viernes, mayo 27, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Los ‘Chapitos’

FOTO ALTARES 986

Parece que a partir de la semana pasada empezó a cambiar un poco la narrativa de la lucha contra el narcotráfico en nuestro país. El acuerdo bilateral signado por México y los Estados Unidos es un elemento nuevo en el análisis del tema y ya, más concretamente, la orden ejecutiva firmada por el presidente de aquel país, Joe Biden, con la cual pretende fortalecer la lucha contra las organizaciones transnacionales del crimen, que incluyen algunas de las que operan en México.

En dicha orden aparecen como organizaciones a perseguir, los grupos guerrerenses Guerreros Unidos y Los Rojos, dos bandas que derivaron del clan de los hermanos Beltrán Leyva, una vez que su líder, Marcos Arturo Beltrán, fue masacrado el 16 de diciembre de 2009 por fuerzas federales.

Pero lo más relevante, sin duda, es la inclusión en la lista de los más buscados, recompensas de por medio, de cuatro hijos de Joaquín Guzmán Loera, quienes encabezan —por lo menos tres de ellos— la organización que heredaron de su padre cuando éste fue extraditado.

Iván Archivaldo Guzmán Salazar, Jesús Alfredo Guzmán Salazar, Ovidio Guzmán López y Joaquín Guzmán López viven, a partir de este hecho, una nueva etapa en su vida criminal. Y si ya eran una de las organizaciones más aguerridas —herencia de su padre, sin duda—, ahora invertirán muchos más recursos financieros en dos rubros: uno, pertrecharse con hombres, logística y armas para enfrentar a grupos enemigos y al propio gobierno y, dos, en la corrupción de mandos del gobierno, sobre todo de las fuerzas armadas.

Ha pasado siempre en todos los temas, en el migratorio y el tráfico de personas que conlleva, en el de las drogas, en los fiscales… el gobierno aprieta y los servicios se encarecen. Ahora los acuerdos gubernamentales con estos grupos subirán de precio pero se seguirán dando. Siempre ha sido así y esta nueva estrategia de los gobiernos de México y los Estados Unidos no cambiará los esquemas de corrupción que han permitido que el narcotráfico haya crecido a las dimensiones que tenemos ahora.

No hay que esperar que mañana vengan por Los Chapitos y se los lleven. O que se dé por hecho que si se arma un operativo para capturar a alguno de ellos se va armar otro “culiacanazo”. No se piense que son imbatibles. Por el contrario, son tan falibles que en un operativo pésimamente planeado lograron atrapar a uno de ellos, Ovidio, aquel octubre de 2019. Ya la reacción de su hermano y el desenlace, son otra cosa.

Un pecado que arrastran Los Chapitos es haber retado al gobierno como lo hicieron aquella vez. Andrés Manuel, el presidente, no tomó esto ni como un agravio personal —a pesar de que él tomó la decisión de que soltaran a Ovidio— ni como un agravio al Estado y por eso, a más de dos años de que ocurrieron los hechos, no pasó absolutamente nada. Por el contrario, los Guzmán se han fortalecido al grado de que ya, desde hace rato, le disputan poder y territorios a un viejo aliado de su padre, casi hermano: el Mayo. Pero el hecho está allí, como una marca indeleble sobre todo para los militares, aunque anden ahora muy ocupados haciendo aeropuertos y bancos del bienestar, y transportando vacunas anticovid.

La orden ejecutiva del líder político más poderoso de la tierra por supuesto que representa presión para el gobierno mexicano por más que éste pretenda minimizarla. Andrés Manuel ha mantenido durante la primera mitad de su mandato una política que privilegia los “abrazos” en vez de combatir al crimen organizado pero esto no ha funcionado y, por el contrario, ha dejado manos sueltas a los cárteles de la droga, lo cual ha redundado en que se ha multiplicado la producción de opiáceos y opioides que están matando a decenas de miles de estadunidenses al año, lo cual ha encendido alarmas en aquel país. Gran culpa de esa desgracia, dicen los gringos, es de Los Chapitos, que producen y trasiegan toneladas y toneladas de drogas al mercado norteamericano, causando estragos en los consumidores.

Bola y cadena

EL PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL hizo como que desdeñaba el boletín del gobierno norteamericano para perseguir a Los Chapitos, pero no hay que hacerle mucho caso. Se acaba de firmar el nuevo acuerdo de seguridad entre ambos países—Entendimiento Bicentenario, se llama y sustituye a la que se llamó Iniciativa Mérida—y uno de sus ejes centrales es la protección de las poblaciones de los dos países contra el impacto de las drogas; otro es el desmantelamiento de las redes criminales, el combate al lavado de dinero producto de las drogas y el fortalecimiento de los cuerpos de seguridad. Y no es cierto que la captura de delincuentes correspondería solo a México. Siempre, de algún modo, han estado los gringos y ahora no será diferente por muy soberano que quiera verse ante sus seguidores.

Sentido contrario

TIENEN RAZÓN LO MORENISTAS DEL CONGRESO estatal cuando afirman que la ASE llevó a juicio a varios funcionarios de la administración de Mario López Valdez, pero hasta ahora no ha puesto a nadie del gobierno de Quirino Ordaz, a pesar de haber emitido tantas observaciones a sus cuentas. Sabe si lo dirán solo para quedar bien con el respetable público, porque ellos mismos aprobaron las cuentas del mazatleco. ¿Alguien lo entiende?

Humo negro

NO ES MALA IDEA TOMAR estos días para detenernos un poquito y reflexionar sobre los que hemos hecho, lo que hemos sido, cómo hemos actuado ante los retos, lo que demanda nuestra atención, ante los que tenemos cerca y queremos y nos quieren; si podemos mejorar y cómo hacerlo. Ha sido un año muy duro para todos. Salvo aquellos que se han hecho más millonarios con la pandemia, el resto perdimos algo o a alguien. Algunos a muchos. Ha sido un año muy doloroso, pero hay que seguir caminando y, si se puede, volar. Feliz Navidad para todos y un año nuevo lleno de frutos dulces, de dicha y de fortuna.

Artículo publicado el 19 de diciembre de 2021 en la edición 986 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1008
22 de mayo del 2022
GALERÍA
Elementos de la Policía Estatal Preventiva y del Ejército detuvieron a cuatro personas y aseguraron siete vehículos y nueve armas en zonas rurales de Culiacán
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.