julio 31, 2021 9:12 AM

Campañas, de rudas a violentas

camioneta baleada berna

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Piden calmar ánimos electorales

 

Las campañas por la diputación federal en distrito electoral 02 pasaron de rudas a violentas, en pocas horas.

A unos días de que la contienda termine, dirigentes de los dos principales partidos se sacaron la lengua, se lanzaron ofensas, se provocaron y lanzaron manotazos, y finalmente, al cierre de la semana, la camioneta de Bernardino Antelo Esper fue baleada por desconocidos al término de un mitin en el estero de Juan José Ríos.

Este acto de violencia con armas de fuego obligó la aparición pública de los dos protagonistas principales de la batalla electoral, Antelo Esper, abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y Zenén Aarón Xóchihua Enciso, de Acción Nacional (PAN), y que ambos lanzaran frases de despresurización del proceso y de respeto mutuo. Incluso el segundo se solidarizó con el primero y pidió a la Procuraduría de Justicia del Estado (PGJE) esclarecer el atentado, que de acuerdo con el presidente del PRI, Marco Antonio Osuna Moreno, sucediera la tarde-noche del jueves (19:30 horas) en la esquina de Japaraqui y Uno, en el estero de Juan José Ríos.

En ese punto, Bernardino Antelo Esper cerraba un acto político cuando se escucharon unos estruendos. Revisaron la camioneta del candidato y encontraron un orificio de bala en uno de los costados, arriba del orificio para cargar combustible.

Tras el ataque, Antelo se dirigió a la sede de su partido, en tanto reportaban el hecho a las corporaciones policiales.

A los minutos, peritos levantaron evidencias y se certificó el daño en la carrocería de la unidad de la comitiva.

El candidato, dijo Osuna Moreno, nunca estuvo en riesgo, ni su comitiva, pues el ataque ocurrió a 80 metros de la concentración de simpatizantes.

Por el ataque, tanto el dirigente del PRI como su abanderado, Antelo Esper, coincidieron que no fueron amedrentados y que no suspenderían la campaña, que está a unos días de concluir.

Ambos también concordaron en que no comentarían más el caso y que lo dejarían en manos de la Procuraduría General de Justicia, cuyo veredicto sería aceptado a fin de no enturbiar el proceso de elección de diputado federal.

Esa misma noche, Xóchihua Enciso emitió un comunicado que sería refrendado la mañana del viernes, cuando aseguró que se solidarizaba con su oponente y que pedía al Estado resguardar la seguridad en las elecciones.

“Ojalá que esto quede aquí y no se presenten más hechos”, declaró.

El tiroteo fue el fin de otros enfrentamientos verbales y físicos entre priistas y panistas. El anterior más reciente a éste habría sucedido durante el debate público promovido por la Universidad Autónoma de Sinaloa en un salón público.

Al concluir la discusión, el panistas Joshio Estevick Vargas Estrada, secretario de Fortalecimiento Interno del PAN, encaró a Bernardino Antelo Esper y le lanzó bravatas. Antelo no respondió y la regresó una sonrisa y una palmada, pero el presidente del PRI, Marco Antonio Osuna Moreno, que iba en la retaguardia del candidato, le brincó a Joshio, y lo retiró a empujones y advertencias.

Ahí los ánimos se aceleraron: los panistas atacaron a Bernardino con sus banderolas, y éste con simples manotazos evita ser herido. Las juventudes blanquiazules adquieren más cilindraje e intentan bloquear el vehículo del tricolor. Los seguidores de éste lo impiden, y logran abrirle una brecha entre los airados muchachos para que su candidato abandone el lugar, sin rasguño.

Ya más calmo, Joshio Estevick reconoció que encaró a Bernardino y le dijo que los jóvenes le van a dar la espalda porque no los representa y que éstos lo llevarían a perder la elección.

“Bernardino no respondió, sólo se sonrió, parece que me palmeó el hombro y se retiró. Osuna fue el que se picó”.

Lo sucedido dio origen a que los priistas justificaran sendas demandas penales en contra del panista por amenazas y lesiones, a lo que éste respondió que eran acusaciones infundadas porque no se llegó a tanto, y consideró que el posicionamiento sólo “era para poner su cara de chino, porque su candidato no levanta”.

Edgardo Burgos Marentes, presidente del Comité Directivo Estatal del PAN, reconoció que es en el distrito electoral 02 en donde los ánimos se han exacerbado y la muestra son los hechos recientes.

No obstante, consideró que las elecciones federales no están en riesgo, y que estas se desarrollarán con tranquilidad si hay cordura entre los partidos.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 965
25 de julio del 2021
GALERÍA
Protestas y celebraciones ante destitución de primer ministro y suspensión de parlamento en Túnez
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.