viernes, octubre 22, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Ribereños van por la captura de camarón … y deudas

SERGIO SOTO. Capturando deudas.

La falta de vigilancia en veda permitió la depredación

Dos Sergio soto, con dos personas más de tripulación zarpó a las 04:00 horas del pasado lunes a la mar buscando capturar camarón en la bahía de Topolobampo y recuperarse de un mal año.

Pero la marejada lo golpeó con contundencia y casi lo hizo naufragar, la pesca ribereña no da más. En lugar de obtener ingresos por su trabajo, lo que obtuvo fue deuda. Tres 15 horas de trabajo, salió debiendo 600 pesos.

Préstamo que obtuvo para el lonche del día siguiente para la tripulación de su lancha Bogiee de 22 pies con propulsión de un motor fuera de borda, Yamaha de 60 caballos de fuerza.

Antes de hacerse a la mar, don Sergio invirtió 8 mil pesos en la preparación de la panga, armar el chinchorro, comprar la malla, los cabos, boyas y plomada, dotarse de gasolina y la comida de tres personas.

El día del fin de la veda se lanzó al mar a las 04:00 horas y tiró las artes durante 15 horas consecutivas.

A las 19:00 horas entregó los 19 kilos de camarón mediano y chico que obtuvo en toda la faena. Poco más de un kilo por hora, que dividido entre los tres les da casi 400 gramos por cabeza. A él le pagan a 70 pesos el kilo de crustáceo, que dividido entre los tres, ganan 23 pesos por hora, pero si deducen los costos y la depreciación del equipo, lo que pescaron fue deuda.

Para salir a la mar el día siguiente, don Sergio firmó un préstamo de 600 pesos. “Es para el lonche de mañana”, explica con una sonrisa en sus labios mientras se encarama a la panga y un marinero la empuja desde la proa para sacarla de la arena en donde encalló intencionalmente.

“Esperemos que mañana sea mejor, y que la marea se mueva”.

Para el pescador con casi 30 años de experiencia, el día fracasó porque la marea no fue viva, sino muerta, y porque la falta de vigilancia del litoral por los marinos y de los inspectores de vigilancia pesquera, fue nula.

Don Sergio es uno de los 19 mil pescadores ribereños de camarón de Sinaloa que se lanzaron al mar, apenas amaneció.

Juan Alonso Zamorano Proaño, otro pescador del puerto que dejó de capturar camarón por incosteable y cambió a ser surtidor de hielo, aseguró que el fracaso de cada temporada es más estrepitoso conforme el gobierno federal avanza en el sexenio.

“Al gobierno de Morena le vale madre la actividad. La está tronando porque lo que le interesa es el pinche negocio del puerto. La gente que se vaya a la jodida”, dice como conclusión de sus vivencias.

Este año, ningún marino vigiló, los inspectores de pesca se hicieron de la vista gorda, y los furtivos hicieron su pepena todo el año. “Con el mar abierto, nadie respetó la veda. La pesca ya no va ser negocio”, afirmó.

Aseguró que con el tiempo, todos los habitantes de Topolobampo van a tener que abandonaran sus casas, porque no tendrán en dónde trabajar.

Las empresas que llegan, contratan gentes de otros lados, no del puerto, pero engañan a todos con que lo harán mientras se construye; además, el gobierno está permitiendo la instalación de empresas extranjeras que están dañando el ambiente, está el ejemplo de una gran gasolinera y la planta de amoniaco, y anteriormente, la Comisión Federal de Electricidad y Pemex, dijo Valenzuela Proaño consideró que en pocos años, toda la pesca será un carajo.

Para José Alfonso Chaparro, Bojórquez líder pesquero de la Federación de Cooperativas Pesqueras Ribereñas “Siglo XXI”, la proyección de la temporada de captura de camarón no es buena.

Esto deriva de la suspensión de apoyos a la producción que migraron hacia subsidios a las familias de los campos pesqueros. “Este año, como anteriores, no hubo subsidio para la gasolina, para artes de pesca, hielo y objetos de producción.

No hay mucha esperanza en que los volúmenes y las tallas mejoren, consideró, porque la depredación de la biomasa ocurrió todo el año ante una nula vigilancia de la veda. “La marina no tuvo presupuesto para vigilancia, porque se fue a la Guardia Nacional”.

Chaparro Bojórquez consideró que la situación es por demás precaria para el pescador porque en esta temporada tendrá que jugársela con sus propios recursos. “Y lo más probable es que empeñe los equipos o se endeude en lo personal, lo que es una pérdida de cualquier forma.

El único apoyo que los pescadores recibieron fue financiamiento para compra de motores marinos por el gobierno del estado.

De acuerdo con un informe de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) de marzo del 2021, Sinaloa ocupó el primer lugar en la captura de camarón en el Pacífico 19 mil 551 toneladas de camarón seguido de Sonora, 12 mil 579, y Nayarit, 2 mil 844 toneladas.

La producción nacional del crustáceo en la temporada de captura nacional de camarón 2019-2020 registró un volumen de producción de 47 mil 664 toneladas de crustáceo, según información recabada por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

las cinco entidades con mayor producción de pesca de camarón fueron Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Nayarit y Baja California Sur, que concentran 92.9 por ciento de la producción total del país.}

Artículo publicado el 19 de septiembre de 2021 en la edición 973 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 977
17 de octubre del 2021
GALERÍA
Al menos 11 muertos y más de 10 heridos al caer un autobús en Ecuador
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.