mayo 6, 2021 11:24 PM

Tras la pandemia, México es más obeso

GULA obesidad

Estudio registró un aumento de peso a nivel mundial, México es el país que más kilos subió

 

El aviso de confinamiento de hace un año activó el modo de supervivencia en nosotros, nos hizo pensar que era prudente acaparar productos de primera necesidad, como alimentos enlatados, papel higiénico y sanitizantes en general. De cierto modo este acaparamiento era extraño y chusco, pero no del todo condenable; no sabíamos a qué nos enfrentábamos ni por cuánto tiempo. Al pasar de los meses, esa primera reacción a la llegada de la pandemia quedó en unos cuantos memes.

Lo que poco hicimos fue prepararnos para estar encerrados. Entendiendo las necesidades básicas humanas comimos y descansamos como pocas veces; aprendimos nuevas habilidades tecnológicas; y a lidiar con los niños día y noche, y extrañar la escuela, su escuela. Pero no nos preparamos para el inherente sedentarismo de una pandemia global.

La liberación de un reciente estudio destaca que los mexicanos subimos un promedio de 8.5 kilos en el último año. Parte de este trágico resultado tiene que ver con los hábitos que ya teníamos, pero maximizados por la poca capacidad de convivir con nosotros mismos en el encierro sin sabotear nuestra salud.

La alimentación cómoda y la falta de movimiento fueron causas claves del aumento de peso a nivel mundial. Una causa añadida es el exceso en el consumo de alimentos en relación con cuadros de depresión y ansiedad, padecimientos frecuentes en el periodo pandémico.

La investigación nombrada “Actions & Interventions for Weightloss”, desarrollada por la analista de mercados Ipsos incluyó 30 países dentro de los cuales México es primer lugar en obesidad pandémica con 8.5 kilos en promedio, le sigue Arabia Saudita con 8 kilos; Argentina con 7.9; y Perú con 7.7.

México ocupa el segundo lugar en obesidad adulta a nivel mundial y el primero en obesidad infantil. El 75.2 por ciento de la población tiene sobrepeso u obesidad, este indicador aumentó 3.9 puntos en seis años, según datos del Instituto Nacional de Salud Pública. Con ese ritmo se espera que para la siguiente Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) en 2024 estemos cerca del 80 por ciento.

El estudio reveló además que el 50 por ciento de los mexicanos mencionó el ejercicio como una buena práctica para buscar perder peso, pero solo el 31 por ciento consideraron hacer dieta o reducir la ingesta de alimentos con el mismo fin. En cambio, el 68 por ciento de los encuestados mencionó comer más sano, pero sin dieta, como su forma de combatir el sobrepeso. Dejar el alcohol no fue una opción: solo el 5 por ciento estuvo de acuerdo con ello.

 

Dieta occidental, parte de nuestro problema

Es evidente que tres de los cuatro países con mayor índice de aumento se encuentran en occidente, pero la tendencia se vuelve más clara cuando vemos que al final de la lista los países que menos aumentaron son todos de oriente. Hong Kong aumentó un promedio de 3.4 kilos; Japón 3.7; y Corea del Sur 4.3. Esto traza una amplia brecha entre la dieta occidental y otras dietas, como la oriental o la mediterránea.

Se conoce como dieta occidental al patrón de alimentación basado en carnes rojas de origen industrial, alimentos procesados, grasas saturadas, azúcares y una baja ingesta de fibra y vitaminas. Este tipo de dieta es propia de países en desarrollo, donde el acceso a la comida rápida es más común. Cadenas como Burger King, McDonald’s o Wendy’s, son algunas de las transnacionales que ofrecen este tipo de dieta.

Mantener una alimentación de esta naturaleza genera una respuesta inflamatoria en nuestro organismo que trae una serie de complicaciones y, además, en combinación con la poca movilidad, promueve la acumulación de grasa corporal y el aumento de peso.

 

Hay noción, pero poca acción 

Si bien el resultado del estudio no nos favorece, existe un dejo de noción en algunas de las respuestas de la encuesta, sobre todo en aquellas relacionadas a productos o ingredientes específicos.

Dejar el azúcar fue algo que el 68 por ciento de los mexicanos identificó como una manera de reducir peso. Así mismo consumir menos bebidas azucaradas fue una medida que el 40 por ciento consideró como buena; la opinión media de todos los países fue de 38 por ciento. Erradicar los productos procesados de la dieta en aras de perder peso y mejorar la salud fue considerado por el 39 por ciento de los mexicanos, ocho puntos por encima de la media del estudio.

Esto puede considerarse como un buen indicio de que la información está llegando a la población, y abre la posibilidad de en un futuro enfocar las campañas a la acción, la ejecución.

Artículo publicado el 25 de abril de 2021 en la edición 952 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 953
02 de mayo del 2021
GALERÍA
Colapsa puente de la línea 12 del metro de CdMX, al menos 23 muertos y decenas de heridos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.