe perfectamente que esto no cambiará las cosas. En la mesa de seguridad, lo dijo el gobernador Rubén Rocha, se tocó el tema, pero con puras generalidades porque no tienen datos, saben que son muchos pero no hay un diagnóstico.

En realidad no se necesita ni serviría de absolutamente nada un diagnóstico sobre el fenómeno del halconeo. Lo que se ocupa es un diagnóstico sobre el crimen organizado en su conjunto, los cárteles, sus estructuras de todo tipo. Tendrían entonces que hacer un diagnóstico del sicariato, de las casas de seguridad, de los narcolaboratorios, de los puntos de venta al menudeo, de los giros negros que lavan la plata…

Puedo imaginar las caras de aburrimiento cuando se tocó el tema en la mesa de seguridad. Es un asunto muy viejo y no tiene una solución parcial, sino como parte de algo más profundo. La cara del soldado que iba atrás viendo a los muchachos que los seguían con todo descaro en sus itálikas, lo decía todo. Pasa todos los días. La ciudad es de ellos desde hace mucho tiempo.

Bola y cadena
LOS SOLDADOS ME HAN DESPERTADO siempre sentimientos encontrados. Igual te plantan un árbol que te matan un niño. Los soldados que vi esa mañana en el camión me dieron pena. Hombres recios entrenados para la guerra, sometidos a vigilancia por muchachos de apenas 15 años. Si hay episodios gloriosos en las historia de estos hombres y mujeres de armas, no sirven de mucho acá. Es humillante.

Sentido contrario
SEGÚN NOTA DE ESTA MISMA EDICIÓN, Gerardo Vargas Landeros quiere imponer a su gente para la renovación de sindicaturas en Ahome. No quiere a morenistas, sino a gerardistas. Se entiende en la perspectiva de sus planes a mediano plazo. Quiere ser senador y teje ya la estructura en que deberá apoyarse para el ungimiento. El Químico hará lo mismo en Mazatlán y Melesio Cuen lo propio en sus ámbitos de control. Aunque ser del PAS y no de Morena lo pone en una seria desventaja.

Humo negro
ARMANDO VILLARREAL DEBIÓ SALIR encabronado del juzgado. Iba por el sobreseimiento de la causa penal que le ha hecho dar decenas de vueltas y gastar dinero para defenderse, pero no lo logró; le habían pedido que pagara una multa y la pagó, que no saliera del país y no salió. Y que ofreciera disculpas públicamente por haber desviado 263 millones de pesos cuando fue titular de Administración Y Finanzas con Malova, solo en un semestre, y lo hizo pero sin convicción para el juzgador. Y tendrá que pagar otro desplegado en la prensa. En Ríodoce tenemos descuentos hasta el 31 de enero.

Artículo publicado el 23 de enero de 2020 en la edición 991 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1013
26 de junio del 2022
GALERÍA
Destruye FGR en Culiacán 45.9 mil litros y 15.2 mil kilos de sustancias químicas para elaborar drogas sintéticas
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.