julio 24, 2021 5:47 PM

Flores de libertad

estudiante ayotzinapa 2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La lucha es contra la represión y las desapariciones como Ayotzinapa

 

Con un pedazo de carbón, Uriel escribe sobre una tarima la frase que ha compartido por todo el país y que en dos sencillas oraciones describe su vocación, su lucha, sus ideales: A los compañeros caídos no los enterraremos, los sembraremos para que florezca la libertad.

Uriel Alonso Solís tiene 19 años, es estudiante de segundo año en la Normal Rural Raúl Isidro Burgos y la noche del 26 de septiembre de 2014 sobrevivió al ataque que dejó sin vida a tres de sus compañeros, hirió a cuatro jóvenes y desapareció a 43 estudiantes normalistas.

Al sumar ocho meses sin tener indicios sobre la ubicación real de sus 43 compañeros desaparecidos, Uriel llegó a Culiacán para compartir de su propia voz lo que realmente sucedió aquella noche en Iguala, Guerrero.

¿Cuántos estados has visitado?, se le pregunta a Uriel, pero él sonríe y prefiere responder cuáles aún no visita. Y es que con el apoyo y la invitación de diversas organizaciones, colectivos y asociaciones civiles, los normalistas sobrevivientes han viajado a casi todo el país para contar a detalle la noche de terror que vivieron el 26 de septiembre.

¿Qué buscan? la unificación. Uriel explica que desean que todas las organizaciones ciudadanas que ya existen y ya trabajan a favor de diversas causas se unifiquen en un mismo objetivo: demostrarle al gobierno que no se van a permitir más violaciones a los derechos humanos, feminicidios y desapariciones forzadas en México.

“Nosotros buscamos que todas las organizaciones sean una sola. Cada quien tiene sus causas pero creemos que deben estar en solidaridad con lo que está sucediendo en el país, en sus estados, lo que sucedió con Ayotzinapa. Queremos que  se unifiquen y una vez unificados pueden cambiar el sistema en su estado”, expresa.

El apoyo de todo un país, las marchas de repudio contra un gobierno ineficaz que no ha logrado dar una respuesta convincente a 43 padres de familia, han traído logros significativos para los normalistas de Ayotzinapa, que se tradujeron en presión internacional y la atracción del caso por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la cual ha abierto una nueva línea de investigación.

El pasado lunes por la tarde, ante un público muy diverso que se concentró en el Parque las Riveras para escuchar al joven sobreviviente del suceso que aterrorizó a todo un país, Uriel denunció que en el camino por exigir la verdad y justicia, los han intentado comprar para callar sus demandas.

“Nos han intentado comprar con tal de que dejemos de andar hablado, nos han ofrecido autos, casas, mucho dinero, pero nosotros decimos que la vida de 43 compañeros no tiene precio, con nada recuperas la vida de 43 compañeros”, dijo.

Durante media hora, Uriel se remontó a la noche del 26 de septiembre, cuando él y sus cinco compañeros de segundo año, los 80 estudiantes de primer año y un estudiante de tercer año de la normal rural de Ayotzinapa salieron de su comunidad con rumbo a la Ciudad de México para participar, como cada año, en la marcha conmemorativa del 2 de octubre de 1968.

Antes de llegar a Iguala, los estudiantes cantaban, reían, el ambiente era de diversión. Horas más tarde, ya dispersos, escondidos, con compañeros heridos y unos más muertos, un policía municipal les diría que jamás olvidarían esa noche.

“Se van a arrepentir de haber entrado a Iguala”, recordó Uriel.

 

Un intento más de represión

El joven normalista llegó a Culiacán el domingo por la noche, el lunes muy temprano ofreció una rueda de prensa a diversos medios de comunicación y ahí anunció sus actividades en la capital de Sinaloa, entre ellas, una plática con estudiantes de la Escuela Normal de Sinaloa. Sin embargo, la visita a la Normal sinaloense no fue como se había planeado.

A pesar de haber acordado la visita de Uriel al plantel hermano, al llegar a la hora pactada la Escuela Normal estaba cerrada. Los maestros, directivos y algunos alumnos se habían retirado.

Una alumna de la escuela Normal que pidió ocultar su nombre, relató que la directora Alma Yadira Meza Rendón, anunció una suspensión de clases horas antes de la visita de Uriel, argumentando un supuesto curso en línea para todos los docentes.

A pesar de esto, entre 70 y 80 alumnos de telesecundaria, español, cívica y ética de primero y tercer grado, se quedaron a escuchar el testimonio de Uriel Alonso.

“Prefiero salir a contar la historia, nuestra historia, que ir a la escuela y ver 43 butacas vacías, con 43 fotos de los desaparecidos. Hasta que no nos muestren los cuerpos de nuestros compañeros vamos a dejar de luchar”, dijo ante los estudiantes que por voluntad propia decidieron quedarse.

Uriel Alonso invitó a los jóvenes presentes a tomar conciencia para las próximas elecciones del 7 de junio, reflexionando sobre los sucesos violentos que se han dado en diferentes gobiernos de diferentes partidos políticos a lo largo del país.

“Nos damos cuenta que todos los partidos tienen una historia. Qué es lo que pasó en Guerrero, quién gobierna, el PRD, asesina campesinos y a estudiantes. Qué es lo que pasa en México, el PRI mata campesinos solo por querer defenderse. Qué pasa en Sonora del PAN, están quitándole las tierras a las comunidades o lo de la guardería ABC. Todos los partidos políticos están manchados, ya depende de ustedes si al rato quieren que vuelva a haber más desaparecidos”, exhortó.

A día siguiente, el 26 de mayo, al cumplirse ocho meses de la fatídica noche en Iguala, los mismos estudiantes normalistas sinaloenses que habían escuchado un día antes a Uriel, salieron a las calles y encabezaron una marcha en apoyo a los 43 estudiantes desparecidos de Ayotzinapa.

“Como seres humanos tenemos derecho a la verdad, la cual se nos ha estado negando desde el principio. Exigimos la aparición con vida de los 43 compañeros, justicia por los que cayeron, reparación de daños y no repetición de hechos. Luchamos por saber la verdad, por encontrar a nuestros compañeros con vida”, exclamó Uriel.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 964
18 de julio del 2021
GALERÍA
Abanderados de México y apertura de juegos Olímpicos Tokio 2020 sin público
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.