ASE estrenará ‘nuevos dientes’ al realizar auditoría forense

emma felix-ase

La facultad de realizar auditorías forenses se otorgó a la ASE dentro de un paquete de reformas para acelerar los tiempos de fiscalización de las cuentas públicas

La Auditoría Superior del Estado (ASE) estrenará nuevas facultades con mayores posibilidades de investigación en la fiscalización de los recursos públicos, entre ellas realizar auditorías forenses para irse años atrás.

¿Habrá más de alguno que no podrá dormir tranquilo?, se le cuestiona a Emma Félix Rivera, titular de la ASE.

“Lo que pasa es que no quieren creer… porque yo tengo muchos años en esto, y en el Tribunal también, creen que no pasa nada, pero sí pasa”, advierte quien fue también magistrada del Tribunal de Contencioso Administrativo, hoy Tribunal de Justicia Administrativa.

La facultad de realizar auditorías forenses se otorgó a la ASE dentro de un paquete de reformas al marco legal para acelerar los tiempos de fiscalización de las cuentas públicas.

Recuerda que cuando le cuestionaban con la frase “no pasa nada” en las comparecencias ante la anterior Legislatura, siempre hizo saber a los diputados que había temas en los que no podía fiscalizar a menos que tuviese facultades para la realización de auditorías forense.

La Auditoría Superior de la Federación está a la vanguardia en auditoría forense con la utilización incluso de robots que trabajan día y noche y que han permitido redes en el tema de empresas factureras. La ASE ha hecho los primeros contactos con la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en esta materia, lo mismo con su homóloga de Sonora.

La auditora explica cómo bajo estos procedimientos ha sido posible irse a toda una telaraña increíble en un tema. “Como por ejemplo, el mismo socio de acá, es del acá, y acá, y el que está relacionado es o compadre, amigo o pariente, o el mismo titular”.

En las investigaciones en las cuales la ASE no pudo ahondar en auditorías específicas, fue el caso de fideicomisos desaparecidos, en donde se excusó que no era posible realizar una fiscalización, no podrán hacer el análisis en retroactivo, sino que deberá en todos los casos mediar una nueva solicitud específica.

La realización de una auditoría forense será una de las reformas que no podrán realizar de inmediato, pero existe la posibilidad de que sea en enero del siguiente año porque la ASE requiere equipo tecnológico y que previamente la Auditoría Superior de la Federación capacite al personal que participará, el cual será integrado en la nueva área. Incluso también por parte de la Comisión de Fiscalización del Congreso del Estado se está preparando para integrar personal y equipo en la Unidad Técnica de Evaluación de reciente creación.

En el paquete de reformas se integró la mayor velocidad en la revisión de las cuentas públicas, ya que no será al tercer año, sino que iniciará al año siguiente de la conclusión.

Para la auditora las reformas hacen más fuerte a la ASE y contribuyen a eliminar la sospecha de que no se están haciendo las cosas bien, el “no pasa nada”.

“Yo les he dicho mucho a ellos, no es lo que yo quiera, por ejemplo muchos diputados desde las 63 (Legislatura): es que a mí me gustaría… no se trata de que le gustaría a usted”, sostiene porque se trata de una tarea de estado en donde las individualidades no se dan.

Menciona que también le han dicho: “Ahora hay un tema que yo quiero proponer, que yo como diputado yo traigo esta idea, aquí está, ya la desarrollé, así se puede hacer. Esto es muy diferente.”

-¿Es incomprendida la tarea por parte de los diputados?

-Total, con nadie queda uno bien, responde y recuerda que precisamente el titular de la Auditoría Superior de la Federación se refirió en un encuentro que su labor es incomprendida.

-¿No es el papel de villana?

-No pasa esto en relación con el Congreso, más bien somos ogros para los entes, ellos sufren con nosotros.

-¿Dan muchos dolores de cabeza?

-Si le preguntas a un ente te va a decir que prefieren a la Auditoría Superior de la Federación que a la ASE.

Cuando se le cuestiona a la auditora sobre la aplicación real del nuevo marco legal que tendrá ahora la ASE, asegura que las reformas no quedarán solamente en letra en los documentos, como será el hecho de acortar los tiempos para la fiscalización de la cuentas públicas.

La reducción de los plazos llevará también a que las consecuencias jurídicas sean más agiles y efectivas para evitar que caduquen.

Aunque no es posible todavía lograr realizar una auditoría en tiempo real por la limitante tecnológica de algunos municipios, las reformas, entre las que se incluye la facultad de realizar la auditoría forense, augura, evitará que sigan repitiendo acciones en el tiempo, que se descubra y se atienda.

Es posible, sostiene, empezar a cambiar, a que sean cosas del pasado cómo se manejan los recursos, cómo se administran y qué hacen los funcionarios. Que se entienda esta parte, es un antes y un después, concluye la auditora.

“Yo soy de la idea de que responsabilizando es como vamos a entender todos que sí pasan las cosas, si no se imponen responsabilidades a quien comete una infracción, nadie cree que se van a imponer, tienen que imponerse para que entendamos que pasa”.

¿Cómo se acelerará la fiscalización?

-Las Cuentas Públicas deberán presentarse a más tardar el 31 de marzo del año siguiente al ejercicio fiscal correspondiente.

-La entrega del Informe General e Informes Individuales de la revisión y fiscalización de las Cuentas Públicas por parte de la ASE al Congreso del Estado será a más tardar el 31 de agosto del año de la presentación de las Cuentas Públicas, y no al 20 de febrero del año siguiente.

-La ASE enviará a las entidades fiscalizadas el informe individual que contenga las acciones y recomendaciones a más tardar dentro de un plazo de ocho días naturales siguientes a cuando se haya entregado al Congreso del Estado, en lugar de los 10 días naturales, y dichas entidades deberán solventar en un plazo de hasta 20 días naturales, en lugar de los hasta 30 días hábiles.

-La comparecencia de la titular de la ASE deberá darse en un plazo no mayor a 20 días hábiles y no menor a 10 días naturales posteriores a la presentación de los informes, no entre 20 y 30 días naturales.

-La ASE deberá hacer un pronunciamiento respecto a las respuestas emitidas por las entidades fiscalizadas en un plazo de 30 días hábiles, contados a partir de su recepción, en lugar de los 120 días hábiles.

-La ASE deberá emitir un informe final integral sobre el estado que guardan las solventaciones y entregarlo a la Comisión de Fiscalización a más tardar el 1 de noviembre del año de la presentación de la Cuenta Pública.

-Se podrá a funcionar un buzón digital para la recepción de documentación.

Artículo publicado el 21 de agosto de 2022 en la edición 1021 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1115
GALERÍA
Agentes de la Sedena, FGR y GN, aseguraron seis vehículos, así como sustancias químicas, en un inmueble de la colonia Progreso, al sur de Culiacán.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.