viernes, octubre 22, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Sísifo de vacaciones en Sinaloa

congreso cuentas

El Congreso reprobó a Quirino.
La Auditoría Superior lo había exentado.
El gobernador calla.
Los diputados se acusan.
La maestra barco se enclaustra.
Graciela Domínguez logra a duras penas una victoria pírrica.
Sergio Jacobo y aliados se quejan de bullying.
Quirino Ordaz se va al mar.
Emma Guadalupe Félix se entera que también fue reprobada.

La mayoría de Morena en el Congreso local —que a veces no es mayoría—, tuvo que levantar enfermos, como Jesús, para llegar a los 20 votos necesarios para reprobar el informe de la cuenta pública del primer año de gestión del gobernador Ordaz Coppel en Sinaloa, que además ya tenía aprobado. Algo así como la sopa que se cae del plato a la boca.

El PRI recurre a frases que José Alfredo Jiménez hubiera envidiado: una obsesión enfermiza contra Quirino. Y como ahora es el PRI quien no llena una suburban, jala a sus enemigos acérrimos, inconcebible: PAN, PRD, PT e Independientes, votan con el PRI.

Quirino Ordaz sabe que no hay nada mejor que casa, como Gustavo Cerati, y se va al mar: en el mar la vida es más sabrosa y no es necesario hablar cuando se cuenta con defensores y menos cuando estás de vacaciones.

No se sabe mucho de ella, porque hace oídos sordos, pero la Auditora Superior Emma Guadalupe Félix, también resulta reprobada porque entregó exámenes aprobados y se guardó en una concha, ahora encuentra que sus jefes rechazaron sus exámenes exentados.

Margen de error
(Dislate) Parece una tragedia griega, una más de la mitología, salvo que es cierta —y mentira a la vez. Hombres y mujeres dedicados a la política en México están condenados a la maldición de Sísifo. No quieren saberlo, pero suben una pesada piedra por una colina inmensa, cuando creen llegar a la cima la piedra se viene abajo junto con ellos y ellas.

Los griegos abarcaron todo, lo dice atinadamente Cayetano Osuna en cada plática. Inventaron la escultura, literatura, política, deporte, la filosofía obviamente, y el más grande invento fue la mitología. Ahí está todo. De ahí es la manzana de la Discordia, el Can-cerbero, la caja de Pandora, los planetas, los meses, los cíclopes…

Sísifo es la mejor muestra de los tormentos espantosos que someten los Dioses a los mortales que se atreven a desafiarlos. La crueldad de los Dioses no tiene límites. Recuérdese que Zeus se atreve a tomar la forma del marido de Alcmena para pasar una noche de un año con ella para concebir a Hércules. Por eso ahora se dice Anfitrión, a quien recibe en su casa. Dice Octavio Paz que los mortales somos imperfectos justamente porque vamos a morir, estamos hechos de tiempo y es nuestra diferencia con los Dioses que son inmortales. Por eso también necesitamos una pareja, para complementarnos.

Sísifo estaba lejos de ser un santo, su condena está más que justificada. Será por siempre el ejemplo del trabajo constante, concentrado, incansable, que nunca llega al éxito. Los Reyes son poderosos, solo que cuando se enfrentan a los Dioses están perdidos.

Mirilla
(Bruma) El ruido alrededor del tema de los informes de las cuentas públicas de 2017 de la Auditoría Superior del Estado, generado en esta semana de asueto es perfecto para volver incomprensible lo esencial. La mejor manera de ocultar algo es siempre mostrarlo a la vista.

El PRI demuestra que es capaz de que un texto legal alcance múltiples interpretaciones. Lleva dos siglos haciéndolo. La misma ley, el mismo artículo, sirve para aniquilar o para premiar. Ni Cervantes ni Shakespeare alcanzaron tal majestuosidad.

Aquí quedó al lado la rendición de cuentas y la importancia en el ejercicio del poder público. A los ciudadanos no les importan los vericuetos legales, ni los tiempos políticos. Entre las oportunidades perdidas destaca otra vez la posibilidad de alcanzar un mínimo de revisión oportuna y certera sobre el gasto público.

Deatrasalante
(Clase Sísifo) Por eso la semejanza con el mito de Sísifo. Unos políticos suben la piedra hasta la cima, hacen como que se esfuerzan, fingen y sudan. La piedra volverá a regresarse a su punto original. Otros, o los mismos, políticos, llevarán de nuevo la piedra a cima para que se vuelva a regresar.

El debate de las cuentas públicas, como la piedra de Sísifo, no ira a ningún lado. Los entes fiscalizables están a salvo porque aunque se detecte la peor anomalía no se actuará en su contra. El único precedente claro que queda asentado ahora en este 2019 es que no hay forma posible de que los ciudadanos tengan la certeza de que una institución confiable revisa el gasto público, o que internamente hay un escrupuloso manejo del presupuesto. O pero, que alguien a su vez tendrá la responsabilidad de vigilar al vigilante, como es el papel del Congreso.

Las revisiones y auditorías no conducen, por ahora, a ningún sitio. Bueno, sí, al arrastre de la piedra a la cima, para que vuelva a caer (PUNTO)

Columna publicada el 4 de agosto de 2019 en la edición 862 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 977
17 de octubre del 2021
GALERÍA
Al menos 11 muertos y más de 10 heridos al caer un autobús en Ecuador
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.