Política y futbol, el pobre balance

La estridencia de las campañas políticas y los alborotos de la llegada del mundial de futbol, forman un binomio de confusiones que me llevan a intentar una analogía de lo que nos acompaña desde siempre: la política y el futbol. Ambas acciones se confabulan, o mejor quiero decir, son aprovechadas por los gobernantes, de todos los países, para menguar en lo posible las fallas, o bien para reconformar los escasos aciertos. Ellos se adjudican los triunfos futboleros, pero todos sabemos que ellos no hicieron nada para ese logro.

En lo que refiere a nuestro país, el balance resulta sumamente pobre. En el aspecto político, los mexicanos reconocemos, y nos alienta recordar a los Presidentes Benito Juárez García, Lázaro Cárdenas del Río, Adolfo Ruiz Cortines y Adolfo López Mateos. Si tomamos en cuenta que desde 1824 a la fecha son 56 los que han ocupado la presidencia, y solo estos cuatro son reconocidos, pues el balance es como ya se dijo: pobre. En cuanto a los Gobernadores de Sinaloa la situación es todavía peor: de los 60 que han ocupado el puesto, sólo podemos aprobar a Eustaquio Buelna, Gabriel Leyva Velázquez y Alfonso Genaro Calderón Velarde. En cuanto al futbol, la Selección Mexicana, cada cuatro años muestra al mundo su ineficacia. Hasta el mundial del 2014 han sido una decepción. El pasado día 17 le ganaron por primera vez en toda la historia a Alemania, eso alienta, me daría gusto pasaran del quinto juego, pero lo dudo.

La historia no miente, si se toman la molestia de indagar, mucho me gustaría que alguien me dijera que estoy equivocado, que expusieran hechos relevantes que dignificaran a la inmensa mayoría de nuestros gobernantes que por su inmediatez, y peor aún, por atender más a sus ambiciones personales o de grupo, no atienden lo importante: proteger y alentar a la población con justicia, impulsar el desarrollo y mejorar los niveles de vida, en todo ello debe privar el amor patrio, cosa que tal parece ignoran que existe.

Por fortuna, la sociedad mexicana es noble, y son muchas las muestras que confirman que el sostenimiento del país se debe más a personas que desde sus trincheras luchan día a día por ellos y sus familias: maestros, empresarios, agricultores, industriales, médicos, enfermeras, investigadores, profesionistas, trabajadores, empleados, estudiantes, padres de familia, que han sacado la casta para enfrentar las recurrentes crisis que por causa de una insana dirección, la barca se tambalea. Por ejemplo, en el último terremoto, fue la sociedad la que tuvo que intervenir para auxiliar a los miles que sufrieron la tragedia. Los gobernantes sólo aprovecharon para tomarse la foto y confirmar una vez más su nula eficacia. Aún no atienden a miles de damnificados que todavía claman atención.

La política es una actividad noble, pero son pocos los que respetan ese espíritu, hemos tenido casos aquí en Sinaloa de hombres que sí han destacado como auténticos políticos:

Genaro Estrada (1887-1937, Mazatlán) en 1930 creó la “doctrina mexicana”, más conocida como “doctrina Estrada”, todavía vigente, la cual se manifiesta en contra de que los países decidan si un gobierno extranjero es legítimo o ilegítimo.

Juan de Dios Batiz (1890-1979, Sataya, Navolato) fundó en 1936 el Instituto Politécnico Nacional. Dr. Jesús Kumate Rodríguez (1924-2018, Mazatlán), médico militar que destacó por su entrega al servicio de la medicina y como investigador en infectología pediátrica, quien fue reconocido mundialmente por sus aciertos.

Desde siempre han sido los creadores de la literatura los que se han encargado de dejar testimonios de los aciertos y desaciertos de los personajes singulares. Joaquín Fernández de Lizardi (1776-1827) fundó el periódico “El pensador mexicano”, mismo que fue atacado por el virrey Fernando VII; siempre acosado nunca arrió banderas y en 1825 creó El periquillo sarniento, cuyas narrativas eran reclamos contra las barbaridades gubernamentales. Finalmente atacó con el periódico “La Quijotita y su prima”. Fue este periodista y escritor quien destacó en tiempos del proceso independentista.

De la época de la revolución, Martín Luis Guzmán (1887-1976) y Mariano Azuela (1873-1952) crearon la novela revolucionaria, narrativas impresionantes que todavía están vigentes. Guzmán, debido a sus trabajos periodísticos fue expatriado de 1924 a 1936; desde entonces, los malos políticos mexicanos han impuesto la condena a los periodistas de libre pensamiento: ¿Qué prefieres? Entierro o destierro. Durante aquella ausencia obligada escribió: El águila y la serpiente (1928) y La sombra del caudillo (1929). A su regreso al país: Memorias de Pancho Villa (1940) y Muertes históricas (1958). Los títulos muestran que no eran halagos para los hombres malos del poder.

El Dr. Mariano Azuela, quien colaboró con Pancho Villa como médico, escribió una estupenda novela: Los de abajo, en la que narra lo que vio en el movimiento de la Revolución Mexicana, por cierto, incluyó un pasaje que vivió en Culiacán.

Juan Rulfo (1917-1986), considerado el mejor narrador mexicano por su novela Pedro Páramo y en su impresionante compendio de cuentos El llano en llamas, nos describe con su muy peculiar estilo la manera de ser y desenvolverse de los hombres de la política, pero también de “los de abajo”, como refiere Azuela. Es la narrativa más rica y mejor lograda en cuanto a mostrar los sentimientos del pueblo mexicano.

Patricia Figueroa, maestra, periodista y escritora, el pasado día 15 nos sorprendió en el Centenario con un estupendo libro: Ética en tiempos de guerra y narcotráfico, producto de su exilio al que fue obligada por presiones gobiernistas. Regresa con esta obra lograda con mucho esfuerzo, muestra con soportes inflexibles la terrible realidad que vivimos en este país. Sí, debido a la ineficacia y maldad de los gobernantes, principalmente.

Las autoridades de este país, aún no atrapan a los que ordenaron la muerte de nuestro compañero y amigo Javier Valdez Cárdenas, por eso exigimos: ¡Justicia! ¡Justicia! ¡Justicia! para él y los más de 130 mil asesinados durante este sexenio.

*Autor de la novela La Selección —futbol—. Búscala en librerías: Educal, México y Gonvill.

Fuente de datos: Wikipedia.

Artículo publicado el 24 de junio de 2018 en la edición 804 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 856
23 de JUNIO del 2019
COLUMNAS
OPINION
Ñacas y Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

DEPORTES