domingo, enero 16, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Con la brújula perdida

Martín Luque

 

 

El PRD rumbo a su extinción: Martín Luque

 

 

 

La renuncia de 24 militantes, entre ellos el Diputado Ramón Lucas Lizárraga, exhibe los problemas internos del Partido de la Revolución Democrática.

 

A 26 años de su fundación, el PRD en Sinaloa dejó de ser, en las últimas elecciones, la tercera fuerza política estatal para convertirse en la sexta, por abajo de Morena y de candidatos independientes, en una jornada electoral que evidenció una crisis ideológica y estructural en este partido, fuertemente cuestionada por una militancia que ha ido abandonando sus filas.

 

Apenas hace una semana, al menos 24 perredistas renunciaron, bajo el argumento de que el partido se alejó de las bases, y abandonó los ideales de izquierda al abrir la puerta a alianzas con el PAN.

 

“Significa para nosotros el no estar de acuerdo con la actual línea política del PRD, resuelta en el marco del décimo cuarto congreso nacional, donde se ratifica la misma política que ha seguido el PRD en los últimos tres años y que ha provocado una grave división de la izquierda y una grave situación de pérdida de credibilidad de electores en el país”, expresó Ramón Lucas.

 

Para el politólogo Martín Luque Rojas, las deserciones de militantes y de figuras emblemáticas como Andrés Manuel López Obrador, quien en 2012 dejó el partido para formar Morena, así como personajes como Cuauhtémoc Cárdenas, Marcelo Ebrard, y a nivel local Feliciano Castro, José Antonio Ríos Rojos, y ahora Lucas Lizárraga, son la muestra de la debacle que padece la institución.

 

“Lo que está viviendo no es una simple deserción de militantes, sino está experimentando una crisis política, moral, ideológica severa, a tal grado que ponen en riesgo la viabilidad del PRD”, expresó.

 

Sinaloa, agregó, “es un capítulo de la crisis que vive el partido en todo el país, donde veo a un PRD desfigurado, con la brújula perdida, sin capacidad de respuesta para las dimensiones de la crisis que están viviendo, y que de no pasar nada de alcances trascendentales, de no dar un viraje radical, el PRD camina rumbo a la extinción como alternativa real de poder desde la izquierda”.

 

En el plano nacional, la cercanía del PRD con el gobierno de Enrique Peña Nieto, el débil posicionamiento frente a las reformas estructurales y la acusación del Alcalde perredista José Luis Abarca en la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, además de escándalos internos, han impactado en la percepción social del partido, fundado en mayo de 1989.

 

A nivel local, la alianza de 2010 con el PAN y PT —que llevó al poder al priísta Mario López Valdez, quien encabeza una administración cuestionada por endeudamientos y por su frivolidad para atender los problemas de los sinaloenses—, han afectado también al perredismo.

 

El exódo

 

Luego de la salida de AMLO, que generó la migración de numerosos perredistas hacia Morena, el pasado lunes, a tres meses de concluir las elecciones intermedias donde el partido obtuvo un descalabro en las votaciones al obtener el 4.27 por ciento de las preferencias y situarse por abajo del PRI, PAN, candidatos independientes, Verde y Morena, Ramón Lucas Lizárraga anunció su renuncia y la de 90 militantes más.

 

Carlos Arredondo, ex candidato a diputado federal, los dirigentes municipales de Rosario, Angostura, Concordia y Salvador Alvarado; nueve consejeros estatales, el secretario de finanzas del Comité Ejecutivo estatal, y dos regidores de Angostura, entre otros militantes, se sumaron a la “desbandada”. Hasta el momento, el PRD reconoce sólo 24 renuncias.

 

La mayoría de los disidentes pertenecen a la corriente Foro Nuevo Sol, que encabeza en el estado el ex dirigente Audómar Ahumada Quintero.

 

“En mi carácter de congresista nacional, yo empiezo a percibir que las dinámicas del partido, que si bien las conocíamos y sabíamos que no eran las más adecuadas, pensaba que podían tener solución, pero la forma de hacer política del partido fue cambiando, y anteponiendo el tema de las chambas, los puestos de las decisiones de dizque élites con algunos cuantos individuos, empezaba a permear en toda la estructura”, mencionó Carlos Arredondo, ex dirigente juvenil.

 

La alianza con el PAN en el estado llevó a que ex dirigentes perredistas obtuvieran cargos en la administración, como Audómar Ahumada en el Icatsin, Heriberto Arias en el ISEA, y Juan Guerra Ochoa, en la Secretaría de Agricultura.

 

A nivel nacional, se habla de un acuerdo entre los llamados Chuchos con el gobierno federal, para que Jesús Zambrano presidiera la mesa directiva de la Cámara de Diputados, debido a que no obtuvo el respaldo necesario de los legisladores perredistas.

 

Una salida anunciada

 

La renuncia de Ramón Lucas Lizárraga del PRD, para conformar la asociación política Fuerza Social en Movimiento, con la que participarán en las elecciones de 2016, fue una salida anunciada.

 

“Ellos estaban en el equipo de Foro Nuevo Sol, que encabezo yo, y desde hace meses se habían retirado en los hechos, y en los hechos estuvieron retirados de la campaña electoral última, a pesar de que Arredondo fue candidato; algunos de los que están en la foto no metieron un dedo en la campaña electoral, otros sí, pero desde antes había un proceso de alejamiento, no es de ahora”, comentó Audómar Ahumada Quintero.

 

Dijo que cuestionar una posible alianza con el PAN, después de haber encabezado la de 2010, cuando fue dirigente, muestra al diputado ex perredista carente de autocrítica.

 

“Se me hace extraño que se diga que se retiran por la resolución última del congreso nacional, porque en el PRD y en Sinaloa en particular, ya vivimos esos procesos, y él siendo presidente fue el principal operador de los acuerdos, en ese sentido, de la alianza con diversas fuerzas, incluido el PAN, él la operó, no solamente la apoyó, sino que fue quien la operó”, indicó.

 

Para él, las problemáticas internas de la institución que se han presentado en diversas etapas, y que también han sido producto de situaciones nacionales, son tropiezos que serán superados.

 

“Me tocó vivir la época del radicalismo, primero fue el problema con la persecución policíaca y después la persecución y la agresión de la izquierda radicalizada, y yo fui de los que me quedé aquí siempre, y voy a seguir estando hasta que mis problemas de salud me lo permitan, porque creo que hemos tenido siempre crisis, pero las crisis siempre se resuelven, y aquí hay que tratar que se resuelvan bien, y no se cancele la posibilidad de concluir desde distintos ámbitos la lucha política con una visión de izquierda”.

 

Claudia Morales Acosta, presidenta del Comité Ejecutivo estatal del PRD, opinó que la crisis de credibilidad es un problema generalizado de todos los partidos, y que deberá ser analizado en el próximo congreso nacional del órgano que dirige.

 

Para Martín Luque Rojas las posturas de los líderes de izquierda ante la problemática que atraviesan, exhiben una visión corta.

 

“El PRD está como esos cuerpos con enfermedades terminales, le están fallando todos los órganos, no tiene sentido de la orientación ni capacidad de respuesta, y yo creo que el mejor ejemplo lo ofrece la respuesta de Audómar Ahumada, de no pasa nada, eso ya había pasado, nos levantamos, es minimizar algo que para la vista de todo mundo significa un momento crucial para el PRD”.

 

Con la salida del diputado perredista se disolvió la fracción parlamentaria del partido en el Congreso, pero en la sesión del jueves pasado, Lucas Lizárraga se sumó a Movimiento Ciudadano para conformar una nueva bancada, sin que por el momento contemple su afiliación a dicho organismo.

 

“Era el único partido que me quedaba, no lo podía hacer con el PT porque lo tienen sin registro ahorita, el Panal pues no coincido políticamente con ese partido, y en primer lugar no soy profe, y donde veo posibilidad es en un partido que ha estado participando mucho en la izquierda, y es donde creo yo que al seno de la Cámara podría hacer cosas”, justificó Lucas Lizárraga.

 

Cambio de rumbo

 

La crisis del PRD es un reflejo de lo que viven las izquierdas en el país, como el Partido del Trabajo, que al no lograr el 2 por ciento de las votaciones en los pasados comicios, se quedó sin registro nacional.

 

“Estas renuncias se dan en un contexto preocupante, de crisis de los modelos partidarios que son de izquierda, y en el caso de Sinaloa tiene una doble expresión: por un lado la crisis nacional y por otro lado quizá desde la perspectiva de muchos ciudadanos, un alejamiento no sólo de la sociedad y de los sectores, vamos a decir populares, sino también de un gobierno que no respondió a las expectativas de la ciudadanía en 2010”, comentó la diputada Imelda Castro Castro.

 

Para ella, la falta de resultados de los gobiernos federales panistas que no lograron reducir la pobreza, inseguridad, mejorar la  economía, aunado al escaso desempeño de Malova en el estado, hacen inviable una nueva alianza con el blanquiazul.

 

“Me parece que el PAN no ha estado a la altura de las circunstancias, gobernó durante 12 años este país, y las condiciones de pobreza, al autoritarismo, no sólo se mantuvieron intactas, sino que se profundizó el problema de la corrupción, la inseguridad pública, y me parece que el PAN en sí mismo no representa una transformación para México y Sinaloa, por tanto nuestra posición en particular es que el PRD no debería establecer alianzas con el PAN”.

 

La legisladora local dijo que el camino del PRD es formar un bloque de izquierdas: “Anteriormente cuando se agotaban los proyectos, los modelos de organización de la izquierda, trabajábamos para arribar a una forma superior de organización, de ahí viene el PRD, de una fusión de las izquierdas, del Partido Mexicano Socialista, y de otros partidos que existieron con anterioridad; el problema es que ahora se imponen los intereses personales de los dirigentes nacionales, estatales, y no trabajan para construir la unidad de la izquierda”.

 

Mientras la crisis hace mella, el PRD se prepara para el proceso del próximo año, sin un candidato claro, mientras partidos como el PRI comenzaron desde hace meses una campaña abierta hacia la gubernatura.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 990
16 de enero del 2022
GALERÍA
La erupción de un volcán submarino cerca de Tonga, en el Pacífico Sur, provocó un tsunami
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.