Grupo Arhe, ‘limpiando’ la imagen

LOS HERMANOS ARELLANO. Limpiando la imagen.

El empresario mazatleco Juan José Arellano Hernández contrató a la empresa española Eliminalia para borrar notas negativas de Internet

En 2017, Juan José Arellano Hernández, presidente del Consejo de Administración de Grupo Arhe, contrató los servicios de la empresa española Eliminalia, para tratar de borrar de Internet decenas de notas negativas sobre él y su hermano Erick Ernesto, así como de sus empresas, publicadas por diferentes medios de comunicación y portales.

La información se incluye en el reportaje “Las artimañas de Eliminalia para limpiar la imagen de políticos, empresarios y criminales”, publicado el pasado viernes por el periodista de Proceso, Mathieu Tourliere, y el cual forma parte de la investigación “StoryKillers” (Asesinos de historias) coordinada por Forbidden Stories y 29 medios internacionales.

En el texto realizado a partir de 50 mil documentos internos filtrados de la compañía española, se señala que más de 100 políticos, empresarios, contratistas de Pemex, prestanombres de gobernadores corruptos, estafadores y empresas, le pagaron 857 mil 752 euros a Eliminalia para borrar notas incómodas, o al menos manipular los algoritmos de buscadores de internet para esconderlas.

ELIMINALIA. La empresa.

La compañía española ofrece servicios para “limpiar” la imagen de sus clientes, a través de “prácticas poco éticas e ilegales como el uso de fake news, granjas de bots, amenazas y presiones a medios y proveedores de servicios”, señala Proceso.

Entre los clientes que solicitaron los servicios de la compañía con sede en Barcelona, se menciona al líder sindical y exsenador de Morena, Pedro Haces Barba, el exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira, el titular del DIF en el sexenio de Enrique Peña Nieto y oficial mayor de la Procuraduría General de la República (PGR) en la gestión de Marisela Morales Ibáñez, Antonio de Jesús Naime Libien, así como una empresa involucrada en los sobornos de Odebrecht.

La base de datos incluye cerca de 28 mil vínculos que dirigen hacia publicaciones que la empresa trató de desaparecer para sus clientes que también se ubican en otros países.

La solicitud de los Arellano Hernández

En un documento interno de Eliminalia, fechado el 14 de septiembre de 2017 en Barcelona, Juan José Arellano Hernández envió un listado de alrededor de 50 links de notas de medios locales, de otros estados y nacionales, que solicita sean eliminados.

“Se enumeran las siguientes páginas Web para los que se faculta el ejercicio de los derechos citados ampliándose a todas las publicaciones que se efectúen de los mismos”, se señala en la parte superior del documento marcado como “Anexo 1”, y que lleva el logo de Eliminalia.

La mayoría de las notas a las que hace alusión Arellano Hernández fueron publicadas entre 2015 y 2017, y están relacionadas con el bloqueo de cuentas bancarias de empresas del grupo Arhe por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Dicho bloqueo fue solicitado a la CNBV por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), a partir de una investigación del manejo y operación de las empresas de los hermanos Arellano Hernández, que van desde los giros de la construcción, gasolineras, arrendadoras de autos, hoteles, productoras de concreto, fábrica de uniformes deportivos, consultoras, financieras, equipos de beisbol, entre otras.

LA SOLICITUD.

Las publicaciones señalan que la UIF investigaba a las empresas de Grupo Arhe por sospecha de “lavado de dinero”, por lo que solicitó el bloqueo de las cuentas bancarias a la CNBV, el primero en 2015 y el segundo en 2016, y se aclara que hasta ese momento no había ninguna evidencia de que los recursos fueran de procedencia ilícita.

Ante el bloqueo de las cuentas empresariales, señalan las publicaciones y columnas de medios como El Economista, Proceso, SDP Noticias, Vanguardia, El Siglo de Torreón, El Siglo de Durango, La Jornada, Zócalo, así como diarios y portales locales como Noroeste, Reporte Naranja, Ojo Público Mazatlán, estaba en riesgo la participación de los equipos de beisbol Leones de Yucatán y Vaqueros de Unión Laguna, propiedad de los hermanos Arellano Hernández, en la temporada 2017 de la Liga Mexicana del Pacífico, debido a la falta de liquidez de los mazatlecos.

En el listado enviado por Juan José Arellano, éste solicita eliminar la publicación de Ríodoce titulada “La reputación del empresario”, fechada el 31 de mayo de 2015, y en la que el periodista Cayetano Osuna señala que fue demandado por el empresario mazatleco por “daño moral”.

La demanda está relacionada con una publicación de 2013, en la que la exesposa del presidente de Grupo Arhe lo acusó de haber “comprado” a las autoridades estatales y municipales para despojarla de sus dos hijos.

Juan José Arellano Hernández negó las acusaciones en su contra, argumentando que estas le causaron “daño moral, al alterar profundamente mi honor, integridad, reputación y la consideración que de mí tienen los demás” y lo llevaron a ser removido de su cargo como presidente del consejo de UPC“a causa de la mala publicidad ocasionada por las mentiras de los demandados, dejando de percibir un ingreso de 80 mil mensuales…”.

Proceso señala que para tratar de borrar las notas solicitadas por los Arellano Hernández, Eliminalia utilizaría una cuenta de correo electrónico, a través de la cual se escribía directamente a la plataforma de alojamiento de la nota en Cloudfare, alegando una presunta violación a las leyes mexicanas.

En el caso de la nota de Ríodoce, Eliminalia ofrece dos opciones de Google para buscar borrarla. En una viene un formulario para solicitar que la publicación sea eliminada a partir de una “infracción de propiedad intelectual”. En la segunda, se señala que en caso de haber encontrado contenido ilegal en su país, pero ningún formulario es el adecuado, se puede utilizar otra vía para enviar la reclamación.

En esta última opción, se pide identificar las URL exactas del contenido en cuestión y explicar detalladamente por qué cree que ese contenido es ilegal.

En el recuadro que el solicitante debe llenar para argumentar su petición, se señaló que el artículo publicado por Ríodoce “afecta mi vida personal y afecta a mi honor. El contenido de este articulo no es actual y no tiene ningún sentido.”

Si Grupo Arhe intentó borrar la publicación de Ríodoce, no lo logró, ya que esta aún se encuentra disponible en las búsquedas de Google.

En una rápida revisión del listado de los links de las publicaciones que los Arellano Hernández solicitaron fueran borradas de Internet, se encontró que algunas ya no se encuentran disponibles, como: https://eleconomista.com.mx/deportes/2017/03/06/duenos-leones-vaqueros-investigados-lavado, http://yucatan.com.mx/deportes/acusados-pero-limpios, http://www.vanguardia.com.mx/articulo/peligra-un-equipo-coahuilense-en-la-lmb.

PUBLICACIONES ELIMINADAS.

En otros casos sí están, pero las direcciones fueron modificadas y en un tercer grupo, los portales ya no existen.

El periodista Mathieu Tourliere señala que la técnica para solicitar directamente a las plataformas de alojamiento de sitios de Internet el retiro de las notas, Eliminalia las ha utilizado en diferentes ocasiones.

“Lo hizo, por ejemplo, para los empresarios de casinos Marco Antonio Ayala Anzaldúa, Antonio Ochoa Garza y Valdemar Ibarra Cavazos, dueños de la empresa Comercializadora de Entretenimiento de Chihuahua, quienes contrataron a Eliminalia para borrar o desindexar notas sobre casinos ilegales, y para retirar notas sobre el asesinato del abogado Eliseo Martínez Elizondo –también vinculado con la empresa–, que ocurrió en abril de 2013”.

La firma española, añade la investigación, utiliza también las fallas en la Ley de Derechos de Autor de la Era Digital de Estados Unidos (DMCA) o sus equivalentes de otros países, aprobadas a finales de los años 90 para luchar contra las plataformas de intercambio de contenidos pirateados.

Su estrategia consiste en copiar la nota que quieren borrar, la reproducen en otro sitio de Internet y le ponen una fecha anterior a la original. Posteriormente se comunican con el proveedor de servicios y denuncian que la nota original es un plagio y que infringe los derechos de autor, por lo que piden su remoción.

“Aprovechan que los servicios de hosting de buena parte de las páginas de Internet en México, entre ellas los medios digitales, están en Estados Unidos, y utilizan estos artilugios para remover contenido de interés público generando un efecto sensor brutal; la información desaparece del ecosistema digital y resulta prácticamente imposible combatirlo, porque implica litigar en Estados Unidos y esto es muy costoso”, señaló a Proceso Leopoldo Maldonado, director general de Artículo 19 en México.

Además, otro método utilizado por Eliminalia es obligar a los medios o sitios a retirar notas. La más sencilla consiste en comunicarse con los medios para pedirles que eliminen la nota, a veces con un amago de presentar una demanda.

Actualmente Eliminalia tiene más de 2 mil clientes en el mundo, varios de ellos vinculados con organizaciones criminales o condenados por delitos graves, añade el reportaje.

Entre los clientes mexicanos se señalan también a los exgobernadores Javier Duarte de Ochoa, en Veracruz, y Francisco Javier Cabeza de Vaca, en Tamaulipas, así como personajes polémicos como el empresario Joaquín Leal Jiménez, vinculado con esquemas de tráfico de petróleo con Venezuela y sancionado en 2019 por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, o Maclovio Esteban Yáñez Mondragón, exejecutivo de Pemex y ahora contratista de la petrolera con su empresa Sepec Oilfield Services.

Además aparecen varios estafadores como José Luis Zubiate Nava, cuya empresa Grupo Marzuz ha sido señalada en múltiples espacios por presuntos fraudes a sus clientes, o el defraudador Juan Miguel Aguirre Rodríguez, detenido en Argentina en 2014, así como una vasta gama de empresarios que buscaron la eliminación de notas sobre evasión de impuestos, daños ecológicos o clausuras administrativas.

También figuran presuntos delincuentes como Ángel Rodolfo Sarmiento Ahumada, detenido en 2015 por la extinta PGR, que lo acusó de ser un operador financiero de los Beltrán Leyva, o Francisco Javier Morlet Pérez, un hombre capturado en 2009 junto con dos empleados de Pemex, acusado de trabajar para Los Zetas.

Artículo publicado el 19 de febrero de 2023 en la edición 1047 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.