julio 25, 2021 12:29 PM

Gobierno de burla y simulación, acusa mujer policía en Ahome

DIGNORA VALDEZ. Protesta puntual.

Llegó como colegial, con un libro bajo el brazo. Apenas saludó a los presentes. Su sentido del humor agrio no se suavizó, y la pesadez de su persona tampoco se hizo más ligera. Pero ellos, soportaban eso y más. Por eso fueron convocados para estar allí, bajo una carpa.

Era el martes 13 de julio, “Día del Policía”, que se festejaba con una misa a destiempo en Los Mochis, ofrenda floral a policías caídos en el deber, otros en accidentes y muchos más de causa natural; incluso era ocasión para honrar a los que fallecieron infectados de SARS-COV-2.

Por eso estaban allí.

Jóvenes muchos de ellos, escasos veteranos los menos. Varones los más, mujeres las menos.

De entre ellas, Rosario Dignora Valdez López ocupó un asiento en primera fila, justo enfrente de la palestra, a unos pasos del atril, donde el presidente municipal Billy Chapman daría su discurso. Llevaba una consigna: revelar que este es el peor gobierno municipal, uno de mentira, de simulación, burlesco y misógino.

Paciente, escuchó todo, y nada la movió de su lugar, pero cuando el alcalde comenzó con su arenga, ella se levantó, sacó tres cartulinas que llevaba en brazos. Dos pegó en el atril y una la mostró a la concurrencia que, impávida y silenciosa, observa todo desde el sillerío.

Ella tampoco se alteró. Continuó con su protesta. Nadie la inquirió, a excepción de tres pares de ojos incendiarios. Los del propio alcalde, que esta vez no hizo aspavientos, pues ya comprendió que con las funcionarias que se ha metido siempre pierde, allí están las dos sentencias que por violencia de género lo convirtieron en el primer alcalde convicto de Sinaloa y será también uno de los diputados federales que ostente condena; los del secretario, Moisés Cadena Orozco, que parecían salirse de sus cuencas y los del panista venido a menos y ahora ungido como secretario particular, Rosario Buelna Beltrán. (Este pasó de mandadero a agresor pues en un desplante de quien sabe qué arrancó las cartulinas de protesta).

Mientras tanto, su jefe, el repudiado alcalde Chapman no detuvo su discurso que durante los tres años repitió sin dar un solo dato de prueba: empresarios rapaces, corruptos, gobiernos antecesores ladrones, de malos funcionarios, vividores del erario, mientras él impoluto, diáfano, letrado, casi divino, elegido como mesías político por un pueblo puro y sabio, harto del abuso del poder, que hizo lo impensable, lo imposible para beneficiar a los electores con el erario: desviarlo hacia el gasto no prioritario con la ayuda de sus colaboradores, incluso que enfrentó la pandemia de COVID-19 como ningún otro gobernante pues se atrevió a gastar en ella el dinero público.

Y cuando entró al tema, se apoyó en números: dijo que en el 2011 no hubo aumentos salariales a los policías, 2013 y 2014 fue del 5 por ciento pasando al 6 por ciento en el 2015 y llegando al 7 por ciento en el 2016, y en el 2018 se cerró con un 7.5 por ciento. Pero en su primer año de ejercicio, con base a esfuerzos inauditos, lo incremento al 10 por ciento, manteniéndolo en el 2020, pero que en el 2021 lo disminuyó al 7 por ciento.

Eso no era su culpa, sino del virus SARS-COV-2 que apareció durante su periodo; pese a ello, se preocupó por la educación de los policías y gastó 3.5 millones de pesos en 102 agentes que causaron la licenciatura en derecho, que adquirió 112 patrullas y compró uniformes, que nadie quiere por corrientes, municiones, que hasta ahora no han llegado y armas que para nada sirven si no traen balas…

Luego, Chapman bajo de su pedestal y saludó de mano a los gendarmes, a excepción de Rosario Dignora, rompiendo el protocolo sanitario.

Concluido, la mujer policía denunció que el municipio de Ahome viola flagrantemente el decreto 645 que otorga beneficios como vivienda al policía, porque ese derecho es letra muerta, pago de horas extras por la jornada electoral del 6 de junio fue escamoteado; la Comisión de Honor y Justicia está siendo desmantelada poco a poco porque se le redujo la responsabilidad en la asignación de grados mediante concurso, y las mujeres siguen invisibles otorgándoles comisiones en las que no deciden, sino que ejecutan decisiones superiores.

Y peor aún, los incrementos salariales son insuficientes para cubrir los gastos de los policías durante el trabajo cotidiano.

Afirmó que el cabildo es parte de la confabulación armada para ignorar los reclamos sociales porque, sencillamente, Ignoran las gestiones que son archivadas.

Una de ellas, afirmó, tiene que ver con ejercitar al policía en instalaciones deportivas ya existentes.

“Este es un gobierno de burla y simulación”, resumió.

Alexis Anduaga López, director operativo de la Policía Municipal, dijo que la denuncia de Rosario Dignora es imprecisa porque las prestaciones se cumplen, y otras están en camino de resolverse, en tanto que a las mueres se les dio apertura, tan es así, que ellas eligen su propio mando, lo que no ocurre con los hombres, además de que se les incorporó a grupos tácticos, algo que no ocurría antes.

Artículo publicado el 18 de julio de 2021 en la edición 964 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 965
25 de julio del 2021
GALERÍA
Abanderados de México y apertura de juegos Olímpicos Tokio 2020 sin público
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.