Parkinson, prevalente e incurable enfermedad

Parkinson

“Evitar el sedentarismo, tener actividad física (aeróbica, de elasticidad, Tai-chi, yoga, bicicleta fija), alimentación balanceada y dormir bien, además de evitar el consumo de alcohol y tabaco”.

El Parkinson es una enfermedad degenerativa del cerebro asociada a complicaciones motoras, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). En México es el segundo padecimiento neurodegenerativo más frecuente, se estima una prevalencia de 50 casos por cada 100 mil habitantes, de acuerdo con el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN).

En los últimos años la enfermedad ha ido en aumento; en 2021, en México había cerca de 200 mil personas con la enfermedad, de acuerdo con un informe del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); mientras que un reporte de la Clínica de Parkinson de Movimiento del INNN “Manuel Suárez” señala que en el país hay cerca de 500 mil personas de entre 45 y 60 años con la enfermedad.

Según el INNN, el Parkinson “se da cuando las células nerviosas que producen dopamina (neurotransmisor más importante del sistema nervioso central), mueren o se deterioran, lo que trae como consecuencia que exista un deterioro de la conducta motora del cuerpo, reflejándose en la disminución de movilidad”.

Factores de riesgo

Datos de la OMS indican que esta enfermedad puede presentarse tanto en hombres como en mujeres, aunque, afecta más a los hombres siendo este un factor de riesgo, mientras que el principal es la edad.
Hasta el momento las causas de la enfermedad son desconocidas, “varios estudios han demostrado que puede deberse factores ambientales como los plaguicidas, la contaminación atmosférica y los disolventes industriales podrían aumentar el riesgo de padecer Parkinson”, señala la OMS.

Sintomatología

En el Día Mundial del Parkinson, celebrado el 11 de abril, el Inapam detalló cuáles son los típicos síntomas de la enfermedad, al señalar que inician gradualmente. Algunos de estos síntomas son:

• Temblor de reposo: frecuentemente es el síntoma inicial, comienza en una extremidad y después se generaliza en todo el cuerpo.

• Rigidez de músculos: es otra de las primeras manifestaciones que se presentan. Los músculos están rígidos y poco flexibles.

• Lentitud de movimientos: los movimientos se hacen muy lentos, ocasionando que la persona se tarde el doble de tiempo o más en realizar actividades de la vida diaria, por sencillas que éstas sean.

“Otros síntomas que se pueden presentar son: trastornos de la marcha, trastornos del equilibrio, sialorrea (exceso de saliva), inexpresividad facial, habla lenta y depresión”.

Además de los síntomas relacionados con el movimiento, el Parkinson “puede causar depresión, ansiedad, deterioro cognitivo, dificultad para dormir, alucinaciones y pérdida del olfato”, apuntan los especialistas.

Detección

No hay una prueba específica para diagnosticar la enfermedad de Parkinson. Un médico capacitado en afecciones del sistema nervioso (neurólogo) diagnosticará la enfermedad de Parkinson con base en tus antecedentes médicos, una revisión de los signos y síntomas, una exploración física y una evaluación neurológica, aunque también puede llegar a ser diagnosticada por profesionales de la salud no especializados.

“El diagnóstico clínico del Parkinson no sólo lo pueden establecer los neurólogos, sino también los trabajadores de la salud no especializados”, afirma la OMS.

En ocasiones, diagnosticar esta enfermedad lleva algo de tiempo. Es posible que los servicios médicos recomienden citas de seguimiento con neurólogos capacitados en trastornos del movimiento para evaluar la afección y los síntomas con el tiempo, a fin de diagnosticar la enfermedad de Parkinson de manera más certera.

Prevención

Luis Delgado Reyes de la Facultad de Medicina de la UNAM, recalcó en el marco del Día Mundial del Parkinson que es muy importante la prevención, por lo que recomienda “evitar el sedentarismo, tener actividad física (aeróbica, de elasticidad, Tai-chi, yoga, bicicleta fija), alimentación balanceada y dormir bien, además de evitar el consumo de alcohol y tabaco”.

Expertos señalan que, aunque el Parkinson “es una enfermedad incurable”, hay herramientas farmacológicas y no farmacológicas que pueden mejorar el estilo de vida del paciente, “se puede evitar la discapacidad y lograr que la persona sea independiente y productiva”.

Artículo publicado el 16 de abril de 2023 en la edición 1055 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1115
GALERÍA
Agentes de la Sedena, FGR y GN, aseguraron seis vehículos, así como sustancias químicas, en un inmueble de la colonia Progreso, al sur de Culiacán.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.