abril 17, 2021 3:41 PM

Cobra la sección 27 del SNTE por trámites para actualizar el pago de aguinaldo

SNTE MAESTROS JUBILADOS. Víctimas del coyotaje.

Cada año es la misma. Entra el calor del verano y el peregrinar de profesores jubilados desfila en una pequeña oficina en el edificio del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Son de la Sección 27 y van a tramitar su actualización del pago del aguinaldo.

El trámite se advierte sencillo. Último talón de cheque, la CLABE interbancaria o el número de cuenta de su banco, nivel del trabajo, número de celular y una cuota voluntaria. Es ahí donde Carlos, maestro jubilado desde hace casi 10 años, le causa conflicto.

No es su nombre verdadero, pidió cambiarlo. Junto a él otro grupo de profesores también tienen la misma inquietud y dicho cobro lo tildan de coyotaje. “Parece que te cobran por hacerte el trámite”, dice Carlos.

Son cuatro secciones supervisadas por el profesor Ezequiel Campos Velarde, secretario de jubilados y pensionados del SNTE 27 y está integrado por un colegiado de secretarios por los profesores Perla Tamayo Zepeda de la D-IV-22, Eduardo Meléndrez de la D-IV-23, Raúl Padilla de la D-IV-24 y Delfina Burgos Acedo de la D-IV-02. Esta última, explicó el proceso que se hace al interior de dichas delegaciones.

“Pertenecemos al SNTE 27, sí, pero nosotros de jubilados si aquí queremos barrer o algo, nosotros tenemos que comprar lo nuestro, el teléfono tenemos que pagarlo nosotros, a nosotros se nos descompone algo nosotros tenemos que comprarlo, con qué, con la cuota que dan los profes de 150, los que pueden, porque hay gente que no puede”, explica la funcionaria.

La cuota en algunos casos según consignan algunos maestros no es de 150 pesos nada más. Hay algunas versiones que señalan de cobros de hasta 500 pesos. Y podría parecer un monto pequeño, pero son más de 4 mil maestros jubilados nada más en Culiacán por un trámite simple como la actualización del pago del aguinaldo a través del sindicato y del cual, según Delfina Burgos, el mismo sindicato no tendría injerencia.

“Es que tú me estás dando a entender que el SNTE debe hacerlo, y no, somos una delegación que pertenecemos a ellos nada más, nosotros no somos seccionales, somos delegacionales; nos prestaron esto porque si no nosotros estuviéramos rentando y luego íbamos a tener que cooperar más”, añade.

—Con esto que me dice quiere decir que es una especie de coyotaje admitido.

—No, no es coyotaje admitido, somos del SNTE.

—Le pregunto porque si están pagando una cuota voluntaria es para hacer un trámite, ¿no?

—Ellos saben que con la cuota se compró esto, se compró aquello, se compraron estas sillas, que se nos descompone algo, de ahí, y por ejemplo ahorita la muchacha que me está capturando porque son como mil ciento ochenta y tantos talones, entonces lo que estamos haciendo ahorita es actualizarles.

Sin embargo esa cuota no es fiscalizable. Únicamente unos recibos, un informe anual soportado por notas de compras y las cuentas hechas entre ellos mismos a cuotas de más de 4 mil trabajadores jubilados de Culiacán.

Los delegados tampoco perciben un salario. El cargo si bien es de elección no se percibe pago alguno de manera oficial según explicó la misma profesora Burgos, quien en 2018 fue candidata a diputada local por el distrito 18 del extinto Partido Nueva Alianza (PANAL).

Y mientras Delfina Acedo atiende las preguntas afuera se habilitó una oficina para recibir la documentación de maestros. Desde las 9:00 de la mañana y hasta el mediodía profesores desfilan. Esta semana desde el día 10 de agosto le tocó el turno de “recibir” a Delfina y su grupo.

Por otra parte, el líder del SNTE 27, Edel Inzunza Bernal, señaló que reprueba ese tipo de prácticas al interior del sindicato. Vía telefónica explicó que ningún maestro debería aportar cuota alguna y que por el contrario, es el sindicato el que realiza dicho trámite de actualización.

“El término (coyotaje) se oye un poco drástico en ese sentido, no. Lamento quien en su momento esté manejando una participación de ese tipo, como te digo, es una situación voluntaria al interior de la misma propia delegación pero no debería ser condicionada, no tendría por qué ser condicionada algo que es por derecho de los propios maestros y más para aquellos que están en una situación vulnerable”.

La cuota, según explicó Delfina Burgos, es para el sustento de la pequeña oficina y el salario de una secretaria, misma que por la pandemia no se encontraba despachando. Sin embargo el líder sindical señala que es el sindicato quien absorbe los gastos de operación de las delegaciones.

“No, no, no, la verdad que la secretaria del colegiado se las facilitamos nosotros, papelería mínima es la que pudieran gastar pero los gastos mayores como renta, como el agua, la luz, gracias a dios hemos podido hacer el esfuerzo de acomodarnos todos, no debería mal utilizarse esto que se les está apoyando. Nadie quita que de manera voluntaria a veces los compañeros te dan un apoyo en agradecimiento pero es una cosa muy diferente a un condicionamiento”, explica Inzunza Bernal.

Y mientras una parte defiende la cuota y la otra no la acepta, el peregrinar de maestros jubilados continua. Un trámite tan simple y que por derecho les correspondería a más de 4 mil profesores que durante al menos 30 años pagaron su cuota sindical, tienen que seguir yendo y viniendo procurando lo que durante sus años de actividad se ganaron en las aulas.

Artículo publicado el 16 de agosto de 2020 en la edición 916 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 950
11 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos