abril 4, 2020 8:42 pm

Remodelación de Avenida Rafael Buelna de Mazatlán pudo contratarse a menor precio

calle rafael buelna

La obra de remodelación de la avenida Rafael Buelna en Mazatlán, que se inició la primera semana de enero con una inversión de 160 millones de pesos por el gobierno estatal, pudo contratarse a menor precio.

La afirmación forma parte del testimonio que emitió el testigo social Adrián Coppel Calvo, publicado en la página de Transparencia del Gobierno del Estado de Sinaloa.

El documento hace referencia a la licitación pública nacional estatal No028 OPPU-EST-LP-085-2019, sobre la reconstrucción, modernización y equipamiento urbano en la avenida Rafael Buelna, ubicada en la ciudad de Mazatlán.

En el recuento de sus observaciones, fechadas el 7 de enero de 2020, indica que de los 10 concursantes que se inscribieron en la licitación, fueron descalificados siete por insuficiente puntaje técnico y falta de algún elemento de documentación. Así quedaron solamente tres participantes que compitieron con su propuesta económica.

Aunque de los tres licitantes, ganó la propuesta más baja, la consideración del testigo social es que se pudo lograr un precio menor en la contratación de la obra si se hubiese tenido un mayor número de concursantes en la propuesta económica.

El testigo social observó que en el fallo emitido por el Comité Técnico Resolutivo de la licitación, no describió el criterio sustantivo por el cual se descontaron 13 puntos o más a seis participantes.

Coppel Calvó calificó como “irracionalmente estricta” la descalificación de los concursantes por incumplimiento de cierta documentación de la propuesta económica.

En el testimonio entregado por escrito a la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuenta, detalla que al revisar Compranet durante el periodo de apertura de la licitación y previo a 14 de noviembre de 2019, fecha límite para la presentación de propuestas técnicas, no estaban dados de alta el comprobante del modelo de contrato a precios unitarios, ni el catálogo de conceptos. Sólo estuvieron disponibles los documentos pasada la fecha señalada.

 

ADRIAN COPPEL CALVO. Los puntos y las íes.

Por lo anterior, el testigo social hace referencia que el proyecto arquitectónico y de ingeniería que se presentó en Compranet fue muy limitado, escaso y carente de elementos de información necesarios para que el licitante pueda calcular, planear, estimar y ejecutar una obra pactada sin contratiempos o importantes.

Como elementos de la insuficiente información, indicó que a los licitantes no se les proporcionó información sobre mecánica de suelos, arborización existente, marcaje sobre lo que debe cuidarse, trasladarse o removerse, y datos relativos a instalaciones subterráneas existentes.

En el apartado de recomendaciones, el testigo social, uno de los cinco registrados en el padrón de la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuentas, señaló que los funcionarios que componen el Comité Técnico Resolutivo deben transparentar en el fallo las razones exactas por las cuales descontaron puntos en la propuesta técnica de cada uno de los concursantes, explicando en cada caso el incumplimiento o descuento de cada punto.

Además, agregó, los funcionarios que componen el referido Comité debieron condonar con sentido común los incumplimientos mínimos o intrascendentes de documentación en propuestas tanto técnicas como económicas, para cumplir con su obligación constitucional de maximizar el aprovechamiento del recurso público de la competencia económica entre los participantes.

Desde el principio de la licitación, señaló, el Departamento de Concursos y Contratos debió dar de alta toda la información del proyecto, para con ello generar proyectos arquitectónicos y de ingeniería realmente completos  con todo el detalle necesario para que la obra pudiese ser ejecutada dentro de los tiempos, costos y calidad.

Y concluye que la Dirección del Departamento de Concursos y Contratos debió diseñar bases técnicas de licitación más sencillas con el objetivo de maximizar la cantidad de concursantes calificados y lograr con ello un menor precio, especialmente tratándose de obras de relativa sencillez de ejecución, como la remodelación de la avenida Rafael Buelna en Mazatlán.

Los trabajos de remodelación de la avenida fueron calificados por el gobernador Quirino Ordaz Coppel, durante acto el inaugural, como innovadora, incluyente y transformadora, que dará a Mazatlán una proyección relevante, por ser una vía de acceso a la zona turística de la ciudad.

Artículo publicado el 02 de febrero de 2020 en la edición 888 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 896
29 de marzo del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral