El ‘Quillo’, presunto homicida de Javier Valdez, enfrenta tercer proceso por portación de armas

El quillo

El líder de la célula que asesinó al periodista Javier Valdez, Juan Francisco N, apodado el Quillo, enfrenta un tercer proceso penal en su contra.

El Quillo tiene un proceso por el homicidio con premeditación y ventaja del fundador de Ríodoce; y otro en Mexicali por los delitos de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea y posesión de cartuchos de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

Lea: Cae el ‘Quillo’, líder de asesinos de Javier Valdez https://bit.ly/2ONwOdJ

El tercer proceso es por el decomiso de un arsenal, en el motel Xtasis, en Mazatlán, el 5 de julio de 2017.

Según la Procuraduría General de la República, las armas eran del grupo del Quillo y él estuvo ahí esa madrugada pero logró escapar cuando llegaron elementos de las policías Municipal y Estatal Preventiva.

De acuerdo con los datos de prueba presentados por el Ministerio Público en el Juzgado, en los días previos, un sicario alertó al Quillo que los hijos de Joaquín el Chapo Guzmán lo habían mandado asesinar, por lo que pudo salir de Eldorado. En esos días los Dámaso y los Chapitos estaban enfrentados.

El Quillo juntó a un grupo de hombres de su confianza, salieron de Eldorado la noche del 4 de julio rumbo a San Javier, San Ignacio.

Los delincuentes iban en dos vehículos, uno de ellos un Jetta blindado en el que viajaba el Quillo, por la carretera Internacional México 15 y a las 2:51 horas del 5 de julio ingresaron al motel Xtasis.

Según uno de los hombres del Quillo que declaró como testigo, el líder del grupo llegó al motel y andaba desesperado porque quienes viajaban en una camioneta Ram no ingresaban.

Luego, dijo, se dieron cuenta que entró una camioneta de la policía y el Quillo abrió el portón de la habitación, salió y volvió a entrar.

Después el Quillo y sus hombres abordaron el Jetta blindado y se dieron cuenta que agentes policiales tenían detenidos a sus compañeros de la camioneta Ram y tenían bloqueada la salida del motel.

Los delincuentes bajaron del automóvil y salieron caminando y el Quillo junto con otra persona se subió a un taxi que acababa de dejar a una persona en ese lugar y salieron del motel.

“Arribó una patrulla de la policía municipal percatándose usted de tal situación, saliendo de la habitación y abandonando la misma y algunos de sus compañeros, lo que hace a los demás acompañantes fueron interceptados por elementos de la Policía Municipal, quienes fueron puestos a disposición del Juez de Barandilla, esto, según registros que obran en la carpeta de investigación, por alterar el orden publico”, dijo el fiscal durante la audiencia inicial.

Los agentes decomisaron los dos vehículos y en el interior había un arsenal.

“Traían en dicho vehículo (Jetta blindado) usted y sus acompañantes, 18 armas de fuego largas, un lanzagranadas calibre 40 milímetros, 16 cargadores para arma de fuego calibre 7.62×39 milímetros, 452 cartuchos del mismo calibre, 14 cargadores para calibre .223 y 293 cartuchos calibre .223, que de acuerdo al dictamen en materia balística forense, es material bélico de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

“Usted y sus acompañantes venían en una caravana, con otra camioneta Dodge Ram, color arena y a bordo de esta cinco personas del sexo masculino, llevaban a bordo de dicha camioneta un arma de fuego calibre 7.62×39 milímetros, 13 cargadores para arma de fuego de ese mismo calibre, 295 cartuchos para arma de fuego de ese mismo calibre, 12 cargadores para arma calibre .223, 253 cargadores calibre .223, cuatro cargadores calibre 7.62×51, 76 cargadores calibre 7.62×51 milímetros”.

Lea: En caso Javier Valdez, vinculan al ‘Quillo’ a enfrentamiento con militares https://bit.ly/2Mtbw3J

Según los abogados defensores, cuando ocurrió el decomiso el Quillo se encontraba en Tijuana y Mexicali.

En la audiencia inicial declararon la esposa y la suegra del imputado, quienes aseguraron que en esos días vivían en Mexicali y él se dedicaba a reparar vehículos y a comprar piezas de carros que compraba en Tijuana y enviaba a Culiacán.

El Juez consideró que se reunían los requisitos para presumir la probable responsabilidad del Quillo en la comisión de los delitos por lo que lo vinculó a proceso.

La defensa del Quillo apeló el auto de vinculación y el 6 de julio pasado el magistrado del Tercer Tribunal Unitario lo ratificó y los abogados promovieron un amparo contra la determinación del magistrado.

El Primer Tribunal Unitario concedió el amparo y ordenó dejar insubsistente la resolución del Tercer Tribunal y volver a resolver.

El magistrado concedió el amparo debido a que el Tercer Tribunal resolvió el juicio con base en los discos que contienen las grabaciones de la audiencia inicial y la continuación de ésta, pero no estaban certificadas por la autoridad correspondiente.

Artículo publicado el 18 de noviembre de 2018 en la edición 825 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 851
12 de MAYO del 2019
COLUMNAS
OPINION
Ñacas y Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

DEPORTES