agosto 2, 2021 10:50 PM

Sabían que colchones eran “reconstruídos”: testigos

images (17)

Las personas que compraron los colchones para los damnificados por la depresión tropical 19E siempre supieron que eran “reconstruidos, aseguraron una vendedora de fundas y un vendedor de colchones de Guadalajara.

A la audiencia del juicio oral contra el ex coordinador Administrativo de Sedesol, Carlos Castro Olivas, acudieron a declarar ambos comerciantes hoy.

En la audiencia de ayer, Benjamín Landgrave, dijo que habían comprado los colchones con una señora de nombre María Isabel Rayas.

La señora acudió a declarar hoy y dijo que ella no vende colchones sino fundas.

Manifestó que una persona a la que identificó como Benjamín “Landeros”, llegó a su negocio en octubre de 2018 a preguntar por el precio de las fundas.

Señaló que le dio los precios de 104 pesos por fundas rayadas y floreadas y 368 pesos la funda blanca tamaño matrimonial y 340 la individual.

Benjamín le dijo que quería comprar colchones y ella lo contactó con vendedores de colchones “reconstruidos”, indicó.

Explicó que esos colchones se los compran a las personas que compran chatarra en las calles y los reparan para venderlos.

Comentó que un día Benjamín acudió acompañado de Carlos y fue con ellos a uno de los talleres donde arreglan los colchones.

La señora describió físicamente a Carlos y por petición de la Fiscalía lo apuntó con el dedo y lo reconoció como la misma persona que fue a comprar los colchones.

Abundó que los colchones tenían un precio de 350 y 750 pesos y compraron 914 colchones y los pagaron en 400 y 800 pesos.

Aseguró que siempre supieron que los colchones eran reconstruidos.

La defensa le mostró la declaración que rindió la señora en enero de 2019 en la Fiscalía de Jalisco y en la que le mostraron cuatro fotografías para que identificara a la persona que había ido a comprar los colchones.

Los abogados cuestionaron que en esa ocasión la testigo señaló la foto de una persona de nombre Irvin y no a Carlos y cuestionaron como es que hoy sí lo reconoció a pesar de que traía cubre bocas.

La testigo expresó que en las fotos había dos personas muy parecidas y se había confundido pero hoy que veía a Carlos en persona, sí lo identificaba.

Uno de los vendedores, de nombre Crescencio, manifestó que él vendió colchones reconstruidos.

Expresó que a todas las personas que llegan a comprar se les dice qué es lo que están comprando para no engañarlos.

El testigo describió a las personas que fue comprar los colchones y la Fiscalía pretendía que identificara a Carlos ahí en la sala pero debido a que ya no ve, no pudo.

Manifestó que vio los videos de los colchones que estaban en mal estado y esos no son los que él vendió.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 966
01 de agosto del 2021
GALERÍA
Fuertes incendios forestales en Turquía, al menos ocho muertos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.