martes, diciembre 7, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

La herida sigue allí; sentencia contra el ‘Koala’ es solo un paso

koala

Casi tres años después del asesinato del periodista y fundador de Ríodoce, Javier Valdez, uno de los autores materiales del homicidio fue sentenciado.

Lea: La orden de asesinar a Javier Valdez vino del clan Dámaso https://bit.ly/2HjCtHm

Heriberto Picos Barraza, el Koala, aceptó su responsabilidad y recibió una sentencia reducida de 14 años ocho meses de prisión.

El otro imputado, Juan Francisco Picos Barrueta, el Quillo, rechazó la propuesta de condena de 20 años 8 meses por aceptar la responsabilidad. Quería una sentencia igual a la de el Koala.

Durante más de seis horas, en una audiencia celebrada en el Centro de Justicia Penal Federal de Culiacán, el jueves se resolvió el caso del Koala.

La audiencia estaba programada como intermedia pero se cambió a procedimiento abreviado tras la solicitud del Koala.

La audiencia intermedia debía realizarse en diciembre de 2018 y por diversas solicitudes de la defensa se estuvo difiriendo durante más de un año.

Picos Barraza, según la Fiscalía conducía el vehículo Versa en el que viajaban el Quillo y el tercer involucrado, Luis Ildefonso Sánchez Romero, el Diablo, asesinado en Sonora.

El Fiscal Fernando Baeza explicó que para establecer la pena se consideró el grado de participación que tuvo, que no tiene antecedentes penales y no ha sido beneficiado con alguna forma de terminación anticipada anteriormente.

La Feadle aplicó la pena mínima del delito de homicidio de 22 años y le redujo un tercio.

—¿Admite su responsabilidad en el hecho que la Ley señala como delito de homicidio cometido con premeditación y ventaja en contra de quien en vida llevara por nombre Javier Arturo Valdez Cárdenas?—, preguntó el Juez Édgar Rafael Juárez Amador.

—Sí—, contestó el Koala.

—¿Acepta que se le dicte sentencia?

—Sí

—¿Acepta la pena?

—Sí

Previamente el Koala había manifestado que renunciaba a su derecho a un juicio oral.

En la sentencia, como reparación del daño, que será cubierta por la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, se estableció el pago de 50 mil 268 pesos por gastos de inhumación, 9 millones por indemnización y 3.9 millones por daño moral.

El Juez preguntó a la esposa de Javier, Griselda Triana, si estaba de acuerdo con la sentencia y la reparación del daño y contestó que “no hay nada que repare el daño que nos provocaron, pero sí estoy de acuerdo”.

Tras corroborar que se cumplían con los requisitos para el procedimiento abreviado, que la pena se ajustaba a los lineamientos legales y no había oposición del imputado ni de la víctima indirecta, el Juez aprobó el procedimiento.

“Señor Heriberto Picos Barraza, usted ha sido encontrado penalmente responsable”, dijo el Juez al dictar el fallo.

El Koala fue detenido desde el 23 de abril de 2018 en Tijuana y trasladado al Centro Federal de Readaptación Social de Guasave.

Desde que inició la audiencia, el Quillo manifestó su rechazo a un procedimiento abreviado.

Su abogado, Miguel Rochín, dijo que la Feadle hace algunos meses les propuso una condena de 14 años, igual que a el Koala, si aceptaba su responsabilidad.

Después, aumentó la pena a 18 años y antes de la audiencia a 20 años ocho meses de cárcel, dijo.

“No es conveniente la pena, el imputado no está de acuerdo”, expresó.

El Fiscal explicó que la pena de el Quillo es mayor a la de el Koala por el grado de participación que tuvo, tiene una sentencia condenatoria de 4 años ocho meses por portación de armas en Mexicali y otro proceso penal abierto por portación de armas, en Mazatlán.

Por esos motivos, detalló, no podían aplicar una reducción mayor a la pena.

En la audiencia, los fiscales dijeron al Quillo que podían reconsiderar la condena propuesta, pero solo sí aceptaba rendir una declaración sobre la participación de el Minilic como autor intelectual.

El Quillo volteó a ver a los fiscales, frunció el ceño y empezó a negar con la cabeza; y a través de su abogado respondió que no y se irá a juicio oral.

EL ‘QUILLO’.

El próximo 25 de marzo se llevará a cabo la audiencia intermedia del proceso del Quillo, en la que se darán a conocer las pruebas que presentarán la Fiscalía y la defensa durante el juicio oral.

En la acusación formal que presentó la Feadle por escrito, pide que en el juicio se imponga al Quillo una condena de 50 años.

Durante la audiencia del jueves, la Fiscalía dio a conocer las pruebas con las que contaba para acusar al Koala.

Entre ellas, se encuentran dos testimonios que fueron recabados apenas el 15 enero pasado.

Ambos declararon que Dámaso López Serrano, el Minilic, les ofreció aventarse el “jale” de matar al periodista por 100 mil pesos y subir a un puesto de confianza en la estructura del grupo criminal, pero ambos se negaron.

Uno de ellos dijo que el Minilic llevaba el dinero en efectivo en una maleta y en otra llevaba armas.

Cuando se negaron el Minilic les dijo “pinche culón”, “bueno para nada”, “no me sirven” y que le diría al Quillo y al Koala porque ellos “son gente arreada” y “ellos sí se animan””.

Los otros testimonios son los de un primo de los imputados a quien el Quillo le confesó que habían asesinado al periodista por que publicó una nota que no le gustó “a la gente de Eldorado” y le mostró una pistola con la imagen de el Licenciado y el Minilic, en las cachas, que recibió como pago.

Otro de los testimonios es el de la pareja sentimental del Diablo, quien tras participar en un tiroteo le dijo que necesitaba desahogarse porque a lo mejor era la última vez que se verían y confesó que junto con el Quillo y el Koala había asesinado al periodista.

Según la testigo, el Diablo también le dio a conocer que trabajaban para el Minilic en Eldorado y que el Quillo era el patrón que mandaba a todos.

La Feadle también presentó llamadas telefónicas que intervinieron a el Koala, cuando estaba en Tijuana, después del asesinato.

En una de ella, un hombre le dice que su primo los había puesto y que la policía los andaba buscando.

“El pendejo habló todo, fue el que los puso a todos, a ti, de todos habló el hijo de su chingada madre”, dijo el hombre al Koala.

El Koala respondió que no había problema porque ya lo habían parado policías como cinco veces y no le había salido nada.

La Fiscalía también tiene fotografías del Koala portando un fusil AR-15  en el automóvil Versa color gris, que usaron el día del asesinato.

Los fiscales explicaron que el homicidio fue cometido con premeditación porque estuvo planeado ya que los responsables siguieron a Javier desde que salió de las instalaciones de Ríodoce y tenían definida la ruta para escapar.

“No fue espontáneo ni impulsivo. Obedecían a una planeación previa. Hicieron un seguimiento de la víctima y huyeron por una ruta determinada, usaron guantes para no dejar huellas. Estuvo premeditado para asegurarse del homicidio”, expresó.

Abundó que el homicidio estuvo agravado con ventaja porque participaron más de dos personas por lo que Javier era superado en número y no podía repeler la agresión.

En la audiencia la esposa de Javier, Griselda Triana dijo que “no hay nada que pueda pagar, ni habrá una sentencia suficiente.

“Habrá un poco de justicia pero no habrá verdad, eso es una deuda que queda para nosotros su familia”.

 

 

Falta el ‘Minilic’

Por el asesinato de Javier Valdez, falta llevar ante un Juez a la pieza principal: el Minilic.

Lea: El ‘Minilic’ habría ordenado asesinato de Javier Valdez; ordenan su detención https://bit.ly/3aSRGeW

Dámaso López Serrano está acusado de ser el autor intelectual del crimen.

El 24 de enero pasado un Juez Federal con sede en Culiacán libró la orden de aprehensión en su contra.

El hijo de Dámaso López Núñez, el Licenciado, se encuentra preso en Estados Unidos sujeto a proceso a penal.

El abogado de la organización Propuesta Cívica y representante de la familia de Javier en el proceso penal, dijo que la extradición de el Minilic será un proceso tardado.

El presunto autor intelectual del asesinato de Javier es testigo protegido en Estados Unidos, señaló, por lo que para traerlo a México llevará a negociaciones largas entre el gobierno mexicano y el estadounidense.

“Nos parece muy importante que continúen con los esfuerzos para llegar a la autoría intelectual por parte del gobierno mexicano, sin embargo, independientemente de estos esfuerzos, la investigación sigue, la investigación tiene que aportar más datos para soportar esta orden de aprehensión ante un Juez para luego vincularlo a proceso”.

“Todo el proceso que se lleva aquí en México también se tiene que ver con el Minilic, pero eso también le implica a la Feadle repensar las maneras en las cuales están llevando los procesos porque es muy difícil llegar a la intelectualidad, no es imposible, pero tienen que replantear nuevas maneras y nuevos métodos para la investigación y que puedan sostener ante un juez de enjuiciamiento el caso de el Minilic“, dijo.

ORGANISMOS INTERNACIONALES. Presentes.

 

Es un avance pero falta conocer la verdad

La esposa de Javier Valdez y representantes de organizaciones civiles coincidieron en que la sentencia del Koala es un paso en la búsqueda de justicia pero falta el autor intelectual y conocer la verdad.

La esposa de Javier, Griselda Triana, consideró que la sentencia es un pequeño avance.

“En el caso de el Koala era el eslabón más débil de esta cadena de complicidades, yo no descalificaría la sentencia que se le otorgó ayer, si no más bien trato de verlo como un pequeño avance de la Fiscalía en el caso, no estamos contentos porque en una situación de este tipo nadie gana, todos perdemos”, dijo.

Mencionó que la condena deja una sensación agridulce porque por un lado aceptó su responsabilidad pero todavía falta sentenciar a otro autor material y al intelectual.

“La justicia no es plena porque aunque él acepta su participación no existe una confesión, él no confiesa que sucedió ese día, entonces para nosotros no hay justicia completa, hay una condena que considero es importante, que puede ser un primer paso y que esto va permitir que el juicio contra el otro imputado se tenga mucho más cuidado en la audiencia para que los argumentos de prueba que existen contra ellos se logre obtener otro tipo de sentencia”, dijo.

La representante en México de la organización Reporteros Sin Fronteras, Balbina Flores, reconoció el esfuerzo que hizo la Fiscalía para llegar a la sentencia de el Koala.

“Para nosotros este caso no está cerrado, queda todavía por investigarse a fondo la autoría intelectual, esa parte que hay que dejarla muy claro, esta no es una justicia plena mientras no estén sentenciados todos los responsables de la autoría material e intelectual del asesinato de Javier Valdez”, mencionó.

El defensor de derechos humanos, Óscar Loza Ochoa, consideró que esta sentencia es el primer paso en la búsqueda de la verdad.

Para que haya justicia plena, indicó, se debe conocer toda la verdad sobre los hechos.

El representante del Comité para la Protección de los Periodistas, Jan Albert Hootsen, coincidió en que habrá justicia completa cuando estén sentenciados todos los autores materiales e intelectual.

Artículo publicado el 1 de marzo de 2020 en la edición 892 del semanario Ríodoce. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 984
05 de diciembre del 2021
GALERÍA
Al menos 22 muertos dejó la erupción del volcán Semeru en Indonesia este fin de semana
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.