abril 11, 2021 3:03 AM

Llegan las lluvias y las obras hidráulicas no se concluyeron en Culiacán

OBRA HIDRÁULICA. A prueba.

Un pequeño hilo de agua corre por el fondo del arroyo del Piojo. Apenas hace ruido, pero corre. Al fondo la lama y maleza se van formando. Chayito señala al fondo y recuerda la inundación que dejó en septiembre de 2018 la depresión tropical 19-E.

Lea: Mazatlán bajo el agua y con la mira puesta en un nuevo malecón https://bit.ly/2OkOajI

“El arroyo siempre está así. Nunca ha dejado de correr el agua. Hay un problema muy grande que viene desde arriba, entonces no sé por qué las autoridades no han puesto atención porque aquí vivimos en un foco de infección”, explica.

Pero esa es la menor de las preocupaciones. Con la llegada de las lluvias la preocupación en toda la zona de la colonia 6 de Enero y otras aledañas como los Mezcales, Lombardo Toledano y las Cucas, las familias temen perder todo otra vez.

La obra será puesta a prueba. La ejecutó Gobierno del Estado con inversión de 104 millones 405 mil 264 pesos a través de PRECASIN, organismo público descentralizado señalado de opacidad y de administrar recursos a discreción.

La obra dio inicio la mañana del 16 de enero de 2019 con la construcción de un subcolector pluvial subterráneo que desfogará el cauce del arroyo del Piojo, y a un año y medio, está prácticamente lista para su inauguración, según reveló el secretario de Obras Públicas, Osbaldo López Angulo, quien señaló que la obra, efectuada con recursos propios, vendrá a mitigar el histórico problema que se vive en la zona desde muchos años atrás.

“Esa obra ya está terminada al 100 por ciento, está lista para operar para lo que fue diseñada y creada, y efectivamente fue ejecutada por PRECASIN debido a la emergencia que se suscitó en 2018 y lo que te puedo decir es que ya está terminada”, dijo.

La obra de desfogue, según la ficha técnica, se construyó por la calle profesor Antonio Serrano en la colonia Lombardo Toledano, en el tramo desde la calle Mar Caspio atravesando la colonia las Cucas y los Mezcales hasta descargar en el margen izquierdo del río Humaya.

“Si recordarás tuvimos aquellas lamentables pérdidas de vidas humanas con las inundaciones del 2018 y a raíz de esos sucesos salió la situación de hacer el subcolector para quitarle gasto a la conducción del arroyo del Piojo, estamos considerando que le vamos a quitar al menos un 35 por ciento del gasto”, añadió.

Pero los pormenores de la obra no son públicos. PRECASIN se la adjudicó, no hubo convocatoria de por medio ni un contrato y sus anexos debido a que fue una administración directa.

Pero esos son datos y expectativas. La realidad es que la gente ha padecido pérdida tras pérdida. La muestra es la calle Rey Gaspar en la colonia 6 de Enero. El domicilio de doña Rosa, una de las mujeres fallecidas en las inundaciones del 19 de septiembre de 2018 está abandonado.

Casas ubicadas sobre esa vía al pie del arroyo tienen en su fachada letreros de “se vende”. A la vuelta, una parte del revestimiento del arroyo está derrumbado y algunas otras áreas carecen de barandales. La obra, según Chayito, será puesta a prueba antes que temprano.

“Por lo pronto nosotros ya estamos subiendo cosas al segundo piso para no perderlo todo otra vez, muchacho. Ahí no nos hicieron caso, no recuerdo qué autoridades vinieron, hicimos un plantoncito ahí y se comprometieron que iban a arreglar ahí en Concepción Ocaranza y Juan de la Barrera, que se lo comió el agua”, añade.

La historia se repite pero al poniente, hacia el río Culiacán. Vecinos de Valle Alto, Villas del Río y toda el área que comprende Bacurimí y su dren comenzaron con los nervios que desde 2013 les genera esta época. La calma viene con el argumento de una inversión de 150 millones de pesos.

“Esta obra por situaciones técnicas de CONAGUA porque todos los asuntos estos lo valida la dependencia, la obra forzosamente tiene que arrancar de aguas abajo a aguas arriba, desde el río Culiacán hacia aguas arriba”, explica el secretario de Obras.

La acotación viene porque vecinos se quejan de que, el área de mayor influencia del dren o arroyo es en Bacurimí donde convergen Villas del Río, Valle Alto y Avellaneda. Ahí todo es de tierra, apenas unas partes con concreto y la limpieza la realizan de vez en cuando pero nada que evidencie un 75 por ciento de avance que gobierno del estado presume.

La explicación es que el área de mayor influencia es hacia Álamo Grande, zona donde el agua no alcanzaba a desfogarse. En esa zona se construyen además otros grandes fraccionamientos, hecho que no vendría a desfogar mayor carga de agua al canal.

“Qué es lo que pasa, no es que falte ese 25 (por ciento), esa obra tenlo por seguro que va a ser de gran beneficio para esta temporada de lluvias porque gran parte del problema se originaba hasta antes de llegar al río Culiacán. Tenlo por seguro que con todo lo que se está haciendo va a ser suficiente para esos fraccionamientos que se están incorporando”, explicó Osbaldo López.

La obra es de 1.1 kilómetros que incluye la ampliación de tres puentes y al cierre de esta edición el avance reportado es de 7.95 kilómetros, con una mezcla de recursos provenientes en un 80 por ciento del fondo metropolitano y el resto con inversión estatal.

El proceso de licitación LO 925004998-E8-2019 fue ganado por la empresa Construcciones y Pavimentaciones Melo SA de CV y según explicó el secretario López Angulo, no habrá sobrecosto por las demoras presentadas por las lluvias en el pasado ya que esta debió concluirse el 1 de julio de este año.

Y la obra, a más de un año de iniciada, también será puesta a prueba.

Artículo publicado el 12 de julio de 2020 en la edición 911 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 949
04 de abril del 2021
GALERÍA
MÁS DE 90 MUERTOS Y DECENAS DE DESAPARECIDOS POR INUNDACIONES EN INDONESIA
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos