Perlas de pepe

 

Marilyn

Marilyn Monroe nació el 1 de junio de 1926 en Los Ángeles, California, misma ciudad que sería testigo de sus penurias, de sus frustraciones, de sus triunfos y sus grandezas. Hasta de su misterioso suicidio del 5 de agosto de 1962, el cual, hasta la fecha, está atascado de misterios y de políticos gringos del calibre de John y Robert Kennedy, además de J. Edgar Hoover, el primero presidente de los Estados Unidos, asesinado el 22 de noviembre de 1963, el segundo, al momento de la muerte de la diva, fiscal general de los Estados Unidos que, más tarde, en 1968, cuando hacía campaña para la Presidencia de USA, sería victimado por un joven de 22 años llamado Shiran Shiran, el tercero, con apellido de lavadora, fundador del FBI.

 

Con los dos primeros tuvo sonoros amoríos, el otro la investigaba por sus presuntos nexos con grupos comunistas, entonces algo peor que estar metido en sectas satánicas.

Según la historia, se había tomado una cantidad de barbitúricos capaz de matar a quince personas. Según las otras historias, uno de los paramédicos que llegó a atenderla le inyectó una solución en uno de sus pechos, ya muerta. Otras más dicen que los dos integrantes del clan Kennedy fueron los primeros en llegar ante la suicida, que había dejado el teléfono descolgado en otro de los misterios que quedaron al paso de esa muerte insólita, pues se comenta que esa última llamada se dio entre el presidente de los Estados Unidos y la presunta suicida

 

Cierto, la infancia de Norma Jeane Mortenson, así registrada al nacer, o de Norma Jeane Baker, como fue bautizada, parece de película del sueco Bergman, es decir: truculenta. Hija de Gladys Monroe Baker, prostituta de profesión, y de varios nombres que se manejan en cuanto al padre, fue dada en adopción desde las seis semanas de nacer y a los siete años es recuperada por su madre, pero solo viven juntas durante un año, pues a Gladys la recluyen en un hospital psiquiátrico por “adicción sexual” y la niña vuelve a la adopción. Uno ve fotos de esa pequeña rodeada por el infortunio y reconoce la magnitud del espíritu para poder sacar, por encima de todo, una hermosa sonrisa.

 

Un toque más daría a su infancia el carácter de terriblemente inolvidable: es violada a los nueve años. Una película insoportable, creo que ni Bergman la hubiera hecho tan colgada. Bien dice Ernesto Cardenal en su oración por ella: “Señor: recibe a esta muchacha conocida en toda la Tierra con el nombre de Marilyn Monroe, / aunque ese no era su verdadero nombre / (pero tú conoces su verdadero nombre, / el de la huerfanita violada a los 9 años / y la empleadita de tienda que a los 16 se había querido matar) / y que ahora se presenta ante ti sin ningún maquillaje / sin su agente de prensa / sin fotógrafos y sin firmar autógrafos / sola como un astronauta frente a la noche espacial”.

 

Texto editado del libro Mira esa gente sola, capítulo ¿Quién quiere ser Marilyn Monroe?

 

 

 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1099
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.