jueves, diciembre 8, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

‘Aquí están las nieves de elote’, dice el Moni Valle

El Moni Valle-1

El nevero trajo este sabor novedoso a la ciudad; estudiantes, automovilistas lo buscan ahí bajo de un frondoso árbol en CU

Los comensales piensan que tendrá el sabor de un esquite, otros más que experimentarán la sensación de morder una mazorca con granos de maíz. ‘No es así’, se ríe El Moni Valle, ‘es un sabor especial, cremoso, dulce, suave y apto para gustos exigentes’.

Las nieves de elote, en Culiacán, dice que han sido la novedad. La gente disfruta cada cucharada de esa combinación artesanal, aunque aquí siga pareciendo poco común, no así en algunos estados del sur de país.

Bajo la sombra de un árbol, desde que logró conquistar a los estudiantes y automovilistas que transitan por Ciudad Universitaria, el Moni Valle se ha instalado religiosamente en su vocho descapotado color gris.

Encontró una forma novedosa para que su vehículo del año 1989 sirviera como ‘local’ para ofrecer sus nieves. Y aunque no sólo vende de elote, sino también de kiwi, limón, rompope y café, la primera es de las más pedidas.

Ha recorrido toda la banqueta desde hace 8 años, a veces lo mueven, y otras veces él busca un nuevo punto, tratando de escapar del sol, y algún tiempo se puso en la zona centro de la ciudad.

Hoy, es un personaje reconocido en la ciudad.

Inventarse un trabajo

El Moni Valle llegó a una edad en la que supo que no le sería fácil encontrar trabajo y se ‘inventó’ uno. Tomó cursos en Guadalajara y Michoacán para mejorar la técnica de preparar nieves y les dio su toque personal.

Empezó a vender las nieves en Zihuatanejo, donde vivió por algunos años, heredando la tradición que nació con él, a sus hijas.

“Este es un oficio que yo me tuve que idear porque pues está difícil cuando uno llega a cierta edad y me empecé a preparar, tomando cursos y ya llevó 11 años haciendo nieves. Siempre me gustó el comercio y de eso he podido vivir”, recordó.

“Realmente me gusta mucho mi trabajo, preparo la nieve con gusto, para nada rutinario, ni forzado, que yo sepa nadie prepara los sabores que yo hago aquí en Culiacán. Esa convivencia con la gente y los jóvenes me gusta mucho”.

En la ciudad, dice que el consumo de nieves, no tiene qué ver con el clima, como siempre hace calor, todo el año le piden.

“Ahora con la pandemia me cambió la vida porque no había clases, todo estuvo muy precario, pero me empecé a poner por el rumbo del Mercado de Abastos y la fuimos pasando”.

Un sabor novedoso

Fue en Querétaro donde disfrutó por primera vez del sabor de la nieve de elote. No sabía si gustaría en Sinaloa.

“Aquí la gente ha ido llegando y sí claro la gente piensa que se comerá un elote y me dicen oye trae pedazos y yo les digo que no, es un preparado como cualquier otro sabor, es muy rico, con una textura suave, cremosa”.

A sus 73 años, El Moni Valle en un caluroso día de diciembre atiende a sus comensales, le piden vasitos de 15 pesos, medios y litros completos.

Los carros le pitan, reconocen su vocho con cartulinas verdes fluorescentes, en las que anuncia los sabores.

“La verdad es que sí, yo creo que por el rico sabor, las nieves de elote ya las pide la gente, aquí nadie le tiene miedo a los nuevos sabores, menos a éste, que es muy sabroso”.

Artículo publicado el 19 de diciembre de 2021 en la edición 986 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1036
GALERÍA
Cientos de personas, entre ellas el gobernador Rubén Rocha asistieron a la CdMx a la marcha convocada por el presidente Andrés Manuel López Obrador
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.