mayo 13, 2021 2:32 PM

Retienen a estadounidense en Culiacán para cobrar droga

culichi detenido-secuestro culiacan

El gobierno de Estados Unidos debió extender su brazo hasta las calles de Culiacán para arrestar a un capo sinaloense que presuntamente mantenía en calidad de rehén a una ciudadana estadounidense a quien habría secuestrado luego de una fallida negociación de tráfico de droga hecha en el estado de Delaware, revelaron fuentes del Departamento de Justicia de ese país (USDOJ).

El detenido es Luis Raúl Castro Valenzuela el Chacho, un narcotraficante de nivel medio bajo que radica en Culiacán, y quien habría tomado a una rehén estadounidense luego que sus compradores en Delaware, identificados como Jamar Jackson Jay, de 37 años, Denise Brown, la China, de 34, Harley Douglas de 37, y Nicole Jackson, de 35, no cumplieran con un pago de droga entregada y los de Sinaloa, para extorsionar a sus compradores, tomaron a una familiar estadounidense que aunque no tenía nada que ver en la transacción, fue tomada como una forma de “garantizar” el pago.

“El rescate de esta víctima es la culminación de una investigación internacional y multijurisdiccional de tráfico de drogas y contrabando que afecta a la gente de Delaware y las áreas circundantes”, declaró Brian L. Jones, del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (HLS).

No es la primera vez que capos sinaloenses de bajo perfil mantienen una negociación fallida con sus compradores en Estados Unidos, aunque sí sería la primera vez que toman en garantía a una persona natural del vecino país del norte y la llevan hasta Culiacán, para con ello asegurar que se cumpla el pago.

“Depende que tanto conozcas a la familia (del comprador), y si es mucha (la cantidad de droga que se adeuda), se toma algo en garantía y en este caso, supongo que se trajeron a la familiar esa para, desde acá, exigir el pago”, dijo un traficante sinaloense interrogado vía telefónica para esta nota.

De acuerdo a reportes del USDOJ, la rehén, de quien no se reveló nombre ni edad, habría sido rescatada sin ninguna lesión, luego de haber estado en cautiverio durante más de un año en una casa de seguridad localizada en Culiacán.

La investigación habría iniciado mediante una serie de acuerdos entre otros familiares de la víctima, quien tras dar detalles de lo ocurrido, notificaron a la DEA, en Delaware, que iniciaron una cacería en contra de los sinaloenses a finales de octubre de 2020.

Según explica el expediente 20-cr-00075, se logró ubicar al Chacho mediante un trabajo de inteligencia entre ICE, DEA, FBI, HLS, quienes habrían rastreado mensajes que enviaba a sus a compradores para exigirles el pago de la mercancía, lo cual habría ayudado a los investigadores a ubicar los lugares donde el Chacho se movía en Culiacán. Tras precisar el sitio donde mantenían oculta a la rehén estadounidense, se procedió al arresto y rescate de la mujer a través de la Armada de México y de agentes de la Fiscalía General de la República (FGR).

Según reportes de las autoridades, al momento del arresto de Castro Valenzuela se aseguraron 12 armas de diversos calibres, 7.5 kilos de heroína y fentanilo y 6.5 kilogramos de metanfetamina, lo cual habría tenido un valor aproximado de más de un millón de dólares. También fueron detenidos dos de sus supuestos cómplices identificados como Óscar Otoniel Gracia Morales, el Calayo, y Éricka Quintero Beltrán.

“Hoy un criminal está fuera de las calles gracias a un esfuerzo coordinado a gran escala con nuestros vecinos de México, lo cual no solo sirvió para rescatar a una víctima que estaba retenida como rehén, sino que se incautaron drogas ilegales por valor de más de un millón de dólares; esto es una muestra que continuaremos investigando a las organizaciones criminales que ataquen a nuestros ciudadanos”, dijo Jennifer C. Boone, agente especial a cargo de la oficina local del FBI en Baltimore.

Tras su arresto, el Chacho, fue llevado a una cárcel de máxima seguridad en México, donde se cree será encarcelado mientras Estados Unidos tramita su extradición a una corte de Distrito en el estado de Delaware, donde enfrenta cargos por secuestro, toma de rehenes y tráfico de drogas, incluyendo, ser el cerebro de una célula criminal que operaba desde Culiacán, hasta Pensilvania y Delaware.

Artículo publicado el 04 de abril de 2021 en la edición 949 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.