julio 23, 2021 6:29 PM

Hagamos el cambio

 

medio-ambiente

 

05 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente

 

Lo sabemos pero no lo queremos aceptar. Nuestro planeta está cambiando. Otros —más realistas tal vez— dicen que se está muriendo poco a poco. Prueba de ello es el cambio climático, calor donde antes hacía frío y viceversa, menos agua y bosques, y demás cambios que estamos viviendo porque nos hemos olvidado de cuidar el medio ambiente.

Pero cada año hay un día que tenemos la oportunidad de recordar que ahí está, que tenemos que crear conciencia, con la esperanza de que se convierta en una reflexión diaria y después en acción.  Desde 1972, el 05 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente.

Fue establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas un 15 de diciembre en Suecia. Busca impulsar acciones para la protección del medio ambiente en el mundo; el objetivo es involucrar y motivar a los ciudadanos en su cuidado, para convertirlos en agentes activos del desarrollo sostenible, sustentable y equitativo.

Este año el motivo principal es el aprovechamiento responsable de los recursos naturales, con el lema “Siete mil millones de suelos. Un solo planeta”. Busca que la población entienda y reflexione sobre la importancia de vivir dentro de los límites naturales marcados por la capacidad del planeta, siendo lo anterior la acción más efectiva de asegurar un futuro saludable para nosotros y para nuestro planeta.

Ahora bien, las Naciones Unidas, a través de su División de Estadísticas (UNSD, por sus siglas en inglés), ha impulsado la implementación de un estándar estadístico internacional, el Marco Central del Sistema de Contabilidad Ambiental-Económico 2012 (SEEA.CF, por sus siglas en inglés), para utilizarlo como herramienta de cuantificación entre la economía y el medio ambiente.

En México, por ejemplo, se utiliza para  medir el recurso utilizable de los hidrocarburos, agua subterránea, suelo, recursos forestales y también los flujos residuales, originados por las actividades económicas.

Por todo esto el SEEA, en unión con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ha registrado en nuestro país que existe un agotamiento de los recursos naturales con los que contamos, resultado de los hábitos de consumo y patrones de producción en nuestro país.

El agotamiento de recursos como el agua, bosques maderables y el petróleo equivalen a un PIB de 1.1 por ciento, mientras que la degradación del medio ambiente, la contaminación atmosférica,  la generación de basura y la degradación del suelo nos cuesta aún más caros económicamente hablando, 4.6 por ciento del PIB.

Podemos decir entonces que  el impacto ambiental en nuestro país cuesta económicamente el 5.7 por ciento del PIB nacional y que tal sólo en el 2013 invertimos más energías en dañar al medio ambiente que en cuidarlo, lo que reflejó un déficit ambiental superior a los 761 mil millones de pesos ¿caro no?

Con todo lo anterior es fácil darnos cuenta que no cuidar nuestro planeta nos está costando más que nuestro medio ambiente. Es momento de poner manos a la obra y hacer algo por él y por nosotros mismos.

 

 

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 964
18 de julio del 2021
GALERÍA
Abanderados de México y apertura de juegos Olímpicos Tokio 2020 sin público
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.