Depresión post pandemia

Depresión 59

El uso de dispositivos y su influencia en el desarrollo de la depresión

La depresión es una enfermedad muy común pero grave, que interfiere con la vida diaria, con la incapacidad de trabajar, dormir, estudiar, comer y disfrutar de la vida, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La sicóloga clínica, Lucero López Puerta, señala que el trastorno depresivo “tiene muchísimos años estando entre las personas, y lo que refieren los pacientes es que es una tristeza que no se va, que se queda”.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN) la depresión se presenta por diferentes factores como: biológicos (hormonas, neurotransmisores), sociales (pobreza, falta de empleo, marginación) y la historia infantil (cuando se ha enseñado una baja autoestima).

Existen también factores de riesgo que llevan a la depresión, estos son: el consumo de sustancias como el alcohol y diversos tipos de drogas; violencia, bajo nivel socio económico, ruptura de relaciones y la pérdida de un ser querido, entre otros acontecimientos de la vida, destaca López Puerta.

LUCERO LÓPEZ.

La especialista en salud mental agrega que cualquier persona puede desarrollar un trastorno depresivo, el cual de no ser tratado adecuadamente puede llevar a quien lo padece a quitarse la vida; “tanto hombres como mujeres pueden tener depresión”, aunque, señala que “hay un factor de género que tiene que ver con el ser hombre, porque no se les enseñó a hablar de los problemas y de las emociones, o de tener miedo”.

La depresión, indica la sicóloga, se asocia con algunas alteraciones del comportamiento, “las personas con depresión empiezan a dirigirse a las otras de manera diferente, hay una disminución de actividades (dejan de hacer cosas que les eran placenteras); alteraciones en el pensamiento, baja energía, pérdida de apetito, trastorno del sueño” y una tristeza persistente.

El DSM-V (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) clasifica a la depresión según los síntomas: trastorno depresivo mayor, distimia y otros trastornos depresivos no específicos o no especificados.

Depresión post pandemia

La llegada de la pandemia por el COVID-19 en 2020 “destapó los malestares emocionales que muchas personas ya tenían”, agrega la maestra en sicología clínica, “por el aislamiento social y el temor a ser infectados”.

De esta forma las personas empezaron a vivir a través de los dispositivos móviles, “si bien es cierto que nos facilitaron el poder estudiar, aprender y estar cerca de las personas con las que no podíamos compartir”, lo que llevó su uso al extremo, siendo la principal herramienta para mantenerse en contacto con las demás personas.

Lo anterior junto con el estrés diario del Home Office y las clases en línea, influyó para que la calidad de la interacción familiar se viera afectada; “y al encontrarse distraídos en los dispositivos aumentó el uso inadecuado de los teléfonos inteligentes e internet; adicción a los dispositivos, ansiedad y depresión”.

“Al no poder tratar ese estrés, algunas personas no lograron continuar con las clases en línea”, destaca; ya que “no nos enseñaron cómo afrontar ese estrés”.

Asegura que los casos de depresión aumentaron ante la pandemia, “porque el ser humano necesita tener contacto con otros seres humanos” al ser seres sociales.

“A partir de la pandemia las personas empezaron a buscar más ayuda sicológica”, lo que demuestra que “está habiendo un desbordamiento de trastornos mentales, en específico de la depresión.

Destaca que existen factores de protección, entre los que se encuentran: que la persona tenga capacidad o habilidades para afrontar situaciones de estrés, tener redes de apoyo, buenos hábitos alimenticios, de sueño, y actividad física.

Según el último reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en septiembre pasado, en 2021 se registraron 8 mil 351 fallecimientos por lesiones autoinflingidas en el país, 6.5 por cada 100 mil habitantes.

En México el suicidio significa la cuarta causa de muerte en personas de 15 a 29 años, de las cuales los hombres son el grupo con más riesgo, representando una tasa de 16.2 por cada 100 mil hombres entre esas edades.

La depresión es una enfermedad real, que se debe atender; hay que hablar de lo que sentimos, y pedir ayuda.

Artículo publicado el 18 de diciembre de 2022 en la edición 1038 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.