jueves, septiembre 23, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad
  LO ÚLTIMO

Lupita, la mamá que se enfrentó a los Zetas

GUADALUPE HERNÁNDEZ. Una lucha tenaz.

Logra sentencias contra los que perpetraron el secuestro de su hijo

 

 

“Ya supimos que fue a levantar un acta y a denunciar la desaparición de su hijo. Mire señito, mejor ya ni le mueva“ nos dijo un tipo a mi esposo y a mí que temblábamos de miedo, rememora Guadalupe Fernández.

“Eran varios individuos en una camioneta los que nos fueron a buscar al hotel a media noche y se presentaron como miembros de la última letra. Nosotros no entendíamos a qué se referían, hasta que claramente nos dijeron que eran Zetas”.

El joven ingeniero, José Antonio Robledo Fernández fue secuestrado y desaparecido el 25 de enero de 2009 en Monclova, Coahuila cuando trabajaba como ingeniero en la Constructora ICA FLUOR, en el Proyecto El Fénix, para Altos Hornos de México.

“Nos advirtieron que no acudiéramos a ninguna corporación policiaca de Coahuila o Nuevo León, pues según ellos, tenían el control total de la seguridad pública de dichos estados” rememora la señora Fernández y denuncia que el Procurador de Coahuila, Jesús Torres Charles se negó rotundamente a agregar las amenazas de los Zetas al expediente. Peor aún, los urgió a regresar a la Ciudad de México “para no poner en peligro la vida de su hijo”; eso fue una clara obstrucción de la justicia y una amenaza velada.

Toño, como lo llama su familia, iba regresando de Monterrey a Monclova, se estacionaba en un AutoZone y hablaba con su novia por teléfono cuando fue interceptado, secuestrado y desaparecido. Sus padres José Antonio Robledo Chavarría y María Guadalupe Fernández Martínez de inmediato se trasladaron a Coahuila para buscar a su hijo.

“Hablamos con algunos de sus compañeros de trabajo y con sus Jefes el Ing. Pedro Laurel e Ing. Raúl Alberto Medina Peralta Gerente del proyecto; este último no nos avisó del hecho y nos obstruyó la justicia repetidas veces, todos ellos se hicieron tontos.

Con el tiempo nos enteramos que desaparecieron a cuatro ingenieros más de ICA Fluor, uno de ellos Técnico en gas Argón compañero de mi hijo en el mismo proyecto, sus familias no denunciaron.

José Antonio Robledo, padre de Toño conteniendo el coraje y la indignación relató a Ríodoce que entregaron al Ministerio Público de Coahuila los estados de cuenta de los retiros hechos en un cajero automático con la tarjeta de su hijo, las sábanas de llamadas del celular de su hijo con ICA y la geolocalización del lugar exacto donde mantuvieron cautivo al joven ingeniero.

“Esa información que normalmente tarda semanas nosotros la conseguimos en horas gracias a la ayuda de algunos amigos”. De nada sirvió.

En la Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila, a cargo de Jesús Torres Charles, los papás de Toño denunciaron su desaparición, se abrió la Averiguación Previa 002/2009 y apenas levantada la denuncia las autoridades le pasaron toda la información a los Zetas. Al surgir las primeras órdenes de aprehensión por el fuero federal declinaron su competencia.

 

Empresarios, autoridades y policías de Coahuila coludidos con los Zetas

“El jefe de seguridad de ICA FLUOR fue el que llevó a los criminales a amedrentarnos”, sentencia doña Lupita y agrega: “No entendíamos a qué nos estábamos enfrentando al buscar a Toño”.

El señor José Antonio, muy enérgico, afirma:

¡“Todos, absolutamente todos estaban coludidos con los Zetas: autoridades, la empresa para la que trabajó Toño, la policía…todos”!

Su esposa con una voz muy dulce a pesar del dolor, continúa el relato: “Estábamos solos, sin nadie en quién confiar. Muy pronto nos quedó claro que las autoridades de Coahuila no moverían un dedo para encontrar a Toño; al contrario, encubrirían a los perpetradores.

Han sido más de 12 años de búsqueda, de ir de oficina en oficina, de funcionario en funcionario. Nos pusimos en contacto con todas las organizaciones defensoras de derechos humanos nacionales e internacionales. En la búsqueda conocimos a familiares de otros desparecidos y así nacimos como Colectivo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y en México (Fundem). Apoyados por el Centro de D.H. Fray Juan de Larios, a cargo del Obispo de Saltillo, Raúl Vera. https://www.facebook.com/FUNDEM.Mx/

“La situación de los desaparecidos es cada vez peor. Ahora son las muchachitas a las que se llevan”, sentencia alarmada la señora Fernández.

 

ORGANISMOS CIVILES. La búsqueda por cuenta propia.

 

Las familias buscadoras, de detectives a forenses

Una parte de la investigación estuvo a cargo de los padres de Toño. El 31 de enero de 2009 abrieron una Averiguación Previa en la Unidad de Secuestros de la entonces Procuraduría General de la República SEIDO, en la Ciudad de México, a la que aportaron todo lo que averiguaron. Siguieron todas las pistas posibles, incluso, encontraron a uno de los perpetradores pero la policía se negó a arrestarlo.

“Las primeras investigaciones y pesquisas las hicimos nosotros con nuestros propios medios”.

Doña Lupita y su esposo llevaron su caso al fuero federal. Dedicaron todas sus fuerzas, todo su tiempo y su salud en la búsqueda de su hijo a quien hasta el momento de escribir estas líneas no han encontrado; sin embargo, hay tres imputados por el caso.

 

Sentencia a tres perpetradores

El trabajo incansable del matrimonio, los consejos de la periodista Anabel Hernández y de abogados honestos y un Ministerio Público honrado, dieron sus frutos tras 11 años de no quitar el dedo del renglón.

Julio César García Zapata, chofer de ICA Flúor fue capturado portando una ametralladora y 148 dosis de cocaína; él se encargaba de transportar a los ingenieros de un lugar a otro. Su sentencia es de 31 años de cárcel por la portación de armas de uso exclusivo del Ejército, delitos contra la salud y delincuencia organizada para perpetrar el secuestro de Toño. La sentencia fue en el fuero Federal. García Zapata reconoció ser miembro de los Zetas.

Jesús Lira Hernández, fue sentenciado a 24 años de prisión bajo los cargos de delincuencia organizada para ejecutar el secuestro de nuestro hijo. Lira Hernández, a decir del matrimonio Robledo Fernández era un proxeneta de los Zetas y sus sexoservidoras eran quienes cuidaban las casas de seguridad. Lira Hernández fue sentenciado a 24 años de cárcel y una de las prostitutas a 4 años. También reconoció ser miembro de los Zetas.

“La sexoservidora de 19 años de edad estuvo cuidando varias casas de seguridad pero no en la que estuvo mi hijo. En ellas tenían fieras, cocodrilos y probablemente a ellos le arrojaron a algunas víctimas para que se las comieran” deduce Lupita.

Joaquín del Ángel, apodado el Gorila, era el Jefe de Seguridad de ICA Flúor y fue el que llevó a los Zetas al hotel para amedrentar a los padres de José Antonio. Murió esperando sentencia.

Carlos Arturo Jiménez apodado el Plátano, tenía tres talleres mecánicos donde remarcaban coches robados y construían los llamados monstruos, es decir, los vehículos blindados artesanales del crimen organizado; además reparaban vehículos oficiales del Gobierno de Coahuila, Lupita Fernández descubrió que era el asesor financiero del Z42 (Omar Treviño Morales) . El Plátano fue capturado junto con Treviño Morales en Monterrey, N. L., en 2015.

“Ese Plátano fue el que llevó la voz cantante cuando los Zetas nos fueron a asustar y amenazar al hotel la madrugada del 6 de febrero del 2009”, relata la mamá que se enfrentó a los Zetas. A los 15 días de su captura fue vinculado a nuestro caso, El Plátano sigue preso y sin sentencia acusado de secuestro y delincuencia organizada. “siguió órdenes de desaparecer a Toño” subraya con amargura doña Lupita.

Entre apelaciones y amparos, pasó el tiempo y a los perpetradores les salió peor porque no se las aceptaron y pasaron más tiempo en la cárcel antes de la sentencia.

“Para nosotros esas sentencias “aunque no fueron por Desaparición forzada porque no se reclasificó el delito” nos han ayudado a sobrellevar el dolor” afirmó la valiente mamá.

La Constructora ICA FLUOR evadió toda responsabilidad, desvinculándose del hecho. Sus directivos siempre se han negado a colaborar con las autoridades y con la familia.

Artículo publicado el 25 de julio de 2021 en la edición 965 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 973
19 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Lava de volcán de la Palma incendia varias casas y vehículos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.