febrero 18, 2020 12:19 pm

Una columna de Navidad

feminicidio aleida

El asesinato del niño Guillermo, por el papá de su padrastro que se encargaba de cuidarlo. El crimen de Mariana, desaparecida por cinco días, y que se sumaba a las alertas de búsqueda de jovencitas de su misma edad. El feminicidio de Aleida Magaly, de 41 años, a quien mataron porque le reclamaba a su agresor por una relación con su hijastra que es menor de edad. El atentado contra Paul Velázquez, que desde sus redes sociales hace denuncias a servidores públicos, especialmente del Ayuntamiento de Ahome…

Es una pequeña parte de la temporada navideña en Sinaloa. Una violencia distinta a la que tiene difusión todos los días, y que suele normalizarse porque se atribuye al crimen organizado. A los negocios ilícitos.

Sinaloa tiene este 2019 una reducción en los homicidios por segundo año consecutivo, con una cuarta parte de casos menos que en 2018, para situarse de nuevo en menos de mil crímenes, que no pasaba desde 2015. Aunque a pesar de ese 27 por ciento de homicidios menos, en este año con respecto al pasado, son demasiados aun para presumir los resultados o hablar de una etapa diferente para el estado.

Todos los especialistas que investigan sobre el tema de la violencia, más allá de las redes de negocios ilícitos que provocan asesinatos y enfrentamientos en las calles, refieren desde hace tiempo que la violencia terminará por envolver a otros sectores de los núcleos sociales. Pasará de las organizaciones criminales y sus enfrentamientos en las calles, a las casas, a las familias, a la vida diaria. Eso está pasando en Sinaloa desde hace tiempo. No lo vemos, no queremos darnos cuenta.

Los casos del niño Guillermito, la jovencita Mariana, Aleida Magaly o Paúl Velázquez son los ejemplos recientes, no únicos. Esa contabilización mes a mes de los asesinatos, pensando en números y no en nombres (81 noviembre, 81 octubre, 84 septiembre…) es uno de los más graves errores que hemos cometido. Medios, autoridades y organismos sociales.

No les ponemos nombres a las víctimas, no son historias, los convertimos en números, estadística pura. Sumas que son restas.

Margen de error
(Guillermo) En la audiencia donde se vinculó a proceso a Saturnino, de 64 años, acusado de asesinar al niño Guillermo, de apenas 6 años, se explicó el recurrente maltrato de que era víctima el pequeño.

Quienes debían de cuidarlo lo golpeaban recurrentemente. El papá de su padrastro se encargaba todas las mañanas de su cuidado, mientras su mamá trabajaba. De acuerdo a los testimonios les pagaba a sus suegros mil pesos a la quincena por los cuidados. Todos los días el niño Guillermo refería los maltratos y golpes.

La última vez, la que provocó su muerte, lo lanzó contra una barda y se pegó en la cabeza. Los dictámenes periciales, mostrados en la audiencia, señalaron que presentaba lesiones añejas y nuevas.

¿Qué provoca que un hombre de 64 años agreda a un niño de solo 6?

Más que pasar por alto el asunto. Voltear la página. La historia de Guillermo no solo nos lastima, revela los corajes comprensibles, y muestra que la violencia entró a nuestras casas hace mucho tiempo. Aunque a veces nos volteemos a otro lado.

Mirilla
(Mariana) A Mariana la buscaron por cinco días. Desapareció el 11 de diciembre y su familia rápidamente solicitó una alerta para su búsqueda y compartió la fotografía en redes sociales por si alguien la había visto en las últimas horas.

El lunes por la mañana su familia insistía, pedían además a los medios de comunicación hablar sobre su desaparición. Apenas terminó la conferencia de prensa, se hablaba en las fuentes de la policía sobre la aparición de una persona asesinada en un camino de terracería. Una jovencita también. Resultaría ser Mariana.

Con apenas 17 años, estudiante de preparatoria, descrita por su familia con todo lo que cualquier niña de su generación comparte: alegría por la vida, amigos, deseos por continuar los estudios.

La historia de Mariana aún está incompleta. Solo se sabe hasta la noche del 11 de diciembre y la mañana del 16 de diciembre. ¿Qué pasó en esos cinco días?

Mariana se convirtió en la víctima de feminicidio número 44 en este 2019. Hay 43 historias que no hemos contado y había, al mismo tiempo que Mariana, otras cuatro alertas Amber activadas por menores de edad en condición de desaparecidos.

Primera cita
(Aleida Magaly) Aleida Magaly fue emboscada. El juez encontró indicios en una audiencia donde se narró que tres hombres la cercaron y se la llevaron. Después la mataron y abandonaron el cuerpo. Apareció el 19 de septiembre en el río Culiacán con dos impactos de bala.

Aleida Magaly, según la investigación presentada ante el juez, le había reclamado a una persona de nombre Jesús que era demasiado mayor para tener una relación con su hijastra, una jovencita menor de edad. En una fiesta donde coincidieron la emboscaron Jesús, Héctor y Manuel —los dos últimos vinculados a proceso y el primero se encuentra prófugo— y la asesinaron.

Deatrasalante
(Paúl) El caso del bloguero Paúl Velázquez atacado en Los Mochis es para encender todas las alertas posibles. En sus espacios en redes sociales, Velázquez se había convertido en un férreo crítico del Alcalde de Ahome, Guillermo Billy Chapman. Incluso en una conferencia mañanera, ante el propio Presidente López Obrador denunció algunas de sus acciones.

Que ahora resultara atacado por hombres armados, requiere de una investigación inmediata. Peor cuando apenas un día antes había sido amenazado por la Síndica Irma Delgado, quien le advirtió: “Te vamos a linchar”. Todo en medio de las disculpas públicas que el Alcalde ofreció a la Síndica Procuradora, sesión de cabildo que terminó en un desastre y pleitos.

La violencia verbal en la política pasó a violencia física. Y urge una investigación.

* Con información de Luis Fernando Nájera y Alejandro Monjardín incluida en esta edición (PUNTO)

Columna publicada el 22 de diciembre de 2019 en la edición 882 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 890
16 de febrero del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral