domingo, diciembre 5, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Culiacán, cuatro años sin biblioteca central

CASINO DE LA CULTURA. Espacio provisional.
CASINO DE LA CULTURA. Espacio provisional.

Melissa Moraila
Héctor David tenía 12 años cuando comenzó a leer libros. Cuando entró a preparatoria se inscribió en la carrera técnica de guitarra clásica en la Escuela de Artes José Limón, en aquel tiempo de DIFOCUR. Ahí comenzó las visitas a la biblioteca Gilberto Owen —ubicada junto a la escuela—, primero por necesidad de buscar información para sus tareas, luego por hábito, el que poco a poco se convirtió en placer.
Por encima de la necesidad de cubrir el quehacer académico, Héctor David comparte con nostalgia recuerdos que hoy parecen estar muy lejos.
“Fue en esa biblioteca donde leí los primeros fragmentos de El Quijote, leí muchos clásicos. Pasé mucho tiempo en la sección académica buscando libros para hacer mis tareas, pero siempre fue más que eso. Había libros de autores sinaloenses que no podía encontrar en ningún otro lugar. Y aunque hubiera mucha gente, siempre había lugar para todos.”
La biblioteca Gilberto Owen fue cerrada en 2010 para convertirse en la galería de arte Antonio López Sáenz. Desde entonces se han planteado muchas ideas. Una de ellas fue trasladar la biblioteca al Casino de la Cultura con un costo que ascendía a los 25 millones de pesos, pero nunca sucedió.
A inicios de la gestión de María Luisa Miranda, directora del Instituto Sinaloense de Cultura (ISIC), se anunció la construcción de un edificio propio para la biblioteca frente a la Universidad de Occidente.
Posteriormente, se divulgó la intención de trasladar la biblioteca al Parque Ernesto Millán Escalante, en la colonia República Mexicana, al sur de la ciudad. Sin embargo, la lejanía de la ubicación fue objeto de crítica por parte de la sociedad cultural, al opinar que el edificio debía estar en el centro, al alcance de todas las personas.
En 2012, ante la demanda de la comunidad cultural, el ISIC acondicionó un espacio en la planta baja del Casino de la Cultura con 15 mil libros para consultar, menos de la mitad del patrimonio con el que contaba la biblioteca.
Otros cartones de libros fueron colocados en la terraza del edificio, en donde estuvieron expuestos al sol, la humedad y la lluvia, según fotografías publicadas por un periódico local.
Entrevistada por Ríodoce, María Luisa Miranda declaró que existe el planteamiento de hacer una biblioteca que esté propiamente ajustada a los parámetros que tiene la dirección general de bibliotecas del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA): un edificio, dijo, “que proporcione servicio a niños, jóvenes, adultos, personas de la tercera edad, invidentes y sordos”.
En repetidas ocasiones mencionó que el proyecto de la nueva biblioteca se encuentra dentro de las metas del Plan Estatal de Desarrollo (PED) del Estado.
“No es solamente una aspiración, es un compromiso y es parte de mi responsabilidad finalizar con el proyecto de la biblioteca central estatal”, dijo.
MARÍA LUISA MIRANDA. “Es un compromiso de Gobierno”.
MARÍA LUISA MIRANDA. “Es un compromiso de Gobierno”.

De acuerdo al Sistema de Evaluación y Seguimiento de Metas del PED de Sinaloa, la construcción del complejo arquitectónico para albergar la biblioteca pública Gilberto Owen está incluida en el capítulo de obra humana, como la tercera meta para lograr una “nueva dinámica cultural”.
A casi cuatro años de gobierno de Mario López Valdez, la meta presenta un avance sexenal de sólo un 10 por ciento.
Miranda Monrreal afirmó que a partir de este mes se iniciará la búsqueda de los recursos para comenzar el proyecto de construcción de la biblioteca.
“En obras de esta magnitud se unen los gobiernos federal, estatal y municipal; la dirección general de bibliotecas de CONACULTA norma y rige los parámetros de diseño, además de donar equipo necesario para poner a funcionar la biblioteca; Gobierno del estado rige el proyecto en la cuestión económica, además de hacer la gestión ante el Congreso, mientras que el gobierno municipal hace la donación de los terrenos”, explicó la funcionaria.
Faltan menos de dos años para finalizar este sexenio y la construcción de la biblioteca se perfila para ser la última meta por cumplir en el área cultural, añadió.
—¿Y qué sientes ahora que la biblioteca ya no está ahí? —se le preguntó a Héctor David, uno de los muchos usuarios de la Gilberto Owen.
—Creo que le quitaron mucha credibilidad en el tema de cultura, creo que cualquier estado que se digne de decirse autónomo, soberano, culto o civilizado, necesita tener una biblioteca central. Realmente nunca debieron moverla de ahí, en mi opinión esa galería, por la que quitaron la biblioteca, está de más. No entiendo el motivo de su existencia, no es que nos sobren galerías, pero tenemos más galerías que bibliotecas, ese lugar era perfecto.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 984
05 de diciembre del 2021
GALERÍA
Barbados se convierte en República y se despide del mandato de Isabel ii
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.