abril 23, 2021 11:41 AM

El sinaloense Eduardo Ruiz Sosa ha despertado el entusiasmo literario en España

 
eduardo 
Esta es la noticia que en el mundo literario Hispano, desde el mes de abril del 2014, empezó a ocupar los espacios del mundo intelectual, acá en México se presentó en la Feria del Libro de Los Mochis del año mencionado. Retomo el tema porque estimo que es importante dar a saber los logros de nuestros escritores, sobre todo, cuando es allende nuestras fronteras. Y en este caso, reviste importancia por tratarse de una publicación en España, cuna de nuestra lengua.
Anatomía de la memoria es el nombre de la novela que Editorial Candaya sacó a la luz presentándola en La Anatomía Librería, un día de abril en Barcelona. Aquí la sinopsis con la que está siendo presentada al mercado mundial: “A principios de la década de los setenta, en el norte de México, un grupo de estudiantes conocido como Los enfermos inició un movimiento revolucionario que pretendía instaurar un nuevo orden nacional. El entonces joven poeta Juan Pablo Orígenes formaba parte de aquel grupo. Cuarenta años después el Ministerio de Cultura encargó a Estiarte Salomón escribir la biografía del escritor con el propósito de publicar, a manera de homenaje, sus obras completas. Será en las conversaciones que mantiene con Salomón cuando Orígenes, enredado en el delirio de su propia memoria, descubra que algo en su pasado quedó incompleto y volverá a recorrer las calles de la ciudad tratando de recuperarlo.”
Eduardo Ruiz Sosa sorprende al público español, las razones son varias y muy relevantes. Gana la beca I de Creación Literaria Han Nefkens que le permitió estudiar el Máster en Creación literaria en la Universidad Pampeo Fabra, y cumple de sobra al crear esta novela de largo aliento con 573 páginas. Otra sorpresa es que la crítica lo ubica como un creador de futuro. Agregan que la madurez demostrada por el novel escritor, de apenas 33 años, es otra de las relevancias, y tal vez, otros dirían que el hecho de ser de Culiacán sería otra más de las inusitadas noticias.
El contenido que define la sinopsis confirma el origen que permitió al escritor abordar el tema. Luego veremos por qué. Cuando le preguntaron a Eduardo: ¿Por qué escribes?, él contestó: La escritura es la forma que conozco para enfrentar al mundo. O para enmendar ciertas cosas que suceden, y que para comprenderlas me resulta necesario pensarlas largamente, corregirlas, darles un cuerpo y reconocer más allá de la forma intangible que puede tener un hecho cualquiera que, una vez ocurrido, se convierta en elemento de la memoria. Quiero decir que la escritura es algo así como una corporización del pensar, del sentir, del recordar, y que me resulta necesaria para aprehender las cosas y, en determinado caso, transmitirlas. Creo que ahí reside mi necesidad de escribir.
En otra pregunta, Eduardo Ruiz Sosa responde que sus preocupaciones temáticas son: la memoria, la política, la violencia y la muerte.
Temas que encuentra este escritor para dejar muy claro cuál es su preocupación en la vida. Algo que le caracteriza es la honestidad, su manera sencilla de actuar y decir, así lo define. En cuanto sea posible leeré esta obra, porque pertenezco a cientos, quizás miles de los que recordamos aquellos acontecimientos que cimbraron a nuestra sociedad, en la década de los sesentas y setentas, la tragedia del 2 de octubre de 1968, no se olvida, atizó los ánimos que caldeaban a miles de estudiantes en todo el país, fue a causa del caótico estado de cosas que entonces mantenía el PRI-Gobierno. En todo el territorio nacional sucedieron masacres en las que miles de estudiantes entregaron su sangre en defensa del pueblo. Ellos, apoyados por campesinos, sobre todo de las zonas serranas, recuérdese El Fuerte Madera en Chihuahua, y algunos grupos de la clase obrera, fueron punta de lanza para enfrentar a un gobierno de reacciones brutales, miles fueron los muertos y, confirmando el estilo, más los desaparecidos.
En una respuesta que dio en La Feria del Libro en Los Mochis, respecto a su obra, Eduardo Ruiz Sosa, comentó: “Es una forma de sentir que lo que pasaba y se sentía en aquellos años, es lo mismo que sentimos ahora. La violencia, la vejación no ha dejado de existir, esa es la literatura que me mueve y lo que intento hacer”.
La ciudad que refiere el escritor de Anatomía de la memoria, sin duda, es Culiacán. La mención del grupo Los enfermos es una pista delatora. Por cierto, la historia registra que entre los miembros del grupo Los Pescados militaban los asesinos de Carlos Humberto Guevara Reynaga, quien era maestro y director del área cultural, y el estudiante Pablo Ruiz, de nuestra Alma Mater Universidad Autónoma de Sinaloa. En un aciago día de mayo de 1973, en el pasillo del lado este del edificio Rosalino quedaron acribillados.
Ricardo Baixeras, comentó sobre la novela en el Periódico de Catalunya, el 18 de junio de 2014: “Imposible dar cuenta de las múltiples lecturas de un texto de tanta envergadura, imposible saber cómo se puede escribir una primera novela con tanta fuerza, con una escritura potente y pergeñada con un paso de lecturas que se me antojan innumerables. Ya tienen lectura veraniega: les aseguro que no será de balde y el esfuerzo, profusamente recompensado.”
Por todo lo anterior, repito, me resulta indispensable leer Anatomía de la memoria. Eduardo Ruiz Sosa por su juventud e inteligencia, es un aliciente para una sociedad mexicana que se debate con ansias de despojarse de la inmundicia de grupos nocivos, anti patriotas y anti humanos; igual que en aquellos entonces, ahora nos mantienen al borde del abismo. El nacimiento de esta obra se une al esfuerzo de muchas otras expresiones, que día a día luchan por un México mejor. No desmayemos.
leonidasalfarobedolla.com
 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos