Punto de nostalgia: DE VIOLENCIA,  LITERATURA Y VIDEOS

 

 

un dia en culiacán

 

 La SCJN, abre una rendija ¡Es una esperanza!   

 

Cuando Mario Siordia subió a YouTube  su video Un día en Culiacán,  logró levantar muchos comentarios, negativos en su mayoría, en contra de nuestra ciudad; y miles de culichis nos sentimos agraviados. Pero aunque nos duela, debimos reconocerle razón. Mario no se midió, su obra no nos salva, quiero decir, no se puede negar que días como esos, en nuestra ciudad son de una cotidianidad espeluznante y por demás realista.

Desde hace muchas décadas se han generado comentarios desde diversos ángulos cada vez que alguien saca a la luz una obra que se refiera a ese estigma que llevamos como lapa los sinaloenses: la violencia, y la razón se le ha concedido a escritores como Francisco Serrano Pérez, quién por allá en los años 60 dio a luz la primera novela sobre narcotráfico: “El diario de un narcotraficante”.

El autor se amparó con un seudónimo: “Nacaveba”, nombre de un indio mayo que se opuso a la conquista española; cobró mucha fama debido a que se comía a los curas evangelizadores, sí, los mataba y luego los hacía barbacoa; desde entonces, o quizá desde más antes, algunos sinaloenses muestran ser violentos: Heraclio Bernal, el Gitano, el Chicón Ochoa, el Loco Amador y una larga lista de narcotraficantes y matones, ahora más conocidos como sicarios, matarifes a sueldo; lo han afirmado con su violencia exterminadora de tantos años y miles de muertes, esto sin contar las que causan con el desparramo  de drogas, lo que se manifiesta con tanto loco que anda por las calles dejando su huella de muerte.

No tengo la menor duda de que Siordia pretenda, ilusamente, como la mayoría de los que nos hemos atrevido a publicar sobre esta desastrosa y por demás detestable situación de barbarie y violencia, que el grito se oiga cada vez más como reclamo, gritos que se han venido dando por muchos desde diversas trincheras, incursionando de manera más frecuente en el medio artístico, como Rosy Robles que nos expuso Navajas, una desgarradora muestra en el Museo de Arte de Sinaloa; su inspiración fueron los “encobijados” que durante un tiempo acapararon las planas rojas al aparecer en las calles de colonias periféricas y basureros que rodean la ciudad. Obras de teatro como las de Oscar Liera: El Jinete de la Divina Providencia y Camino Rojo a Sabaiba, sólo por citar dos de su intensa producción.

De escritores la lista es larga y para no ser tan abundantes citaré una obra de cada uno de los más destacados: Cesar López Cuadras que se manifestó con Cástulo Bojórquez, Juan José Rodríguez con Me llaman Casa Blanca, Jorge Aragón (Aunque nos maten), Elmer Mendoza (Asesino solitario), Javier Valdés (Mis narco y Los morros del narco). Y sigue la mata dando, porque mientras haya violencia e ignorancia, habrá quien se manifieste.

Lo triste, lo lamentable de todo esto, es que las muestras de atención de parte de los gobernantes y la sociedad misma en su conjunto, no ha podido dar con la clave de tan siquiera menguar la fuerza del monstruo, este monstruo que el mismo gobierno y la sociedad en su conjunto, repito, alimentó y hasta perfeccionó para no ser derrotado, al menos no de manera fácil.

¿Que se necesita hacer? Ante este monstruo que resulta ser el narcotráfico; una probable solución sería no consumir drogas, lo cual, según registra la misma historia, resulta imposible. Según estudios científicos, el humano necesita de estímulos, y el preferido de miles es el uso de drogas, tabaco y alcohol; sin esto la vida no tiene chiste, dicen

 

Al monstruo lo van a seguir toreando con diversas campañas, violentas, lo más de la veces, pero no habrá remedio porque eso ya ha sido demostrado, no nada más en Colombia, sino también aquí mismo en el llamado Triángulo Dorado: Sinaloa, Durango y Chihuahua, cuando el gobierno de Echeverría desató la Operación Condor; sirvió para que murieran muchos más inocentes que culpables.

Quizás el remedio sea la formación de una nueva sociedad, que empiece con un esquema desde el inicio del vuelo de la cigüeña. ¿Cómo hacerlo? Esa respuesta la podrá dar, quizá, alguien que entienda del asunto.

¿Cómo? ¿La legalización de las drogas? Al parecer para los representantes del gobierno, eso es un tema tabú. Ahora mismo la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha acordado una nimia solución que no resuelve nada, y nos deja muchas dudas. ¿Por qué? No sé. ¿Lo sabes tú?

Mientras encontramos la respuesta, los videos, novelas, películas, obras de teatro, pinturas y demás, seguirán siendo la inspiración de todos aquellos que tenemos, hasta ahora la ilusa idea, de que ventilando a la luz y al viento los resultados de la barbarie, algún día algo o alguien encontrará la solución que nos permita vivir como deseamos: civilizados.

 

leonidasalfarobedolla.com

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.