jueves, agosto 5, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

La despenalización de la mariguana

MÉXICO, DF., 25FEBRERO2014.- Jóvenes de asociaciones civiles se reunieron frente a la sede del Senado de la República para demandar la legalización de la mariguana; pretenden que los legisladores abran las puertas legislativas, gubernamentales y mediáticas al debate, en el que participen los fumadores, sobre la despenalización del uso de la cannabis. En días pasados la Asamblea Legislativa del Distrito Federal recibió de parte de legisladores locales la propuesta de iniciativa para la legalización de la marihuana en el Distrito Federal. 
FOTO: RODOLFO ANGULO /CUARTOSCURO.COM

El lunes de la semana pasada el pleno de la SCJN aprobó una declaración de inconstitucionalidad de la ley que prohíbe el consumo de la mariguana con fines recreativos.

Con esta decisión de la máxima instancia del Poder Judicial, se cierra una etapa y se abre una nueva que habrá de legislar y reglamentar en la materia.

Esta decisión no fue del agrado del presidente López Obrador, porque a su juicio, va en contra de la “salud del pueblo” aun garantizando un derecho.

Lo que lo presenta como un conservador en un mundo que se abre a la despenalización del consumo de las llamadas “drogas blandas”.

Y eso nos remite a uno de sus referentes históricos, el general Lázaro Cárdenas, quién en 1940 despenalizó no sólo el consumo la mariguana sino también la cocaína y la heroína, incluso, puso en libertad a quien estaban presos por posesión de estás drogas pues estaba visto no como un problema delincuencial, sino de salud pública.

Sin embargo, este ejercicio de despenalización solo habría de durar seis meses por una causa rara como fue el estallido de la Segunda Guerra Mundial, dónde nuestro país, tendría un papel mínimo por no decir irrelevante.

Cárdenas lo hizo en el último año de su gobierno y como sabemos, ya estaban haciendo presentes las fuerzas conservadoras que impedirían que su alfil, el también general Francisco Mújica, fuera candidato del PRM a la presidencia de la República y, a cambio, fue el también general Manuel Ávila Camacho, quien en cuanto asumió el cargo, inició un proceso de contrarreforma que alcanzaría su momento más estelar durante el gobierno de Miguel Alemán.

No obstante, queda en la memoria colectiva esta decisión de Estado que se puso en marcha con la emisión del Reglamento Federal de Toxicomanías que permitiría que los médicos pudieran recetar narcóticos a los adictos y estos comprarlas en las farmacias autorizadas.

Obviamente una decisión de este tipo tenía sus bemoles por la vecindad con el principal consumidor de drogas del mundo: Estados Unidos de Norteamérica, que, en 1914, había prohibido el consumo de las llamadas drogas heroicas, lo que provocó que se abriera un nicho de mercado para los primeros narcotraficantes mexicanos que operaban con la anuencia de los gobernadores del norte del país (Luis Astorga, dixit).

Pero, también, que los heroinómanos gringos viajaran a México a consumir y surtirse de drogas ilegales en su país.

Esto, quizá, finalmente es lo que podría explicar la cancelación del Reglamento de marras y nuevamente la prohibición del consumo de drogas.

Sin embargo, las drogas, se necesitaban no solo con fines recreativos sino médicos, recordemos, que en esos años la humanidad estaba sacudida por la guerra y las drogas cada vez serían más necesarias, especialmente, cuando estalla la guerra de Corea el 25 de junio de 1950 en la península de Corea y está duraría tres años, 1 mes, dos días con el resultado de más 3 millones de muertes.

De esa época hay una historia que alguna vez documentó Eduardo Valle Espinoza, el Búho, siendo funcionario de la PGR, en un artículo que, si no me falla la memoria, publicó en el diario El Día y donde revelaba la existencia de un acuerdo secreto entre el gobierno mexicano y el estadounidense que consistía en que se cultivaría amapola en el llamado Triángulo Dorado y su derivado la goma de opio se procesaría, para luego ser enviada al campo de batalla.

Este acuerdo secreto nunca se reconoció, pero, según el Búho, el documento se encuentra en la biblioteca del Departamento de Estado del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica.

Y el resto es parte de nuestra historia.

Las plantas de amapola se quedaron en la Sierra Madre Occidental y surgió la segunda generación de narcotraficantes que empezaron a procesar la goma de opio y llevarla por tren a la frontera norte según narró Manuel Lazcano Ochoa en sus memorias, donde se vendía a narcotraficantes que luego la distribuían en las calles de las principales ciudades estadounidenses.

Es la época de los consumos de heroína entre los jazzistas John Coltrane, Charly Parker, Bird, Chet Parker o el celebrado escritor yonky,William S. Burroughs, patriarca de la generación beat.

En fin, lo que hoy resuelve la SCJN, sin duda, es un avance en materia de derechos para quienes son consumidores de cannabis y han tenido problemas con la justicia, sin embargo, habrá que ver como queda la letra chiquita de la reglamentación y será, entonces, que sabremos cuáles son los verdaderos alcances de esta legislación que hoy muchos festejan mientras otros se enojan.

Artículo publicado el 04 de julio de 2021 en la edición 962 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 966
01 de agosto del 2021
GALERÍA
Fuertes incendios forestales en Turquía, al menos ocho muertos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.