Glosa insustancial y politizada en el Congreso; funcionarios reparten culpas

comparecen

En un desfile de culpas a las decisiones del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador por recortar o desaparecer programas del sexenio anterior, se convirtió la prolongada jornada de comparecencias de funcionarios estatales con motivo de la glosa del Tercer Informe de Gobierno de Quirino Ordaz Coppel.

En contrapartida, el Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso del Estado hizo señalamientos a cada uno de los 12 secretarios y cinco directores de organismos descentralizados, a quienes puso bajo sospecha por deficiencias en el desempeño de su cargo y/o estar involucrados en actos de corrupción.

Lea: Las ‘cuentas alegres’ de Quirino en crecimiento económico https://bit.ly/37Doy8L

Mientras los diputados morenistas expresaron opiniones ásperas al desempeño y logros alcanzados por los funcionarios estatales, durante los nueve encuentros realizados a lo largo de un mes, el Grupo Parlamentario del PRI mantuvo su defensa a los logros alcanzados en el gobierno de Quirino Ordaz Coppel.

Además del reparto de culpas en que se convirtieron las comparecencias, la característica permanente que las distinguió fue la baja presencia de legisladores, quienes no superaron el 50 por ciento de la asistencia.

Desde su inicio, a finales de la primera quincena de enero, fue notoria la baja asistencia de diputados en el salón Constituyentes, en donde se alistaron para los legisladores dos hileras de lugares, pero quedaban la mitad vacíos. La poca asistencia de los diputados alcanzó niveles inferiores en el curso de las comparecencias ya que varios legisladores se retiraban antes de concluir.

En promedio cada comparecencia duró alrededor de tres horas. La convocatoria a funcionarios estatales a la glosa del informe de gobierno superó en número a legislaturas anteriores, pero no fue diferente en la baja asistencia de diputados.

La baja presencia de legisladores durante las comparecencias fue incluso un tema ventilado en la tribuna del Pleno del Congreso del Estado durante una de las sesiones del periodo ordinario. La presidenta de la Junta de Coordinación Política, Graciela Domínguez Nava, expresó en su momento que la Ley Orgánica del Congreso del Estado no prevé el pase de lista de los diputados asistentes a las comparecencias, como sí se contempla en el caso de las sesiones del Pleno, la Diputación Permanente y las reuniones de trabajo de las comisiones legislativas.

Al no establecerse expresamente como una obligación de los diputados asistir a las comparecencias, tampoco la Ley Orgánica contempla sanciones a los diputados que no asistieron a los trabajos de la glosa del informe de gobierno, un ejercicio que sí está señalado en el marco legal.

Del total de nueve comparecencias realizadas, la que estuvo marcada con tintes políticos e incluso de campaña fue en la que participaron los secretarios de Agricultura y Ganadería, Manuel Tarriba y Sergio Torres Félix, de Pesca y Acuacultura, y a la asistieron numerosos dirigentes campesinos de la CNC,CCI y el CAP.

Durante el encuentro con los diputados locales, el exalcalde de Culiacán,dejó de lado los números en la Secretaría de Pesca y Acuacultura que preside para pisar los terrenos abiertamente electorales.

Tenía 30 segundos el funcionario estatal para emitir una respuesta a una pregunta planteada por la diputada del PRI, Elba Margarita Inzunza, sobre la reducción del presupuesto federal a los campos pesqueros el Programa de Empleo Temporal. El escenario estaba puesto por la bancada del PRI para que el funcionario hablara las estrategias estatales para contrarrestar las disposiciones federales, pero prefirió orientar la respuesta a su trayectoria y planes políticos personales.

“Hace algunos años quise ser diputado federal y me quisieron hacer manita de cochi, no pudieron y fui diputado federal. Hace unos años quise ser presidente municipal, me quisieron hacer manita de cochi, no pudieron y fui presidente municipal. Hace poco alcé la mano para el 21 y vamos bien. Eso es para que vean los contextos, pisamos callos, intereses, pero eso a mí no me preocupa, yo estoy concentrado en ayudar y hacer cosas siempre”, expresó Torres Félix.

La respuesta motivó que la diputada del PRI, Cecilia Moreno, quien tenía su cargo la conducción de la comparecencia, pidiera al funcionario estatal se abocara al tema, pero el  funcionario estatal continuó con el tono electoral.

“Hay gente concentrada en querernos descarrilar, desde aquí les digo que no les tengo miedo, y no nos vamos a dejar. Vamos pa delante, pese a quien le pese, le duela a quien le duela, vamos para adelante”, mientras que la diputada priísta le pedía con insistencia con todo respeto que se concentrara en el punto de la pregunta.

La titular de la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuentas, Guadalupe Yan Rubio, tuvo la poca fortuna de que coincidiera su comparecencia  con la ventilación de un pretendido acuerdo entre el entonces secretario de Finanzas de Quirino Ordaz, Carlos Ortega Carricarte, con su homónimo  el gobierno de Mario López Valdez, Armando Villarreal, de tan solo dos millones de pesos para saldar un desvío de fondos de 260 millones de pesos.

Estoy segura que “debe tener una respuesta técnica”, dijo en encuentro con los diputados, ante quienes la gran mayoría de respuesta fueron leídas de sus notas, previamente preparadas.

Al secretario de Obras Públicas, le tocó abrir la jornada de comparecencias. Fue el primero es estar colocado por los diputados locales de Morena en el banquillo de los acusados por la inversión pública del gobierno estatal en el edificio Homex y estadios deportivos, además de el funcionamiento de Precasin. Ahí el funcionario justificó que su secretaría es simplemente una instancia ejecutora de obras públicas.

Casi dos semanas antes de ser relevado en su puesto como Secretario de Administración y Finanzas del gobierno estatal, a Carlos Ortega Carricarte, le tocó en el Congreso del Estado ser cuestionado por los diputados de Morena por los adeudos millonarios al Instituto Estatal de Pensiones, el desfalco a ISSSTESIN  la poca transparencia en inversiones y el no ejercicio de los recursos etiquetados para la presa Santa María.

Entre los adjetivos más singulares expresadas durante las comparecencias fue el vertido por el presidente de la Comisión de Fiscalización, Marco Antonio Zazueta Zazueta, al titular de SEPyC Juan Mejía López, a quien llamó “secretario farandulero”, luego de presentarle denuncias sobre nepotismo de Francisco Frías director de ICATSIN.

Mejía López, quien fue de los pocos funcionarios que comparecieron que respondió puntual a cada pregunta de los diputados, dijo que no sabía de farándula y que de educación tenía que seguir aprendiendo.

Artículo publicado el 16 de febrero de 2020 en la edición 890 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1116
GALERÍA
Ríodoce presenta el suplemento cultural, Barco de Papel ⛵️, una publicación que de manera mensual reunirá a las distintas disciplinas artísticas
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.