junio 23, 2021 9:50 AM

¿De qué acusan a los cuatro detenidos tras el doble asesinato en el Tres Ríos?

casa seguridad-residencial alameda (5)

Los cuatro detenidos tras el asesinato de dos hombres en el Desarrollo Urbano Tres Ríos fueron vinculados a proceso penal, pero por delitos relacionados con portación y posesión de armas.

Lea: Detenidos por doble asesinato en el Tres Ríos son presuntos miembros del Cártel de Sinaloa https://bit.ly/2wlWVRB

El día de la captura, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) dio a conocer que los detenidos podrían estar involucrados en el doble homicidio.

Ante el Juez, los detenidos no han sido señalados como posibles responsables de los asesinatos, sino acusados de posesión y portación de armas, posesión de cartuchos y cargadores, y de acopio de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército.

Las víctimas fueron asesinadas de más de 300 balazos alrededor de las 20:00 horas del pasado 21 de mayo, en el estacionamiento de una farmacia ubicada en el boulevar Enrique Sánchez Alonso y David Alfaro Siqueiros, en esta ciudad.

Una hora más tarde, a dos cuadras de ese lugar, por la calle José Clemente Orozco, la Policía Estatal Preventiva (PEP) detuvo a cuatro hombres armados.

En la continuación de audiencia inicial celebrada el martes 28 de mayo, se dio a conocer que los detenidos son Francisco Javier “C”, vecino de Nayarit; José Antonio “D”, Alejandro “V” y José María “R”, los tres originarios de Oaxaca.

Durante seis horas y media rindieron su declaración cinco de los agentes que participaron en la detención.

Los policías narraron que circulaban por el bpulevar Enrique Sánchez Alonso y al pasar por el cruce con la calle José Clemente Orozco, observaron un automóvil Toyota Corolla con las puertas abiertas, estacionado afuera de una casa.

Los policías se dirigieron hacia el vehículo y José Antonio bajó del lado del copiloto y empezó a golpear la puerta y a gritar “nos cayó la policía”; y del lado del chofer descendió José María, quien sacó una pistola calibre .45 que llevaba fajada y empezó a apuntar a los agentes.

La puerta de la vivienda fue abierta por Francisco Javier con un fusil automático con doble cargador y aditamento lanzagranadas en sus manos y por Alejandro, que portaba una pistola calibre 9 milímetros.

Los agentes exigieron “bájen las armas, tirénse al piso”, pero los individuos respondían “bájenle de huevos”, “abránse a la verga”.

Tres de los hombres se rindieron y bajaron las armas y José Antonio corrió por un pasillo lateral de la vivienda hacia el patio e intentó escapar por la parte trasera, pero resbaló y fue alcanzado por uno de los policías.

En el automóvil localizaron un fusil AK 47 en el asiento del copiloto; otro fusil del mismo calibre en el asiento trasero del lado del chofer y seis cargadores.

Los cuatro hombres fueron detenidos y alrededor de las 21:20 horas trasladados a las instalaciones de la delegación estatal de la Fiscalía General de la República (FGR).

La vivienda quedó resguardada por agentes de la PEP y la Policía Militar mientras el Juez libraba la orden de cateo.

Alrededor de las 22:00 horas del miércoles, llegó personal de la FGR con la orden e ingresaron al domicilio.

La SSPE dio a conocer que durante el cateo aseguraron una camioneta Van Express y una Cheyene, con blindaje artesanal. Además localizaron 3 mil 790 cartuchos, un fusil calibre 50, una lanzagranadas múltiple con capacidad para seis granadas, una ametralladora, siete granadas calibre 40 milímetros, dos granadas defensivas, tres armas largas AK 47, un arma corta, una cubeta poncha llantas, 90 cargadores de diversos calibres y un fusil Barret calibre 50.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juez la noche del jueves y el viernes 25 se celebró la audiencia inicial y el martes 28 la continuación, en la que el Juez determinó vincularlos a proceso penal y dictó prisión preventiva como medida cautelar.

Durante la audiencia solo se hizo mención del doble homicidio cometido en el estacionamiento de la farmacia, cuando se debatían las medidas cautelares.

El ministerio público dijo que debía dictarse prisión preventiva ya que los detenidos representaban un riesgo para la sociedad por el tipo de armas que les fueron aseguradas, como el aditamento lanzagrandas y el fusil calibre 50.

El defensor se opuso a la prisión preventiva y dijo que no representaban ningún riesgo, ya que las armas mencionadas por el ministerio público no las portaban en la calle sino que estaban dentro de una vivienda, la cual está en una zona tranquila que no es foco rojo de violencia.

El ministerio público respondió que momentos antes de la detención hubo un doble homicidio a dos cuadras de donde fueron capturados y aclaró que no estaba relacionando a los detenidos con los asesinatos y que hizo referencia a ese hecho delictivo porque el defensor manifestó que la zona no es un foco rojo.

La defensa señaló que el doble homicidio era un hecho aislado sin relación con los detenidos y pidió como medida cautelar la presentación periódica ante el Juzgado y una garantía económica, con la que seguirían el proceso en libertad.

El Juez consideró que esos delitos sí representan un riesgo para la sociedad y dictó prisión preventiva por lo que enfrentarán el proceso recluidos en el Centro Penitenciario Aguaruto.

La Fiscalía solicitó una prórroga de tres meses para concluir con las investigaciones y la defensa se opuso y sugirió dos meses.

El Juez dio dos meses para que terminen las indagatorias.

Artículo publicado el 2 de junio de 2019 en la edición 853 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Afectaciones como árboles caídos y cables de luz, tras el paso de la tormenta 'dolores' por México
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.