COEPRISS declara veda sanitaria temporal y preventiva por marea roja de moluscos bivalvos en zona costera de San Ignacio y Elota

moluscos

La Secretaría de Salud, a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Sinaloa (COEPRISS), declaró veda sanitaria temporal y preventiva por el fenómeno conocido como “marea roja” en la zona costera de las comunidades de Barras de Piaxtla y Estación Dimas, en San Ignacio y Rosendo Niebla, Celestino Gazca Villaseñor y Ceuta, en el municipio de Elota, Sinaloa.

El comisionado Jorge Alan Urbina Vidales explicó que está veda implica la prohibición de la extracción, distribución, comercialización y consumo de moluscos bivalvos (ostión, callo de hacha, pata de mula), y caracol, provenientes exclusivamente de la zona costera antes mencionada.

Sostuvo que esta declaración va dirigida a expendedores, restaurantes y comercializadores de moluscos bivalvos y caracol provenientes de esta zona, así como a pobladores y visitantes con el propósito de prevenir posibles intoxicaciones.

El titular de COEPRISS explicó que esta medida obedece a que los resultados del último muestreo de ostión realizado en esta zona indican que estos se encuentran por arriba de los niveles máximos permisibles de concentración de biotoxinas marinas (saxitoxina), motivo por el cual, el consumo de moluscos bivalvos y caracoles extraídos en el área señalada constituyen un riesgo para la salud de la población.

Debido al resultado se procede de inmediato al cierre temporal atendiendo los procedimientos, lineamientos y protocolos del Comité Estatal de Moluscos Bivalvos, lo dispuesto en las Instrucciones de Trabajo del Proyecto Moluscos Bivalvos y Marea Roja de COFEPRIS, y en lo establecido en la NOM-242-SSA1-2009.

La “marea roja” es un fenómeno natural en el que se presenta una acumulación de microalgas tóxicas o no tóxicas, que de acuerdo a su especie y cantidad, pueden o no cambiar la tonalidad del agua.

La biotoxina marina son compuestos químicos producidos por microalgas que son utilizados como elementos de estrategia de la naturaleza para combatir la predación, en la lucha por el espacio o como defensa contra el crecimiento desmesurado de otros organismos.

Sin embargo, los moluscos bivalvos, al alimentarse en presencia de una marea roja, pueden acumular dentro de su organismo estas biotoxinas y al ser cosechados representan un riesgo de salud para los consumidores pues pueden intoxicarse.

“Los síntomas de intoxicación pueden aparecer de 20 a 40 minutos después de la ingestión, dependiendo del tipo de toxina, la cantidad ingerida y las condiciones inmunodepresoras de la persona. Con comer un solo molusco contaminado es suficiente para intoxicarse. La toxina es resistente a altas temperaturas: resiste la cocción”, precisó el comisionado.

Los moluscos tóxicos no pueden identificarse a simple vista, ya que la toxina no altera su color, olor ni sabor. Algunos de los síntomas que pueden presentarse al consumir moluscos contaminados con toxinas son hormigueo en labios, lengua, boca y yema de los dedos, adormecimiento de piernas, brazos y cuello, falta de coordinación en músculos, dificultad para respirar, dolor de cabeza, sensación de tener mucho sueño, incoherencia al hablar, diarrea, vómito, náuseas y dolor abdominal.

 

 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.